viernes, 27 de agosto de 2010

COMO UN NIÑO

Disfrutando, pero de otra manera distinta. Recuerdo aquellas noches de adolescencia, con amigos de la calle, cuando bajábamos aquella corta aunque muy empinada cuesta hacia el Paseo de Linarejos. Eran los días previos al comienzo de la Feria de Linares. Feria que comienza el 27 de agosto, un día antes del Patrón de la ciudad, San Agustín. Sentados en los bancos, esperábamos pacientemente, conversando con el pesado aire de verano, a que pasara algún camión cargado de cualquier carrusel preparado para ser montado en el recinto ferial colindante al Paseo. Alguna noche descubríamos, con sorpresa, que ya habían instalado más carruseles (que no columpios) de los que esa noche esperábamos. Al final, el 27 llegaba, y la tarde, roja de calor, pasaba lentamente hasta que llegaba la hora de la cabalgata de inicio de la Feria. Más tarde tocaba ver todas las luces de las calles y del recinto ferial, las atracciones, las tombolas, los puestos de turron y las casetas. Todo se convierte en monotonía. Hoy, un 27 de agosto más, descubrí que el Paseo de Linarejos es distinto, que el recinto ferial es distinto, que la cabalgata es distinta, que el alumbrado es distinto y que los recuerdos son los mismos. Hay quien dirá que es la evolución de los tiempos, hay quien dirá que se ha producido un estancamiento. Fuera como fuese, el 27 de Agosto empieza mi feria, y aunque ya sepa lo que me voy a encontrar, si no estoy al menos un día, sería como dar un nuevo pasa atrás y reconocer que me han vuelto a dar jaque. Así que no pensé en nadie, y mochila a la espalda y cámara colgada del cuello, me fui, saludé a quien me saludó, estuve con quien quiso estar conmigo y lo más importante: fui feliz. Fui como un niño.

3 comentarios:

  1. Me alegra tanto leer que estás disfrutando de "tu" fiesta. Los seres humanos somos así de impredecibles: normalmente nos quejamos de una vida monótona, aburrida, lenta... y sin embargo, si nos arrebatan todas aquellas vivencias que nos remontan a un pasado feliz y conocido nos semeja que nos falta algo.

    ¿No había en tus ferias la manzana de caramelo o la nube de azúcar?

    Saludos y disfruta del finde

    ResponderEliminar
  2. Sí, sí que había. Luego si puedo intentaré fotografiar todos esos manjares, en la entrada de hoy volveré a hablar de la feria, que ya mañana volvemos al mundo real...

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Sigue siempre siendo un niño, y serás un poco más feliz...

    Un saludo.

    ResponderEliminar