viernes, 25 de diciembre de 2009

CARTA A UN ABUELO


Querido abuelo:

No puedo dejar de sentirme mal cuando imagino la mesa de Nochebuena en la casa de mis padres, en la casa de tu hija. Sé que no soy culpable, ni mis hermanos tampoco, pero quizá debamos esforzarnos en hacerlo un poco mejor. Anoche, mi mente abandonó mi cuerpo y estuvo toda la noche con tu hija.

No sé por qué te fuiste ni tampoco sé dónde estás. A los pocos días de irte, te colaste en mis sueños y te despediste de mi. Allí estábamos tus diez nietos, y te vi marchar calle abajo diciéndome adiós con la mano. También te metiste en un sueño de mi madre y le dijiste que ese lugar donde habías ido era un lugar muy bueno, estabas muy cómodo y te trataban muy bien. Espero que sigas así de bien, abuelo. Aquí vamos tirando... a veces hacemos lo que queremos. El resto del tiempo, hacemos lo que debemos. Hace justo 13 años que te marchaste y aún me sigo preguntando qué es lo que te pasó. Si pudieras ver a tus bisnietos, estarías muy orgulloso de ellos. Dentro de poco, tendrás una bisnieta más, y yo una sobrina. Y lo más importante, tu hija tendrá una nieta. Ojalá todo salga bien y mi hermano pueda tener una preciosa niña.

Dicen que en esta vida, todos tenemos lo que merecemos, tarde o temprano. También dicen en una película que lo que hacemos en esta vida, tiene su eco en la eternidad. Irremediablemente, algún día todos haremos el mismo viaje que tú hiciste, y es probable que estemos en el mismo lugar. Pero me duele tener que esperar tanto para poder estar con la sangre de mi sangre. Y es por eso que estoy así.

Espero que tú, y los amigos que hayas hecho desde que estás en ese lugar, nos ayudes a todos por igual. No hay favoritos porque todos llevamos tu misma sangre. Pero puestos a elegir, si hay alguien que siempre te va a necesitar es tu hija. Así que ayúdala a ella más que a nadie en el mundo.

Dale un beso a la abuela, pero no le cuentes nada. Se pondrá muy triste.

Tu nieto Manuel, orgulloso de llevar tu mismo nombre y tu misma sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario