miércoles, 9 de enero de 2013

ESTRELLAS NEGRAS

Estrellas negras saborean las luces de mi pasado. Fuentes oscuras tiñen de alba mi amanecer. Consejos inertes. Palabras huecas. A veces ocurre que la gente se cree que actúa tan merecidamente bien que se otorgarían ellos mismos un premio. Los días pasaron a la velocidad de la noche, y la noche ilumina lo que nos deja ver. Lo demás permanece entre sombras, y ahí ya hay que saber buscar... Espero no hacer creer que estoy contento del todo. Dejémoslo en un empate. Porque el fondo fue una cosa, y las formas, otra muy distinta. Y al ir en son de paz, parece que sale uno derrotado. Pero nada más lejos de la realidad. Así que tampoco se podría decir que fue un empate; al menos, si lo fue, habría que recordar que lo fue de una manera inmerecida. Porque en el fondo, las formas muestran lo que realmente una persona es. Porque, en el fondo, un desprecio puede ser una forma disimilada de reconocer la derrota. Por supuesto, indigna... la forma, me refiero. La derrota es totalmente merecida.

Por eso, las estrellas son negras en el momento en que dejan de iluminar.

2 comentarios:

  1. MUY BUENAS E INFORMATIVAS PUBLICACIONES,TENES MUCHA RAZON CON LO DEL PEZ...VAYA..RECIEN ME HICISTE REFLECCIONAR BASTANTE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus visitas y comentarios.

      Saludos!!

      Eliminar