lunes, 18 de octubre de 2010

EGO

Hay personas que algunos días necesitan alimentar su ego para sentirse mejor. Otros días, necesitan destruir el ego de los demás. Incluso de aquellos quienes no saben mostrarlo o saben esconderlo muy bien. El resto de días, estas personas no existen. O no quieren existir, y se esconden donde no pueden ser vistas. Y mañana, Dios dirá... mientras tanto, la única protección contra este tipo de gente es, para mi, el respeto. Como suele ser. Al final, tarde o temprano, el tiempo irá poniendo las cosas en su sitio. El problema es que, mientras el tiempo decide o no decide pasar, estas personas van arrollando sin importar absolutamente nada. Únicamente, como dije anteriormente, su ego. Y éste no siempre tiene hambre. Donde las dan las toman, y aunque no lo parezca, todo se puede volver en contra de uno porque su propio ego puede comer tanto que puede reventar. Con la de hambre que se pasa en el mundo y algunos están dispuestos a reventar por tal de no compartir... Desde pequeño, el ego de la gente me tiene muy intrigado. Puede ser tan variado como la misma persona que lo posee. Así que debo admitir que es algo que aún no he llegado a comprender. Algunos y algunas debían haber nacido estrella... y no me refiero a una estrella mediática. Sería la forma más bella de "explotar" el beneficio de su propio egocentrismo. Y de paso, nos hubiéramos evitado un egoísta por estos lares...

4 comentarios:

  1. Sin duda hay egos tan ávidos que necesitan ser nutridos constantemente sin importarles un pimientos el de los demás, como si el suyo fuese el único.
    Me gusta eso de que el tiempo pone las cosas en su sitio, lo he dudado durante mcuho tiempo pero ya me lo voy creyendo :)
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya que va de egos es necesario decir que aquellos que se pasan la vida arrollando a los demás, intentando aparentar una fortaleza amedrentadora, demuestran verdaderamente la carencia de esta. Ya se sabe "dime de qué presumes y te diré de qué careces..."

    Solamente alguien que se siente vulnerable es capaz de pasar por encima de los demás para intentar demostrarse a sí mismo que vale, que es el mejor e indestructible. ¡Ah, vanidad!

    Por cierto Manolo, no te preocupes si alguna vez nos desviamos del hilo de tu entrada. Un buen escritor es aquel que consigue que el lector cree varias interpretaciones distintas de sus letras, y yo desde luego soy tan controvertida que a menudo puedo ver un unicornio alado donde tú pintas una nube violácea en un cielo empedrado.

    Besos y buen día

    ResponderEliminar
  3. Pues tener ego es básico en esta vida, entendido como autoestima. Sin él somos incapaces de defendernos ante los que quieren aprovecharse de nosotros. Lo realmente malo es el egocentrismo y el egoísmo, el creerse que se es mejor que nadie, que los demás no valen nada y no merecen respeto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos!!

    Evidentemente, me refería al ego como egocentrismo de aquella gente que se cree que son el centro del universo, que todo lo tienen que controlar y que se les debe el máximo respeto, cuando son ellos mismos los que no respetan absolutamente nada de lo que se mueve alrededor.

    Como dice Wendy, hay que creer en que el tiempo termina poniendo las cosas en su sitio. Lo que pasa es que a veces tarda demasiado, y puede que hasta no nos demos cuenta. Pero siempre manda el tiempo.

    Besos y abrazos, hoy voy a toda pastilla que tengo un trabajazo encima... :S

    ResponderEliminar