martes, 12 de octubre de 2010

BUSCANDO LA DIAGONAL

Siempre he sido de ese tipo de gente que busca la diagonal para aprovechar el tiempo al máximo. Cuando cruzo una calle, por supuesto, lo hago en diagonal. En el fondo, somos más prácticos. Y aunque pareciera que todo el mundo busca la diagonal, en el fondo no es así. "Prefiero ir en línea recta", dicen... y una diagonal que es, ¿una curva? Las cosas no hay que pensarlas tanto y ser más directos. La calle es una fuente de inspiración, y el camino es largo si las zancadas son cada vez más cortas. Hoy aproveché el día más de lo que imaginaba, y eso es buena señal. Aunque las dudas siempre están ahí, reconozcamos que debemos tener una paciencia infinita y saber aprovechar los tiempos muertos. Si siempre fuéramos en diagonal, es probable que la vida fuera más fácil. Aunque posiblemente también más arriesgada. Y ahí, no puedo hacer nada. Que cada uno elija su destino...

6 comentarios:

  1. Creo justo compartir ahora mi comentario contigo, no solo en agradecimiento al tuyo, porque ya antes de adelantarte tu, lo iba a hacer yo, ya viste eres más rápido...;).
    Por supuesto me quedo con tu diagonal, yo nunca camino siempre sobre las aceras continuadamente, ni cruzo los semaforos por el paso de peatones, me gusta contradecir lo establecido como "normal" y tomar ese riesgo del que hablas para sentirme mejor, para poder descubrir un día, que en el camino largo se pueden encontar siempre mejores cosas.
    Los atajos para la gente perezosa que se queda con lo puesto...
    Tu imagen me encantá, no sé si será tuya o no, pero llevo días buscando en mi ciudad un callejón con ese aspecto para realizarle unas fotografías a un grupo de música amigo.
    Pero claro, ese callejón muy Valenciano no és, ¿no? jejeje.
    Fíjate, mi primera sonrisa del día, gracias a Alma y a tí, es que eso de saber que uno no está solo con sus desgracias...reconforta, que maldad!!! (es broma...o no).
    Saludos Manolo, y de nuevo graciassss.
    Nos vemos...

    ResponderEliminar
  2. Mis trayectorias en la vida, como en la calle, muchas veces carecen de toda lógica. Será por eso que me han atropellado más de una vez. Siempre mujeres, cómo no.

    Un saludo

    P.D.- No podría asegurarlo, pero esa callecita me suena un montón.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!

    Me alegro que os guste la fotografía. Es del Albaycin granadino... concretamente, esta calle une el Paseo del Tristes con el mismo... ahora bien, de las varias que cumplen este cometido, no recuerdo cuál es. Ya dije un día que todas las fotos que pongo en el blog las hago yo (que egocéntrico jajaja)...

    Anto, a mi no me atropellan ni los triciclos de los niños de dos años... aún así, sigue siendo arriesgado cruzar como yo lo hago, y no solo cruzar...

    Mayte, me alegro de que al menos hayas sonreído aunque sea un poquito.

    Ánimo y feliz inicio de semana para todos (aunque estemos a miércoles...)

    ResponderEliminar
  4. En esta vida caracterizada por la rapidez y el agobio resulta imperativo moverse en línea recta, aunque yo soy la típica ovejita descarriada del rebaño que a menudo abandona la senda para pastar a solas en algún rincón apartado del resto. ¿Qué pretendo decirte? Pues que sí que avanzo por la vida en línea recta, aunque me gustaría más a menudo ir haciendo zig zags, deteniéndome en observar lo que me rodea y sin vivir tan deprisa, apenas disfrutando de todo lo que hay para disfrutar.

    ¡Mira mi mente exaltada: me ha encantado esa calle! De repente me imaginé que desde lo alto un caballero enfundado en una oscura capa española y con la cabeza tocada con un sombrero de tres picos avanzaba hacia mí decidido, arrogante, dispuesto a tomarme de la mano y recorrer conmigo los más hermosos callejones que intuyo en ese lugar.

    Aaaay, loca soñadora...

    Besos amigo mío

    ResponderEliminar
  5. No había reparado en ello pero ahora que lo pienso arriesgo muchas veces así que debo de usar la diagonal, las rectas son más claras quizás y hay veces en que es mejor seguirlas.
    Está claro que según el caso tomo una u otra :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Una vez gané un premio con una fotografía del Albaycin, a ver si un día la encuentro y la pongo por aquí, lo digo por Akasha, que de momento se inspira y seguro que nos crea otro blog con otra novela... jajaja, la verdad, no estaría mal.

    Gracias Akasha por soñar mientras acompañas mis palabras de nostalgia, de verdad, de sinceridad. Besos, dama.

    En cuanto a Wendy, ya me vas conociendo... sabes que es una metáfora, no siempre podemos ir en diagonal porque no siempre existe la diagonal... por eso hay que buscarla. cada uno toma el camino que mejor le conviene, es evidente. Pero si existen dos y uno es en diagonal... ¡de cabeza! jeje...

    Besos.

    ResponderEliminar