martes, 25 de mayo de 2010

LAS NUBES DE MIS SUEÑOS

Las nubes de mis sueños no se parecen a las que aparecen en la fotografía. Desde que decidí almacenar las imágenes que realiza mi cámara en "bruto", puedo conseguir mejores resultados a la hora de optimizar la fotografía obtenida. En mis sueños, aparecen nubes de vez en cuando. Aunque tienen un color más anaranjado y grisáceo. Ignoro lo que significa. En mis sueños, las nubes vienen y van, aparecen y desaparecen, se reinventan ellas mismas, se pueden tocar, se elevan hasta la cima de las montañas... en las nubes de mis sueños, uno se siente volar. Imaginar la felicidad, añoranza alguna vez perdida, desilusión acaso encontrada en la frustración del blanco de la nube y del azul del cielo. Y una vez soñé que a tu nube me subí, y una vez soñé que podía ser feliz, sólo bastaba con ver, con amar, tener, sentir; y una vez soñé que en tu nube, junto a ti, saltamos hacia el cielo y al tocarte, por fin, viví, tu mirada, con anhelo, con olor a terciopelo, y que al mirar hacia el infinito lejos se veía el suelo. Y una vez soñé que en tu nube me subí, y quise robarte un trocito de nube y guardarmela en el bolsillo... y sacarla a cada momento, para acordarme siempre de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario