sábado, 11 de diciembre de 2010

VIRUTAS DE MADERA

Mis minutos son momentos de confusión manchados por tu amor. Mis minutos son como virutas de madera que se esparcen por el aire cuando soplas sobre ellas. El tiempo no existe salvo en el disfrute de tu compañía. Y nunca al revés. Cansado de caminar. Deambulando por el camino de tus inocencia. Ingenuidad o insensatez. De cualquier manera, errando a cada paso otorgado. Virutas de madera sacadas de las astillas que producen las heridas en mi corazón; de los golpes que desprenden bondad, o quizá maldad, o quizá indiferencia. Los golpes, golpes son. Y de una u otra manera, suelen ser dolorosos. Polvo serrín ignorado por el aire en cada ráfaga que dejamos atrás, por las prisas, por las razones, por los sinsabores de tus emociones; que los corazones no van de la mano si el dolor no los une. Empujar constantemente es agotador. Y algún día, por mucho que empuje, no conseguiré avanzar ni el grosor de una viruta. Ese día, no huiré, no correré hacia ninguna dirección, ni me esconderé... simplemente daré media vuelta y comenzaré a dar saltos por los raíles de la vida.

7 comentarios:

  1. Un amor del que sólo uno tira, o empuja para que avance, es una pesada carga para el corazón, que no encuentra alimento en él para recuperarse de cada uno de los esfuerzos a que es sometido. Si además no hay palabras de ánimo para esa dedicación, entonces nos damos cuenta de que no es a ese amor al que empujamos para que no se detenga del todo, sino a uno mismo, empujones que nos damos, provocando que tropecemos una y otra vez, hasta caer definitivamente.
    Te deseo que esa persona se una a ti, y comparta el esfuerzo con ilusión, porque sin duda mereces tener un amor que nunca se detenga, y te haga sentir el aire de la vida en la cara.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hoy no diré nada sobre tus letras, (ya sabes de mi admiración hacia tí).

    Hoy solo quiero sentarme contigo, a tu lado, durante un largo rato y abrazarte.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a ambos. A veces es frustrante esforzarse en algo para nada. Al menos es lo que yo creo, que me esfuerzo por algo. Tampoco estoy diciendo que yo sea perfecto y lo haga todo bien...

    ...pero es que ya he probado tantas y tantas cosas... y al final uno se da cuenta de que sólo te hacen ver un camino, y si te sales del camino, ya no amas...

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Secundo lo que sabiamente dice Zarzal, y es que el amor, ese sentimiento que no siempre resulta hermoso y apacible, precisa de la entrega continua de dos seres, precisa de dos guardianes permanentes... en el momento que uno de ellos baja la guardia o pierde interés poca esperanza resta.

    Besos Manolo, ya estoy de nuevo operativa.

    ResponderEliminar
  5. Manolo, transmites cansancio, mucho dolor por ese trabajo que no da fruto, en ocasiones no vale la pena seguir empujando el tren.
    Para conseguir que camine y lo haga en una sola dirección son necesarios dos, en ocasiones uno empuja más que el otro y al revés pero si solo uno empuja..mal asunto.
    Mi cariño.

    ResponderEliminar
  6. Hola Akasha... Ya veo que tu puente ha sido más bien un acueducto, jejeje...

    Creo que a veces es bueno también ver, aunque sea mínimamente, que todo lo que haces tiene algo de sentido.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola Wendy.

    No pretendo transmitir cansancio o dolor, simplemente transmito cómo me siento algunas veces. Se pueden considerar simplemente como altibajos, pero hay quien sabe ver más allá, y hay quien no sabe ver absolutamente nada.

    Es como dije antes, hay momentos en que se necesita ver algo, aunque sea muy poco...

    Besos y gracias por los ánimos.

    ResponderEliminar