lunes, 27 de diciembre de 2010

PAPA NOEL TAMBIÉN LLORA

Esta mañana lo vi llorar. Cargado de sentimientos y emociones, cada despedida desprende una lágrima sincera. Un año pasa demasiado rápido, y el trabajo con él. Pero se sabía. El trabajo duraba un año, y se acaba de cumplir. Y ahora, a buscarse la vida... pero ese es otro tema. Decía que Papa Noel también llora. Porque ha sido un año muy intenso, sufrido, y seguramente poco valorado por algunas personas. Pero ha sido un año increíble, inolvidable. Mi corazón se llena de corazones de otras personas, que ojalá pasen a ser siempre recordadas. Porque eso es algo que no podemos saber hoy en día. El tiempo lo dirá. Y el final llegó con la visita de un Papa Noel especial. Porque de nada sirve un ser inmortal que únicamente se deja ver una vez al año. Prefiero ser mortal y teneros toda la vida. Y ese debe de ser ahora nuestro objetivo.Esta sociedad impone normas. Tan estrictas, que deja algunos sentimientos demasiado vacíos, escasos de calor. El valor humano reside en el tamaño del corazón sensible. Del amor hacia el prójimo. De dar sin esperar nada a cambio. Y este año ha sido un ejemplo de todo ello. Lloré, reí, sufrí, compartí, escuché, consolé, ayudé... para nada fui el mejor. Simplemente fui. A mi manera, de la mejor forma que supe. Tampoco puedo repetir constantemente que es difícil que me cambien. A estas alturas no creo que se consiga mucho. Pero ahora pienso en la soledad de esos seres que un día fueron amados, que supieron aportar lo necesario para formar la mente de todos y cada uno de nosotros. Espero que no sean abandonados a su suerte. Merecen mucho, muchísimo, de esta sociedad, de esta vida, corta y cruel, que para nosotros ha durado un corto, cortísimo año, pero que para ellos, será siempre una eternidad. La misma en la cual nos encontraremos...

Un buen docente no sólo debe saber enseñar; también tiene que tener un gran corazón y una sonrisa siempre en la boca. Así te recordaré, y no como el Papa Noel que un día vi llorar...

8 comentarios:

  1. "Lloré, reí, sufrí, compartí, escuché, consolé, ayudé... para nada fui el mejor".
    Manu con esta frase dices mucho, coincido contigo porque siempre he pensado que si en un año he hecho estas cosas es que ha valido la pena y no se trata de ser el mejor tan solo de hacer las cosas de buena fe.
    Es dificil cambiar pero si que podemos utilizar nuestras vivencias para aprender de ellas y modificar algún comportamiento que no nos haya funcionado, eso si es posible, de eso se trata de aprender al ir haciendo camino.
    ¡Buenas noches!

    ResponderEliminar
  2. Nadie espera que seas el mejor. Simplemente que sigas siendo como eres: cercano, sensible, a menudo cabezota, tierno, ocurrente, nostálgico, soñador y siempre, siempre buena persona. Las buenas personas son aquellas cargadas de defectos y que saben reconocerlo.

    Gracias por ser así y que termines bien el año, si no nos leemos antes. Ha sido un placer haberte conocido en este mundo virtual.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Wen!! ¿sabes? es por esa gente por la que deberíamos luchar todos y tratar de ser mejores personas. El que ayuda sin esperar nada a cambio, el que hace las cosas de buena fe, con el corazón, con la sinceridad en la mano.

    Aquellos que tienen algo de maldad en el corazón, no saben verlo. Es una pena. Pero tienes razón, si en un año experimentamos todas esas sensaciones, esos sentimientos, es que al menos, en algo, ha valido la pena.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Akasha!!

    Tu mensaje me ha sonado a despedida... ¿Cómo que ha sido un placer? Jeje... para mi lo sigue siendo el haberte conocido, a tí y a todos. Yo, por lo menos, no voy a dejar de escribir, mientras pueda mover alguno de mis dedos en dirección al teclado.

    En cuanto a tu respuesta, te diré que hay gente que sí espera que seas el mejor. Y además, si no lo eres, te lo reprochan. Eso es lo triste, y así es la vida. Tiene que haber de todo... pero bueno, no lo digo por mi. Yo estoy muy tranquilo con mi forma de ser.

    Gracias a ti, faltaría más, jejeje... besos y feliz año (por si no nos leemos antes...)!!!

    ResponderEliminar
  5. Ya es todo un mérito saber agradecer los valores de la gente.
    Desgraciadamente son pocas las personas que ofrecen ayuda, amor,consuelo,cariño,sinceridad, etc sin esperar nada a cambio.
    Encontrarse con alguna de ellas es difícil, además se les suele tachar de tontos, inocentes..
    Parece contagioso el mal ese de ir cada uno a nuestra bola.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Anne. Pues sí, tienes razón. Son valores que se están perdiendo y los únicos perjudicados seremos nosotros mismos en un futuro que nos pensamos que está muy lejano, pero no está tan lejos.

    Que todo llega, cuando menos te lo esperas, y el tiempo pasa muy rápido. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Aqui "Papa Noel" piensa que es lo mas bonito que se podia escribir sobre el/ella porque despues de un año con todo lo experimentado dejarlo asi como asi es muy dificil, pero estaran siempre en mi corazon. Como tu Manuel solo puedo decirte GRACIAS porque todo lo que siento no puedo decirtelo con palabras el proyecto termino porque todo llega a su fin pero la amistad no lo tiene porque no debe acabar siempre te llevare en mi corazon acordandome de ti cada dia porque sin ti nunca este Papa Noel hubiera soportado seguir luchando Gracias gracias y gracias muy agradecida "Papa Noel"

    ResponderEliminar
  8. Gracias Papa Noel a tí por haber luchado hasta el final. Pudiste resistir sin rendirte y eso dice mucho de ti.

    No hay que esperar a que sea Navidad para creer en Papa Noel.

    Y bueno, ya sabes lo que dicen, que si lloras por no poder ver el sol, las lágrimas... pues eso. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar