martes, 14 de diciembre de 2010

CON CARA DE TONTO

Así me quedo algunas veces ante las reacciones de nuestros semejantes. Reacciones incomprensibles que no logro entender. No es que esta escultura en la sandía tenga cara de tonto... pero sí que es parecida a la que a mi se queda cuando escucho o veo ciertas cosas. Y uno, por bueno, prefiere dejar las cosas como están en vez de liar un picatoste. Quizá no sea por bueno, sino por tonto. Después se me pasa todo ese rencor que dicen que tengo y soy incapaz de obrar de la misma manera, de actuar de la misma forma con la que actúan conmigo. Me acosté muy cansado y con un dolor constante, aunque aún no muy fuerte, en el costado derecho. A las 5 de la mañana mi cerebro despertó mi cuerpo ipso facto porque era consciente de lo que estaba ocurriendo: me hacía "pipí" en la cama. Me levanté y el dolor seguía en su sitio; cinco minutos después, el dolor era tan fuerte que no sabía si echar a correr, tumbarme o pegarme un tiro. Decido irme a urgencias en cuanto se me calma un poco y me dicen que son síntomas de un cólico nefrítico. De hecho, hay sangre en mi orina... Estupendo. Y ahora es cuando debería decir por qué se me ha quedado cara de tonto. Pero me lo voy a callar. Ya mismo me voy a trabajar y tengo que acudir hoy a mi médico. Ahora tengo que beber agua hasta por la nariz...

10 comentarios:

  1. Desde luego, no pares de berber agua y sí aprieta el dolor vete a urgencias, espero que se vaya pasando.
    Estaré atenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Wen!! De momento, no hay problema. Está todo controlado, apenas me ha vuelto a doler. Y cuando llegue a casa ya empezaré con lo que me ha recetado el doctor.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Joder, lo siento mucho Manolo.
    A veces las cosas malas vienen seguidas, de la mano.
    Espero que se te alivie el dolor, y que pronto te sientas mejor, en todo.

    Te mando mucha fuerza y ánimo.

    Haz caso a todo lo que te diga el medico eh.

    Cuidate guapo.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  4. Yo también he pasado por eso...y si bebe muchísima agua, así será más fácil.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Aaaay Manolo, pues sí que te compadezco sí, pues un cólico nefrítico es algo sumamente molesto... vaya por Dios.

    Y yo que creía que el dolor que te afligía era tan solo de espíritu...

    Ánimo querido, estaré pendiente para ver como estás.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Lo de ser bueno es algo que todo el mundo debería practicar más a menudo. El problema viene para las personas que lo son de por sí, sin necesidad de esforzarse, que pueden dar la impresión de, como dices, ser tontos. Para mí siempre ha sido una cuestión de educación, que me impide mandar a tomar por ahí al que me muestra una falta de respeto. Virtudes que se convierten en defectos cuando no se sabe poner un límite. Pero por lo menos después te queda la satisfacción de pensar que mejor ser así, que no como ciertas personas que se cruzan en nuestra vida.

    Ese cólico tiene que haber sido un fastidio, porque por lo que sé duele un montón. Me alegro de saber que ya te encuentras mejor de él, y espero no se vuelva a repetir. Como ya te han dicho, mucha agua.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola May!!

    Tranquila que hoy he estado bien, creo que ha sido más bien un aviso porque después de la urgencia, no me ha vuelto a doler casi nada. Eso sí, no voy a bajar la guardia. Mucha agua y haciendo caso al doctor.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Montse... entonces me entiendes, ¿no? La verdad es que hay más gente de la que yo me pensaba que ha pasado por esto. No soy un bicho raro, jejeje...

    Besos y gracias!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Akasha!!

    Gracias también por tu interés, nada, como dije antes, estoy bien, pensaba que iba a ser peor. Apenas me queda dolor... aunque no paro hoy de ir a mear... jajaja he ido ya como 9 veces, y las que me queden. Pero eso es buena señal.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Anto. Creo que has dado en la clave. La educación es fundamental para no mandar a paseo a más gente de la que se lo merece. A la larga, eso va a nuestro favor, demuestra que al menos somos mejores personas... pero aún así, seguiremos siendo tontos, jejeje...

    Llevo un día y estoy del agua hasta los... bueno, me callo.

    Gracias y un abrazo!!

    ResponderEliminar