miércoles, 17 de agosto de 2011

AL FINAL

No digas lo que piensas sin pensar antes lo que dices. Yo, al menos, así lo intento. Siempre hay un final, aunque puede haber más de un comienzo, más de un principio, más de un inicio. Yo estoy en esa fase. Intentando terminar lo que tengo empezado al tiempo que intento no empezar cosas que no pueda finalizar. Al final de una calle siempre hay otro camino que seguir, y no todos los caminos comenzaron de la mejor manera. Es como querer todo lo que nos importa sin importarnos todo lo que queremos. Principios sin final. No existen. Al menos no en nuestras ideas. Finales que no podemos imaginar, que no podemos concebir, pensar o planear. Finales inesperados. Así que voy a buscar todo aquello que pueda encontrar, pero no quiero encontrar todo lo que estoy buscando. Sería como perder la magia de la vida, cortar el hilo que nos une de los dos mundos, únicamente separados por esa delgada línea que ya no sabemos ni cómo definir.

3 comentarios:

  1. Hola, Manu, tamppoco veo factible ni me gusta tenerlo todo previsto, me gusta encontrar cosas de froma inesperada, sin buscarlas, desde luego e podemos encontrar muchas sorpresas, algunas nos gustarán, otras no.
    Me alegra poder saludarte de nuevo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Wen!!

    Pues nada, bienvenida de nuevo y espero que estés más descansada y con mejores ánimos.

    También me alegra saber de tí.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Siempre me haces pensar, no se ni que decir, es cierto que si encontramos todo lo que buscamos, que si terminamos hoy todo lo que empezamos,... ¿Qué nos queda?
    Una de mis entradas hablaba de un sueño cumplido, y que cuando pensaba en su realización, no reflexionaba en que vendría después, cuando lo cumplí, no sabía que hacer después, hasta que decidí, que un sueño, es solo eso, un sueño, y puedes continuarlo, pararlo, finalizarlo, cuando quieras, porque ese sueño te lo has impuesto tu. De la misma manera es como veo ahora la vida, solo hay una, hay que disfrutarla, vivirla al máximo, pasarlo bien... Sabiendo hasta donde uno tiene que llegar, hasta donde quiere hacerlo, y de que modo.
    Así que, en cuanto a lo que me has hecho reflexionar, tal vez deba finalizar todo lo que empiece, pero, lo haré cuando crea que debo hacerlo, no antes, ni después, y empezaré cosas aunque no pueda finalizarlas, porque eso nunca llegaré a saberlo sino las empiezo... ¿O no? ¿Quién sabe?

    Un beso.

    ResponderEliminar