lunes, 28 de noviembre de 2011

CUANDO ESTÉS EN EL CIELO

















Cuando estés en el cielo
no preguntes por mi,
no preguntes por ella,
ni preguntes por ti.
No muestres recelo
del anhelo,
de mi ser,
de tener el poder
de decir un te quiero,
de lo noble, de lo bueno,
que cuando estés en el cielo
ya oirás cosas de mi.

¿Que por qué estoy tan lejos?
O lo estás tú de mi
cuando escondes tus sueños
y no me dejas huir
despavorido,
al secreto
del viento del norte,
que no tiene respeto
ni llanto,
ni ningún otro aporte
del cual presumir.

Ojalá no llegues nunca
o lo hagas tras de mi;
pero cuando llegues al cielo
no olvides preguntar
por quien quise ser
y finalmente, fui.
Pregunta a tu ángel,
a quien cuide de tí,
al creador
de los arcángeles,
de criaturas, de metales,
de niñas puras,
creador de dioses...

Pregunta a quien quieras
cuando llegues al cielo,
que te dirán que mi amor
se convertía siempre en miedo...

Y te dirán que fui imperfecto...
Y te dirán que fui feliz...
...cuando llegues al cielo
y preguntes por mi.

15 comentarios:

  1. Es realmente preciosa, me ha encantado, ojala cuando yo llegue al cielo y pregunte, las personas que me esperan puedan sentir que siempre les ame.

    ResponderEliminar
  2. Muy pero que muy bonito. Precioso.

    Gracias.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Precioso, Manolo, de veras que sí, aunque no deja de resultar triste que alguien tenga que esperar a llegar a ese cielo para tener la certeza del afecto, de los desvelos, del mimo y del cuidadoso celo del protagonista de estos versos. Me ha enternecido muchísimo la mención al ángel de la guarda, al creador de niñas puras... muy hermoso, de corazón. Me encanta ver cómo la vena sensible y romántica- que los hombres también poseéis, aunque os matéis por ocultarla- sale a la luz.

    Besitos y buena semana.

    ResponderEliminar
  4. Somos imperfectos y cometemos errores, es la condición humana, si preguntasen en el cielo por cualquiera de nosotros no sé lo que dirían pero lo que tu dices en verso es muy emotivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bella poesía, Manolo. De todas las que te he leído es la que más me ha gustado, primer puesto que estoy seguro no tardará en perder.

    He de admitir que me ha puesto un poco triste, porque hablando del cielo, me ha traído recuerdos de personas que ya no están, y a las que echo mucho de menos.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Vaya, bonito.

    :33
    Lo escribiste tú? ^^

    Pfff, tengo un problema, no sé en qué blog firmarte, la otra vez firmé en otro, no sé a dónde ir D: ejejeje ^^

    Déjame la dirección del blog para encaminarme un poquito U_U

    Por qué nunca te gustó la filosofía? La verdad que has despertado mi curiosidad.

    ResponderEliminar
  7. Bravo Manolo, bravo.
    Yo también comparto la opinión de mi niño; es el mejor poema que he leído tuyo.
    Ningún aporte que añadir, está perfecto.

    Creces, amigo. !Cómo se nota!

    Besos, y mi admiración.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Tamara.

    Todos tenemos a gente esperando en el cielo, todo depende de la prisa que tengamos nosotros...

    ...no te preocupes, que todo llega. Mientras tanto, disfruta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Loreto...

    ...ya sabes por quien va, o eso imagino...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Akasha.

    Gracias, de verdad, por tus palabras. Sí, puede que también tenga su lado triste, pero para mi lo importante es que se den cuenta de lo que fuimos... aunque sea en el mismísimo cielo.

    Y yo no me muero por esconder mi vena sensible, creo que la muestro siempre que puedo, jejeje...

    Gracias de nuevo. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Wendy.

    Bueno, las cosas son lo que tienen que ser, y eso lo decís vosotros. Es emotivo quizá sin querer, pues a veces pretendemos dar sentido a otras cosas con lo que escribimos. Pero me alegro de que te haya gustado.

    Gracias por tus visitas. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Anto...

    ...en mi humilde opinión, creo que tengo mejores poesías. Pero bueno, no soy un experto...

    Espero seguir escribiendo poesía y que os guste tanto como esta. Todas las poesías tienen su lado triste, y como dije antes, ¿quien no tiene a alguien en el cielo? Pero seguro que está feliz y orgulloso de como eres, de como somos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Anne.

    Me da mucha alegría verte por aquí. Puedes firmar en el blog que quieras, yo estaré alerta... jejeje. Digamos que los otros blogs son extensiones de este, porque aquí muestro mis palabras, mis textos, mi forma de ser... pero las fotografías y la música también forman parte de mi, y por eso decidí crear su propio espacio, para que es blog siga creciendo.

    Estoy en todos ellos y en todos eres siempre bien recibida. Me alegro de que te haya gustado la poesía, espero que estés bien y la vida te esté sonriendo.

    Un beso.

    PD: Digamos que no tengo buenos recuerdos de mi profesor de filosofía... pero vamos, no es que no me guste. Me gusta todo lo que me inquieta, lo que me induce a conocer y a seguir aprendiendo cada vez más.

    ResponderEliminar
  14. Hola Mayte.

    Siento contradecirte en la admiración... creo que pocas personas son dignas de admiración. Ni nuestro grupo favorito, ni nuestro escritor ni deportista... los únicos dignos de admiración, desde mi punto de vista, son aquellos que se juegan la vida por ayudar a los demás. Y creo que no he llegado a eso... pero de todas formas te lo agradezco.

    Al menos voy creciendo, como bien dices, y espero seguir así. Al igual que tú.

    Gracias por estar ahí. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Prisa, lo que se dice prisa, no tengo ninguna jajaja.

    ResponderEliminar