domingo, 5 de junio de 2011

ENSEÑANZAS

Las personas nos enseñan unas cosas y la vida nos enseña otras. Mi madre me enseñó a ser condescendiente, a valorar el tiempo, a amar la practicidad. Si queremos, podemos hacer muchas cosas a la vez. Mi padre me enseñó el esfuerzo del trabajo, el tener una ilusión para valorar otras ilusiones. Mis hermanos me mostraron el afecto desinteresado. No pido más. En los buenos momentos y en los malos. Y los amigos nos enseñan lo que nosotros permitimos que nos enseñen. Ni más ni menos.

Dormí 7 horas. En las 4 siguientes, le di un paseo a mi perra, desayuné, vi una película mientras trabajaba en un curso, me duché, me afieté, preparé la comida, barrí el piso entero, escribí en el blog, leí dos capítulos más de "Orgullo y Prejuicio", me preparé para el trabajo, y comí. Y también estuve jugando un rato, y charlé con mi madre unos 15 minutos vía teléfono... ¿Posible o imposible? Simplemente real. Busqué en mis enseñanzas, apliqué la practicidad, y no me lamenté de nada. Hice lo que quise, o lo que tenía que hacer. Y aunque sintiera un vacío en el corazón, mientras hacía todo esto lo pude llenar al menos de ciertos recuerdos. Y desde las 3 de la tarde, me esperan 8 horas de trabajo. ¿Resignación? No. La vida y sus enseñanzas. La tristeza de todo esto es que hay gente a la que intentan enseñar... y se empeñan en no aprender. Ni juzgo a nadie ni me siento mejor que nadie. Simplemente me siento YO mismo. Ya sabéis cómo ha sido este domingo... uno de los mejores de mi vida. Aunque haya ciertas cosas que me falten. Pero no soy yo el que se tiene que dar cuenta de eso...

5 comentarios:

  1. Eso es lo que tienen las enseñanzas y lo que lleva al aprendizaje y a la experiencia. Cuando no te queda mas remedio y has aprendido bien las lecciones eso lo haces ya casi como una rutina, con lo cual si te habituas a ello no te costara demasiado hacerlo, lo digo por experiencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego te enseñaron cosas importantes y lo que es más importante las ha sabído aplicar a tu vida, te ha lucído mucho la mañana y eso suele generar satisfacción.
    Manu, tengo problemas con bloggr, el blogroll no actualiza mis nuevas entradas :S
    Buen domingo y besos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre se aprende, solo hay que mirar dentro de uno mismo, para admitir, que aunque permanezcamos sordos, todo fluye. Pobre del ciego y sordo, necio del que se niega a aprender. Un beso y un buen domingo.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos. Como véis, cuando estoy de tardes, apenas puedo ni ocuparme de mi blog, se me pasan los días sin darme cuenta. Insisto en que os leo, lo que pasa es que no tengo tiempo material para contestaros... de hecho, estoy pensando hacer igual que Anto, suprimir los comentarios para no crear ese "falso" compromiso, que por mi parte no existe, porque siempre que puedo y tengo algo que decir, contesto vuestras entradas.

    Ya véis que he tenido buenos maestros, así que sólo me queda agradeceros vuestra lectura, como siempre, y que escribo por mi, para mi, por aprender y por seguir aprendiendo de vosotros.

    Besos y abrazos para todos de corazón, como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Preciosos tus pensamientos...yo he aprendido mucho, tolo el mundo nos aporta,solo tenemos que saber verlo, incluso aprendemos de lo que no nos gusta...yo he aprendido algo importante. Quiero llegar a ser una anciana con el corazón lleno y las manos vacías y desgastadas de tanto dar...lo he aprendido porque me han enseñado lo contrario y me ha dolido. BESOS MANU.

    ResponderEliminar