sábado, 14 de noviembre de 2015

ODIOSAS PALABRAS

Cuando mi ex pronunció las palabras de denuncia por maltrato, no me lo podía creer. Hoy se cumple un año del momento en que tuve que abandonar un hogar ya bastante resquebrajado a pesar de los intentos de mantener un pilar firme.

Y me busqué la vida. Secuestraron a mi hija el tiempo que supieron hacer que yo esperara una firma en un papel. Más de tres meses sin verla crecer. 

No a la violencia de género, soy el primero en decirlo.

Pero también digo NO a las falsas denuncias. 

Aunque es difícil. Interesa el voto fácil a los políticos corruptos que no hacen sino empeorar una situación que va a peor para ambos bandos: cada vez, más mujeres muertas y más hombres inocentes en la cárcel. Aquí sí interesa obviar la presunción de inocencia que nos venden en nuestra querida Constitución.

Guardo su confesión como oro en paño de que se inventó esas palabras para conseguir algo que ni ella misma sabe.

Un año después, he ganado mucho, muchísimo, en todos los sentidos. Y lo que pareciera que pudiera haber perdido, no está siendo así. He dejado hilos bien atados que pueden tomar impulso para ponerse a mi nivel en cualquier momento.

Todavía hay gente que no sabe qué es lo que les merece la pena... 

Lamentable.

1 comentario:

  1. Hola Manolo bueno creo que sí que hay muchos casos en los que se presentan denuncias falsas para conseguir vete tu a saber que objetivos. Siempre pensé que si no te interesa algo lo dejas y punto, sin hacer daño, pero..... Espero que todo te vaya mejor.
    A ver si retomamos el pulso, pasate por sabores cuando quieras.
    un abrazo

    ResponderEliminar