domingo, 29 de abril de 2012

DESPRECIO DE AMOR

Amor nos sobra si no nos cuesta darlo, y nos falta si no sabemos entregarlo. Un desprecio al amor, por exceso de cansancio, por falta de vida, por fuerza mayor... no es amor si se desprecia con el corazón. Seguimos empeñados en matar moscas a cañonazos. Sigo pensando que el que quiere hacer algo, puede. Puede costar más, o puede costar menos, pero poder, se puede. Debemos seguir aprendiendo a entender lo que podemos sacrificar y lo que no podemos. Si hay algo que me duele es el desprecio. Cuando me lo hacen y, principalmente, cuando yo lo hago. Porque realmente no quiero hacerlo. Pero pienso que más vale un día de desprecio que toda una vida de ignorancia. Si he hecho algún desprecio estos días, lo siento de corazón. Pero entiendo que a veces se fuerzan las cosas en demasía, y que nunca es bueno intentar compensar el pasado. El pasado solo existe en nuestra memoria, por lo que no se puede compensar. Sólo nos sirve para intentar aprender de nuestros errores, de nuestros fallos... y por qué no, de nuestros aciertos. Estar rebosante de un sentimiento no es ser el mejor en expresar lo que se siente. Es como poner un foco de 3000 vatios en una habitación de 2 metros cuadrados... qué derroche.

3 comentarios:

  1. El que quiere puede eso está claro.
    un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  2. Pues esperemos que no hayas hecho muchos desprecios... pero repito lo que Orthos, si quieres algo, solo tienes que intentarlo con todas tus fuerzas y luchar por ello.

    El amor es el amor.

    Un besazo. Por cierto, gracias por pasarte por acompáñame, ya vi que lo pusiste en el lateral del blog.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo ya no tengo tan claro que con el simple hecho de "querer" e intentarlo, se pueda.

    ResponderEliminar