sábado, 24 de junio de 2017

DONDE QUIERA QUE VAYA

El error es ocultar y el acierto no enseñar. Aunque parezca contradictorio. Insignificancias obvias o evidentes que carecen de importancia. Lo importante es vivir, siempre vivir, y no abarcar más de lo que podemos. Porque, a veces, ni siquiera lo intentamos. 

Tal vez estoy obligado a vagar de un lugar a otro... Dios sabrá por qué; pienso que en el azul salvaje de la noche tu estrella estará fija en mi cielo. Como otro bar en cualquier encrucijada, tan lejos de casa... pero no hay problema, todo está bien. Siempre que voy por un camino oscuro no me siento solo en la noche. Hay un lugar en mi corazón para ti, aunque estemos muy separados, aunque lo parezca... No importa cuánto tiempo haya pasado desde que te vi por última vez, siempre mantendré una llama viva para ti...

Donde quiera que vaya.

No es momento de cerrar, ni de bajar las persianas. Tú siempre podrás estar un rato más, a nadie le va a importar aunque yo tenga que marchar. Va por ti, siempre por ti. Cada uno tiene su camino y del mío aún no veo su final. Pero me despido por igual, ya que el fuego quitó los años de las vidas que, después de todo, viajan en polvo a la luz de la eternidad.

¿Que qué es lo que voy a hacer mañana? Como dije antes, vivir... 

... y no pelear.

Donde quiera que vayas... donde quiera que estés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario