sábado, 26 de marzo de 2016

CHOQUE DE REYES

Al poco de leerme el primero de los libros de Juego de Tronos, empecé con el segundo, el cual compré incluso antes de terminar el primero. George R. R. Martin sigue en su línea con una literatura magistral en un mundo de fantasía que él sólo conoce a la perfección. 

Continúan las tramas en este segundo libro, que he leído en algo más de un mes, y por que no tengo más tiempo, que si no...

Este libro supera en algo de más de 100 páginas al primero, por lo que son casi 800 las páginas que lo componen, más el anexo explicando todas y cada una de las genealogías de cada casa existente en la trama. Entiendo que Juego de Tronos tenga sus fans y sus detractores, como todo en la vida. Hace poco leí en un blog que el libro se hace pesado... y sin embargo, a esa persona le comentan en dicho blog que para nada. Sobre gustos, no hay nada escrito, y está claro que no puede gustar a todo el mundo, pero quienes hemos mamado desde chicos estos mundos de imaginación y hemos pasado una infancia rodeada de fantasía, en mi opinión, Juego de Tronos tiene que ser una saga obligada de leer. 

No voy a desvelar tramas del libro en sí; sólo comentar que el autor cada vez las enreda más y está claro que no se salva ni el apuntador. Aquí no hay buenos y malos, es el propio lector quien prejuzga y se va decantando, en su imaginación, por sus favoritos, pero eso no significa nada. Cualquier personaje puede morir a vuelta de página.

El tercero lo llevo bastante avanzado, así que voy a ir pensando en comprar el cuarto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario