sábado, 13 de febrero de 2016

TENSA ESPERA

El rey de los tuertos no es más ciego que el más inseguro de los príncipes de los incautos, más aún si somos capaces de mirar al frente. No es lo mismo advertencia que amenaza, sugerencia o aviso cualesquiera, como una tensa espera de quien pasa directamente del otoño a primavera, sin ver otro invierno del que nos espera, ahí, afuera. 

Tensa espera, sí, llena de dificultades y desprovista de presencias. Es difícil encontrar un ánimo que nos de fuerzas para vivir; pero aún así, todo se soluciona siempre de la mejor manera, como si no existiera esa espera. Las cosas vienen cuando vienen, y se van cuando se van, sin esperar lo que nosotros esperamos de ellas. Cuando las noches se convierten en días por el mero hecho de contar el mismo número de horas, el jardín de mis delicias flota en el mismo mar de dudas, interrogantes e incógnitas. Pero, ¿quién dijo que una incógnita no fuera sinónimo de ilusión?

Muchas veces no me paro a pensar en lo que escribo. Las palabras llegan a mi mente, y aquellas que consigo recordar en algunos momentos de mi pasado consiguen formar frases, frases que reflejan muchas veces mis pensamientos, creencias, vivencias, forma de ser y, por qué no decirlo, ilusiones y esperanzas. Otras veces pienso algo más lo que escribo, pero termino por no escribir lo que pienso. Tengo que adornarlo para que nadie se de por aludido. Y dicen que lo hago tan bien que ni ellos mismos se dan por aludidos.

También me piden que escriba cosas alegres. Que las flores son bonitas, que hay canciones que nos suben la moral y que ver la sonrisa de nuestros hijos nos eleva al séptimo cielo no hace falta escribirlo... quien lo sabe, lo siente. Y lo que es demasiado subjetivo, no se puede demostrar. Lo alegre para uno puede ser triste para otros... Lo triste es siempre triste.

Nos guste o no. Que supongo que no, porque si es triste...

En fin, seguiremos esperando a que pase la vida. Mientras la vida no pase, las cosas no suceden... ¿o era al revés? La soledad siempre es la soledad, vivas de noche o duermas de día. Cualquier día es bueno para no soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario