sábado, 13 de junio de 2015

INSUFICIENTE

 ...y entonces llega la calma, y veo mi vida deshecha, como ceniza cayendo pausada por una torre de control inexistente. No he tenido ni un segundo de descanso desde que noté las uñas de la mentira arañar mi espalda sin provocar sensaciones que alguna vez pude olvidar pero siempre tendré que recordar.

El nuevo control que ejerzo sobre mi vida es insuficiente... como también lo es el daño que quieren creer que sufro y nadie sabe quien merece. El sabor agridulce no pertenece ni a la derrota ni a la victoria.

Pueden pensar lo que quieran. Puedes pensar lo que quieras. Tengo mil formas de evadirme, pero sólo una de lamentar.

Vence la soledad.

Pierde la mentira.

Crece la tristeza, y con ella, la infancia de mi niña que me sonríe con la mirada cuando me asomo por las esquinas... espero que este descanso no me quite las ilusiones...

...aunque sean ficticias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario