lunes, 14 de octubre de 2013

UN CORAZÓN DE HIERRO

Aunque muestre un compás bastante irregular, con un ritmo lleno de matices. Corazones olvidados por el óxido del hierro donde se graban nuestros recuerdos. Siempre prometemos las cosas para mañana, sin valorar la importancia de éstas. Evidentemente, las que son menos importantes las dejamos en la memoria del ayer. Vuelvo a crear el interrogante acerca de aquello que no es importante al tiempo que nos hace casi eternamente infelices; algo que no entiendo, pues no debería ser, por tanto, algo de escasa importancia cuando nos corta las alas de la libertad. Y lo que no es importante, nos entristece cuando consigue la importancia sin méritos reconocidos. Es cierto.

Entonces conocemos la verdadera naturaleza de aquello que nos debe importar, y apostar por ello al cien por cien. Y, sin embargo, nos desmerecemos, nos desprestigiamos y nos infravaloramos. En todos los aspectos y en todos los sentidos. Sigo viendo defectos elevados a la enésima potencia que nos impiden ser feliz de la forma en la que, al menos, queremos serlo. Y no deja de ser irónico el hecho de haber tomado una decisión un día maldito que creímos que fue la correcta y que vemos que, con el tiempo, dicha decisión fue de las menos importantes de nuestra vida al tiempo que nos otorga el mayor número de preocupaciones. Todavía hay gente que no se entera de que su propia felicidad es la mía... y viceversa. O eso quiero creer... que esa "viceversa" se encuentra de mi parte. Porque entonces tengo la sensación de que estoy haciendo el tonto... y no sé por qué, es una sensación que me persigue desde hace algún tiempo.

No tenemos varios corazones, ni siquiera tenemos dos. Si fuera así, uno podría ser de hierro, otro estar siempre enamorado y quizá otro sintiendo el dolor que nos deja el reloj de la vida cuando roza con sus agujas el polen que surge de nuestro alma, aunque... ¿Y si tuviéramos más de un alma? Algo también improbable, porque debe de haber algún vínculo entre alma y corazón. Si la primera es buena, el segundo no tiene motivo para comportarse de forma contraria...

Nadie es igual a nadie, todos tenemos distintas formas de pensar, de ser, de sentir, de vivir. Todos compartimos tantos gustos como aquellos de los que diferimos. Y ningún corazón se parece a otro. Y, sobre todo, no debemos olvidar que nuestra forma de ser nunca es la mejor; simplemente es la nuestra. Y no, mi corazón no es de hierro. Pero hay tantos tipos, que alguno debía de escoger...

No soy quien para decir cómo es corazón; mi misión sólo consiste en darle latidos para que él me de vida. Y en eso estamos...

1 comentario:

  1. Will Rogers dijo "Demos gracias a los hombres y a las mujeres que nos hacen felices, ellos son los encantadores jardineros que hacen florecer a nuestros espíritus".

    Hoy te queremos dar las gracias por un día más a tu lado en nuestra...

    ░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░░░░░░░░▄█▄░░░░░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░░░░░░▄▀░░▀█▄░░░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░░░░▄▀░░░░░░▀▄░░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░░▄▀░░░░░░░░░▀█▄░░░░░░░░░
    ░░░░░░░▄█▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄██░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█░░░░█░░█░░░░█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█▄▄▄▄█░░█▄▄▄▄█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█░░░░░░░░░░░░█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█░░░░░░░░░░░░█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█░░░░░░░░░░░░█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█░░░█▀▀▀▀█░░░█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░█░░░█░░░░█░░░█░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀░░░░░░░░░░
    ░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░

    ResponderEliminar