miércoles, 12 de junio de 2013

SIN SECRETOS

Creo que cuando alguien pierde todo secreto y su intimidad es violada constantemente sin impunidad alguna, de alguna forma está vendiendo su libertad al peor postor. Lo que yo piense, no importa. Aunque pienso que, más o menos, dentro de mi exagerada introversión, la gente que tiene mi confianza sabe casi todo de mí. Y tampoco es tan difícil ganarse mi confianza. El caso es que tampoco contamos todo lo que nos pasa porque no todo es importante, porque hay dentro de esos niveles de importancia cosas tan nimias que no merecen ser la pena contadas y, por qué no decirlo, a veces ocurre que es mejor no saber algo porque lo insignificante del hecho es inversamente proporcional al mal pensamiento de la persona que lo escucha. El caso es que pienso que me obligan a tener una vida sin secretos, y creo que nadie en este mundo la tiene. Así que no veo yo motivo para ser el primero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario