domingo, 16 de junio de 2013

MAZMORRAS Y DRAGONES

Siempre hemos tenido como mayor diversión el poder de la imaginación. Sabíamos buscarnos la vida, soñar despiertos, inventar juegos de la nada, pasear por las más insospechadas mazmorras y combatir  contra las criaturas más extrañas. Eso es algo que seguirá existiendo en nuestro interior, cuando volvemos la vista atrás o en el presente, cuando envidiamos de una forma sana a los niños de hoy en día. Cambiaría cosas de mi infancia, y de mi juventud, pero seguramente en otros aspectos de la vida, no en este. Creo que, gracias a eso, mantengo siempre la mente abierta, me ayuda a pensar y me anima a seguir soñando por algo que creo que nunca renunciaré mientras mi espíritu siga teniendo fuerzas. A mi manera. Pero tarde o temprano volveré a visitar esos rincones que una día frecuenté en mi imaginación y que, como tal, nunca desaparecerán.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog, pero no siempre tenemos tiempo de comentar en todos y últimamente estoy muy liada, ya estamos casi casi terminando las clases, pero no quería dejar de avisaros del sorteo que hay en mi blog, es un libro gratis y solo por ser seguidor, que ya lo eres, tienes un punto, pero debes decirme que participas. ¿Te pasas a participar? Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Encantador relato, o reflexión (tal como lo has etiquetado). Se hace entrañable cuando se piensa en cada niño y cada joven, que cada uno de nosotros lleva dentro. Gracias. Un Abrazo!

    ResponderEliminar