martes, 18 de junio de 2013

DESEOS Y NECESIDADES

Mi cuerpo sabe que vive rodeado de impotencia, y de ahí sus lógicas reacciones. Anoche tuve hasta tres taquicardias en un intervalo de 5 o 6 minutos. Uno aprende a no perder la calma llegados ciertos momentos, aunque no por ello debía perder la consciencia y lucidez de saber o no saber qué hacer en ese preciso instante. Es imposible estar siempre bien al cien por cien, y cuando se es consciente de ello, siempre debemos tener nuestras armas preparadas. De todas formas, no podemos controlar ciertas reacciones, más que nada porque son involuntarias. No sé qué necesito, y seguramente tampoco sé lo que quiero. Ni siquiera sé si podría conseguir aquello que quiero. Intentaré conseguir primero aquello que necesito, o volveré a cosechar una nueva derrota...

No hay comentarios:

Publicar un comentario