lunes, 10 de junio de 2013

CONCIENCIA TRANQUILA

Es triste que aún caigamos en los mismos errores de siempre. No aprenderemos jamás. Gente con poca ética va a existir toda la vida; y son aquellos que, a simple vista, se muestran más afables los que, posteriormente, te van propinando pequeñas puñaladas que van matando poco a poco. Aparentemente, poco hirientes; pero hablamos de superficialidad. Pero bueno, siempre nos queda el consuelo de saber estar, de haber aprendido la lección, de intentar evaluar antes que actuar. Y siempre nos queda la conciencia tranquila de saber que nosotros lo hicimos siempre bien, supimos sobreponernos a las dificultades y si alguna vez alguien dijo lo contrario es porque nunca llegó a conocernos. Qué pena que éste termine siendo siempre el origen de todos los males...

No hay comentarios:

Publicar un comentario