viernes, 3 de mayo de 2013

EN LA PALMA DE MI MANO

Tus dudas nos hacen vulnerables. Tenemos todo el control en el poder de nuestra razón, en la vida de la consciencia. En la palma de mi mano. La voluntad no puede salir derrotada cada vez que intentamos remontar el vuelo. Si el corazón late intermitente seguramente tenga sus motivos. Aunque nos cueste comprenderlos. Pero el ritmo no varía, no modifica su parsimonia. Después de todo, la voluntad siempre va a formar parte de nuestras vidas, queramos o no. Y no quiero que me acusen por falta de la misma. Un baile, una conversación, una caricia, la escucha de tu voz; proyectos que empiezan y terminan y siempre nos aportan una diferente visión. Quedémonos con eso. Por muy simples que sean nuestros actos, marcarán el terreno de nuestra memoria. Ahora hace falta más voluntad y pensar bien el camino que tenemos que tomar. Porque, realmente, podemos tener todo lo que queramos al alcance. En la palma de nuestras manos... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario