domingo, 28 de abril de 2013

UN CUMPLEAÑOS... DESAPERCIBIDO

Justo como me gustan. No pido otra cosa. Por eso, hoy me mostraré ajeno a las reflexiones y me limitaré a explicar una tarta que hice para el día de mi cumpleaños. Para la base, usé 50 gramos de pasas, 3 huevos, 150 gramos de harina, la misma cantidad de azúcar morena, tres zanahorias ralladas y una cucharada de levadura. Cuando mezclé todo, vi que salía demasiado espeso y agregué, por mi cuenta, un chorreón de leche. No mucha, medio vaso o menos está bien. Aunque ya depende de la espesura. Se pone la mezcla en un molde y al horno, unos 20 minutos a 150 grados más o menos. Yo la dejé 5 minutos más, para que quedara más consistente. Al llevar poca levadura, no sube mucho, no sé si se aprecia en la foto, más o menos un dedo y medio como mucho. Se deja enfriar y se hace la parte superior, mezclando 175 gramos de mantequilla, 175 gramos de crema de queso (queso de ese para untar...) y 200 gramos de azúcar. También una cucharada de azúcar de vainilla. Se echa por encima de la base y al frigorífico, y en unas horas, se desmolda y a mi, me quedó así de bien y además estaba muy buena.  El sirope de chocolate también fue un agregado invitado por mi parte. Me resultó fácil de hacer.

1 comentario:

  1. Que buena pinta tiene, pero te tiraré de las orejas por no invitarnos a compartirla contigo. Un besazo y felicidades atrasadas.

    ResponderEliminar