miércoles, 3 de abril de 2013

POR LA PUERTA VI LLOVER

Por la puerta vi llorar a la lluvia muerta ahogada en su propio llanto al no poder respirar. Por la puerta vi llover lágrimas de impotencia del creador de nuestro ser. Por la puerta vi partir ilusiones esperanzadas marchitas por el agua de la noche color gris. Todo tiene un comienzo y nada tiene un final cuando el comienzo es lo que importa y el final está por llegar. Pero sí, tristemente, sí. Llega. Sin querer. Sin pensar. Y también sin merecer. Y así me quedé. Descansando mi alma... a tus pies. Por la puerta vi llover, y tras la lluvia un año de doce meses y medio para seguir teniendo fe desde la puerta en la cual vi llover...

No hay comentarios:

Publicar un comentario