domingo, 31 de marzo de 2013

MÁS ALLÁ

Más allá de la vida quizá encontremos la luz. Más allá del reflejo, la sombra de nuestra Cruz. Más allá del mañana, el hoy de la virtud. Más allá del invierno, lágrimas de agua azul. Siempre hay un más allá. Y al igual que ocurre con las cosas cercanas, con el mero hecho de la incógnita del más cercano, de la ignorancia de la procedencia más inmediata, ocurre con el más allá, imposible de adivinar, improbable de vaticinar, impensable de pensar. Como un charco donde contemplamos el destello de una luz que, probablemente, viene del más allá. Quizá algún día estemos en el más allá, pero de momento yo me conformo con estar en algún lugar, por muy lejos que esté.

sábado, 30 de marzo de 2013

EL OCASO

En el horizonte de la vida llega el ocaso de la muerte. Se creen que vivimos en el país de Nunca Jamás, en la Ciudad de los Sueños, en el mundo de las Maravillas, en los reinos de Jauja. Por la línea de la felicidad que ronda los pensamientos de la mayor de las ignorancias inconsecuentes. Y así transcurre el tiempo, entre deseo y deseo, bañados por los infinitos rayos del sol que nunca desaparecen ante los ojos de los optimistas. Se fueron las nubes y la luz apareció justo en el instante que ya no se necesitó. Así que pasaremos nuestras vidas mirando al horizonte esperando que el ocaso no traiga la oscuridad esperada.

miércoles, 27 de marzo de 2013

MORAL, PACIENCIA... CORAZÓN

El sentido de la emoción. Cien veces observo mi sonrisa en los latidos de mi corazón. Cien veces contemplo el brillo del blanco de tus ojos pintando de rojo  el balcón donde se asoma tu pasión. Cien pasos de paciencia iluminan la sombra de tu esencia al paso de mi tambor. Paciencia, amigo. Moral para pintar sin color. Color paciencia mezclado con animación. Moral, paciencia... y corazón. Que sin moral el desánimo gana a la razón, y sin paciencia la espera se convierte en desazón. Y sin corazón... sin corazón no somos personas, sino gente de fácil valor, de talante mediocre, de alma sin flor. Por eso no desespero. Porque tengo moral, tengo paciencia... y me sobra corazón.

martes, 26 de marzo de 2013

FORTUNA O COMPROMISO

No se trata de escoger, sino de diferenciar. Se pueden tener ambas cosas a la vez o se puede no tener ninguna. La cuestión es que hay quien tiene que ser consciente de que la fortuna no me corresponde únicamente a mí... y el compromiso tampoco. Y con ayuda, son compatibles al cien por cien. De momento, prefiero pensar que he tenido cierta fortuna y que tendré que volver a sacrificar ciertos aspectos de la vida porque siempre seré fiel a mis compromisos. Eso, en un principio. Después, el tiempo dirá lo que verdaderamente puede pasar. Desde luego, ahora mismo no pasa por mi cabeza otro enfoque distinto desde el cual me planteo cada nuevo reto en mi vida. Y dentro de unos meses, quizá semanas, comprobaré si la fortuna no lo ha sido tanto y el compromiso no es el deseado... pero demos tiempo al tiempo.

lunes, 25 de marzo de 2013

UN AÑO MÁS

Demasiado tiempo para volver a tener una nueva oportunidad. Un año de duro trabajo concentrado en una sóla tarde. Demasiado arriesgado. Quizá en unos años no muy lejanos la tendencia pueda cambiar. De hecho, la mentalidad ya está cambiando, y eso se nota. No debemos preocuparnos en exceso por lo que puede pasar ni lamentar lo que no ha podido ser, sino que tenemos que volver a luchar por eso que queremos porque volverá a suceder. Habrá que trabajar un año más para volver a intentar tener un día glorioso. Un año para un día. Merece la pena. Al menos, el simple hecho de intentarlo. No nos queda otra.

domingo, 24 de marzo de 2013

EN LA CÚSPIDE

Tan pronto estamos en lo más alto que caemos en picado sin pretenderlo y sin quererlo. No saben quienes somos, ni en torno a qué objetivos gira nuestra vida. Porque, no lo neguemos: todos tenemos un objetivo. El problema es que hay quien aún no conoce el suyo, a estas alturas de la vida. Y eso no puede sino producirme tristeza. Todo lo que me obliguen va en contra de ellos, nos aleja, nos separa, nos mantiene en vilo. Fuerza situaciones que no tienen por qué ocurrir. Me mata. Me desespera. Me obliga a pensar si de verdad me aprecian. Encarcelan mis pensamientos. Apresan mi conciencia. Liberan mis ganas de alejarme de todo lo que me rodea. Enferman mi soledad, infectan mi ya de por sí escasa gratitud. Desde luego, esta no es la forma de recuperar algo que sientes que se escapa de las manos. Es como untarse aceite en las manos para intentar agarrar una barra de acero. Y a mí, sin margen de error, sin poder maniobrar en caso de que algo se precipite sobre mí a gran velocidad, no me queda más que pensar que, con lo que voy consiguiendo, estoy en la cúspide, y que las hormigas que veo debajo son otros que tienen más problemas que yo. Aunque a veces no se trata de cantidad, sino de calidad... y ahí no hay quien me gane.

sábado, 23 de marzo de 2013

PELLIZCOS

Parece mentira. Pero ese pellizco que surge del estómago y contagia todo el cuerpo no desaparece. Lo he tenido presente toda mi vida, en situaciones de nervios y tensión, de emoción intensa. El que es como es, es como es, y no puede cambiar. Desde muy pequeño, cuando llegaba algún acontecimiento esperado (o sin esperar, pero de extrema importancia) se me hacía un nudo en el estómago y la sensación incluso a veces tardaba días en desaparecer. Pensaba que se me podía quitar con la edad, pero las circunstancias son otras, y la edad lo único que hace es aumentar la experiencia. No puedo controlar ciertas sensaciones, y quizá sea algo que me caracteriza. Forma parte de mi, y como tal, no puedo menos que sentirme orgulloso por ello. Maldita lluvia...

jueves, 21 de marzo de 2013

EN GENERAL

Acostumbramos a decir que algo general es algo común, sin sorpresas, sin cambios repentinos, lleno de rutina, falto de carencia. Lo que, en general, es malo, en particular suele ser peor. Si necesitamos generalizar por nuestras conveniencias, tenderemos a creer que el hecho de individualizar los hechos nos puede perjudicar más aún. No pretendo liar al personal. Pero no deja de ser contraproducentes de querer que ocurra algo bueno cuando la costumbre nos ha enseñado que lo normal, en general, no es que ocurra, sino todo lo contrario. Más difícil será cuanto más lo deseemos. Así que, en general, dejemos que las cosas vayan escogiendo su lugar. Y en particular, seamos nosotros quienes nos movamos según lo general nos interese más o menos. De todas formas, un instante de tiempo seguirá siendo un instante de tiempo.

miércoles, 20 de marzo de 2013

CASUALIDADES

Las casualidades existen en el punto exacto en que nosotros mismos queramos creer en ellas. Si algo nos conviene, será casualida, coincidencia o cómo queramos llamarlo. Si no nos conviene, quizá lo llamemos destino. El caso es que la casualidad me va a llevar a inicio de mes de una manera que, cuando menos, no me podía esperar. Y no me quejo. Aunque siempre es pronto para cantar victoria, mientras que ésta no se produzca, hoy, al menos, tampoco hablo de derrota. Quizá sea verdad que todo esfuerzo tiene su recompensa. Quizá la única recompensa sea fruto de los esfuerzos. Sigamos este camino y no pensemos en un futuro que, cuando llegue, será presente.

martes, 19 de marzo de 2013

INVENCIBLE

Nadie es invencible. Cada vez creo más esa premisa de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Todos perdemos cuando dejamos algo de lado, y no sabemos cómo reponer esa pérdida. A veces, la paciencia no es suficiente, y en cierto modo, es comprensible. Y aunque me demuestre a mí mismo que puedo ser invencible, constante, luchador, sin cesar en un empeño que me tengo que auto-imponer, realmente pierdo con respecto a otras personas, cosas, momentos, lugares o acontecimientos. Que me perdones aquellos a los que, aparentemente, puedo dejar de lado en algunas ocasiones; en verdad, tengo que decir, que el primer sacrificado soy yo y cuando no queda más remedio, las opciones son escasas. Siempre me quedará el pensar que ya vendrán tiempos mejores, pero... quien sabe si estas derrotas nos harán invencibles o, por el contrario, vulnerables al más mínimo roce. El tiempo lo dirá.

lunes, 18 de marzo de 2013

SIN DESCANSO...

...para poder terminar, antes del sábado, todo lo que tengo previsto. El lunes ha sido un buen día, vamos a ver lo que depara el martes, porque perder una mañana o una tarde de los días que quedan de semana sería perder el ritmo y no coger una ficha fundamental para que todo se de como se tiene que dar. De momento, sin descanso, a piñón, sin tiempos muertos para mirar otras webs, para el ocio o la diversión, para despejar la mente... afortunadamente, es rutinario (no siempre la rutina es mala...) y no necesito tanta concentración como otras veces. Pero eso no quita que pueda tener pérdidas significativas de tiempo. Porque cada vez, me queda menos y las ganas le ganan al poder...

domingo, 17 de marzo de 2013

UN CAMINO INEXPUGNABLE

Inexpugnable, sí. Intratable. Que no se puede tomar por las armas. Imposible de atravesar. Repleto de secretos y tumbas de incomprensión. Los nervios se apoderan de mi, se me entrecorta la respiración y, por no pensar, ni pienso en los acontecimientos que están por venir. Porque realmente no sé lo que va a pasar. Mis premios no tienen valor y mis méritos pasan inadvertidos. Mis luchas son papel mojado que no se secan al sol. Mis derrotas, señal de admiración. La rutina de la paciencia incluso inspira a mi corazón. ¡Cuánta celebración! Sin embargo, entre unas y otras, no existe comparación. ¿Y qué es lo que me espera? Un camino inexpugnable marcado por la frustración, porque lo mío no ilusiona... y caigo en la decepción.

viernes, 15 de marzo de 2013

SI AMAS ALGO...

...déjalo ir. Si te ama, irá. Gran reflexión. Duda eterna. Tiempo pausado. Mirada ensimismada. Besos fríos, calidez inmoral, tiernos niños, infancia fatal. Si amas algo, déjalo estar. Si amas algo, puta verdad. Cruentos juegos, recuerdos sin igual. Si amas algo, déjalo amar. Amando, amando... no sabemos si podrá llegar. Peligro de roce. Aviso de juez. Remando por las alas de la soledad. Santo marido, aliento infiel, zapatos sin sonido, mujer sabor a miel. Si amas algo, amigo, déjalo vivir, no tengas miedo de que pueda partir, que si amas algo ten seguro que si lo pierdes no será por ti. Es mejor una duda envuelta en corazones que un corazón envuelto en dudas. Si amas algo... primero ámate a ti.

jueves, 14 de marzo de 2013

DISTINGUIR LO JUSTO DE LO NECESARIO

O de lo injusto, o de lo innecesario. Lo justo de lo inmaterial. Porque creo que a veces no pensamos bien lo que es justo o injusto, no pensamos que lo justo para una persona puede ser injusto para otra; no sabemos ponernos en la piel del que tenemos enfrente, ni del que nos pide comprensión, entendimiento, razón, vida, compasión... Y es que hay acontecimientos que me sobrepasan. Y me sobrepasan tanto que puede que llegue el año en que termine obviándolos; pero claro, entonces será uno tachado de malvado, inmaduro, insociable y hasta falto de razón. Luego no decimos que lo que alguien cree justo para él, es totalmente injusto para muchas más personas. Y eso es lo que muchos deben aprender, que la justicia es igual para todos, y donde antes dije digo, ahora digo Diego, y en unos años tú puedes ser yo, y yo puedo ser tú...

miércoles, 13 de marzo de 2013

HERMANOS GRANDES, PISCINAZOS...

..y otros programas basura que, según mi opinión, se preocupan de que la gente cultive la incultura. Pero esto es sólo una opinión. Particularmente, me preocupa que esas "cosas" tienen la audiencia suficiente como para que, semana tras semana, las distintas cadenas de televisión se preocupen en emitirlas. No voy a negar que algún día haya visto algunos de estos programas, lo confieso; pero también confieso que es por puro aburrimiento, por no engancharme a alguna serie (bastantes culebrones tengo yo en mi vida...) o simplemente, para hacer tiempo antes de acostarme o hacer algo más importante. Desde luego, son programas ideales para no tener que pensar nada. Lo que no entiendo es que exista morbo por ver qué famoso se tira desde un trampolín o qué "no famoso" se lía con otro de sus semejantes en una casa que fomenta poco menos que la inmoralidad. Insisto en que sólo es una opinión, y que sobre gustos... todos somos distintos, y ahí no entro. A quien le guste, lo respeto. Pero luego no nos quejemos de que existe el analfabetismo... 

martes, 12 de marzo de 2013

LO QUE ME QUEDA POR VIVIR

"Lo que me queda por vivir" es un libro de Elvira Lindo que narra las experiencias de una madre soltera en la Madrid de los años 80. Personalmente, me ha dejado una sensación algo fría. Gramaticalmente hablando, me ha parecido un gran libro. La autora se adorna ligeramente, con suavidad, en las descripciones (hay que decir que el libro es narrativo casi en su totalidad) de los momentos, de las vivencias, de los estados por los que va pasando la protagonista, una mujer separada, según se da a entender, con un niño de 4 años al cual trata de proteger a toda costa. Historias de amor, de infancia, de revuelos pasados, reflexiones personales... no sé si tendrá alguna parte autobiográfica, pero realmente, se narra con gran destreza todo lo que la autora desea describir, como digo, con apenas un ligero adornamiento.

En cuanto a la historia sí que me ha quedado un poco ambigua. No sé muy bien lo que la autora quiere dar a entender al final del libro, y mientras tanto, por el camino, nos relata determinados acontecimientos de la protagonista en forma de cierto misterio; no siempre es acertado lo que el autor quiere escribir por la interpretación del lector. Dejando esto a un lado, hay ratos en los que engancha, deseosos de saber cómo termina una historia que estamos descubriendo, mientras que otros ratos se hacen más aburridos al intuir que no llevan a nada. Sí que lo podría recomendar, en primer lugar y sobre todo porque no es un libro demasiado largo y a pesar de ciertos tramos más pesados, se puede leer con ligereza, y en segundo lugar porque para aprender vocabulario, adquirir un estilo de escritura y un buen nivel de comprensión a mi me ha parecido un libro más que apropiado.

lunes, 11 de marzo de 2013

UNA PUERTA YA CONOCIDA

Los meses pasan y la vida se agarra a éstos de una manera sorprendente. Si antes digo que se abren nuevas ventanas, antes se me abren también viejas puertas. Y la verdad es que me sorprende. La verdad es que no me asusta; todo lo contrario, sé que puedo volver a pasar por esa puerta y hacerlo con mayor seguridad. Con la seguridad de que desde el momento en que cruce la puerta, podré seguir viendo esas ventanas abiertas. Sólo hace falta un poco de esfuerzo, de determinación, de compromiso, no sólo por mi parte, sino por la parte de todos. Es más, cuando pase esa puerta, seguramente pueda abrir otras desde esa habitación que me vuelve a esperar en aquél lugar algo inhóspito, insospechado, frío... pero que reporta cierta seguridad. Y entrar con seguridad a un sitio seguro... seguridad doble. No hay nada que perder.


domingo, 10 de marzo de 2013

MEDALLA DE BRONCE

Pregúntenle a un atleta, a un equipo deportivo, a alguien que se dedica a competir y a superarse día tras día, si rechazaría una medalla de bronce... evidentemente, no. Faltaría más. Al contrario. Es todo un orgullo conseguir un bronce, sobre todo cuando todos luchan por ese bronce como mínimo. Eso es lo que, salvando las diferencias y haciendo válido el símil, he vuelto a conseguir. Tercer premio en el Concurso Literario "Mi Semana Santa" de Linares. Cuando me llamaron no me lo podía creer. Sabía que este año había escrito un buen relato. Y se sabe porque esa sensación que tengo cuando releo lo que escribo así me lo decía. Tenía esperanzas. Evidentemente, prefería el oro. Porque es mi tercer bronce, amén de dos platas que también poseo. Pero lo importante, en este caso, no es el color del metal. Lo importante es el reto personal de escribir, que desde el 2006 no había podido, por trabajo, por falta de tiempo, porque la vida es la vida, o por lo que sea, tener la concentración de escribir algo decente. Y que desde el 2006 hasta ahora sólo me he presentado en 2009 y en el 2012 y con la casi total seguridad y asumiendo de que lo que presentaba era mediocre. Y así fue. El premio ganado ayer significa mucho porque estaba perdiendo la confianza en mi. Y tenía que demostrarme que aún puedo escribir cosas que emocionen. Parece que el que tuvo, retuvo. Y tras siete años, esto es, quizá, la mejor prueba. Dicen que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. A mi se me cerró hace unos meses... pero perdí el miedo, sabiendo que mi futuro era incierto. Porque tengo un pasillo inmenso con tantas ventanas que no puedo ni contar. A ver si me dejan abrirlas...  después de todo, puede que la ventana me muestre la lluvia, pero puede que me muestre al arcoiris.  

viernes, 8 de marzo de 2013

CUANDO EL ORGULLO GANA LA BATALLA...

...el resto de nuestras cualidades se esconden bajo la mesa. Decir lo que uno hace por los demás no significa echarlo en cara. Creer que nos dicen las cosas como un reproche disfrazado demuestra ser poco considerado. No hago las cosas por lástima, ni por creerme mejor persona; quizá, ni siquiera por amor o por cariño. Las hago porque la gente lo necesita, y porque yo necesito a la gente. Nunca pido nada a cambio, ni recuerdo constantemente lo que hago. No quiero agradecimientos eternos. Lo que pasa es que yo tampoco soy perfecto. También tengo orgullo. Y me equivoco muchas veces. Pero no creo que nadie sea mejor que yo. Ni tampoco peor, no se trata de menospreciar a nadie. Por eso mismo, si yo pospongo tareas para atender otras, no entiendo que la gente no haga lo mismo por mi. No se trata de venganza. No se trata de indiferencia. Ni de maldad. Se trata de igualdad de condiciones. Se trata de compartir. Se trata de entender mi particular punto de vista acerca del egoísmo ajeno. No me molesta hacer las cosas, pero tampoco quiero que crean que cuando las hago, me molesta. Para eso, mejor me estoy quieto...

jueves, 7 de marzo de 2013

AL VUELO

Es en la época de los nuevos tiempos cuando los viejos salen a relucir. Inesperado es algo cuando ocurre en el momento en que no se espera. No siempre necesitamos saber cuándo van a ocurrir las cosas, cuándo van a suceder los eventos. No es normal. Pero siempre que existe algo que no es normal, tarde o temprano llegará aquello que sí que lo es, y no podemos evitar sentir, al menos, cierto consuelo. Cojo las cosas al vuelo y, cuando no puedo, dejo que caigan. De ahí no se van a mover. Y ya, si eso, cuando la calma se apodere de mi, volveremos a intentar recoger las cosas del aire que nunca van a caer por su propio peso. No siempre vamos a tener razón...


miércoles, 6 de marzo de 2013

DESDE LAS ALTURAS

Las cosas se pueden decir desde las alturas o desde el sueño, mientras nos arrastramos despreciando a nuestros principios. Desde el lateral o de frente. Desde la izquierda o desde la derecha. Desde cualquier punto de vista, adoptando cualquier ángulo. Aunque esté muerto... el ángulo, me refiero. Pero, quizá, lo más importante sea saber decir las cosas. Se digan desde donde se digan. Posiciones incómodas no ayudan a ser claro. Tendencias que marcan toda una época. Épocas que ensucian el nombre de toda una generación. Desde las alturas, ya sean reales o ilusorias, parece que, al final, después de todo, lo mejor es decir las cosas. Aunque no se nos de bien. Más vale una mala consecuencia a una buena... sensación. No sé. Después de todo, no se come de las sensaciones.

martes, 5 de marzo de 2013

CARICATURIZADO

Ya tengo mi caricatura. Se la pedí a un amigo vía Twitter y la verdad es que ha quedado genial. A mi me gusta bastante. Reflejo de la realidad, tal y como debe ser. Con mi Banda de toda la vida detrás, con el detalle de la cámara de fotos colgada al hombro, con mi prominente y cada vez mayor frente, que hace que la calvicie esté llamando a la puerta cada vez con más ansia... en fin, mi cazadora vaquera, y mi gesto preocupado que suelo llevar por bandera.

Genial. Cortesía de @santacenero. Aquí podéis ver su blog:


Es un crack. Gracias, amigo.

De momento, lo usaré como avatar en varias redes sociales. 

lunes, 4 de marzo de 2013

TÚ, EL MAR, LA FOTOGRAFÍA Y YO

La Luna, el agua, sal marina y el sol. Infancia, ahogos, tus recuerdos y el corazón. Él, mis sueños, tus anhelos y mi amor. Caricias, compañías, mi esfuerzo y tu sabor. Ella, el cielo, caramelos y tu bella flor. Cumpleaños, niños ausentes, velas muertas y compasión. Esperanza, ganas, vidas rotas y desilusión. Años, calma, juegos y besos de triste fulgor. Hay años en que cumples años mientras cuentas los segundos, hay años en que los años cumplen vidas y vidas que cumplen con fechas repletas de caprichos. Nadie escoge nuestros días; son los días los que escogen los hechos. Y los hechos están ahí, imborrables, intratables, llenos de sorpresas desagradables, insospechadas, cambiantes como palomas aladas. Muertas. Inertes. Los mismos instantes con diferentes suertes. Las felicidades no se dicen... se mantienen presentes. Pasan los años, pasa la gente, las vidas, los niños, los amigos presentes, pasan las nubes, los accidentes, las flores marchitas, los penitentes, pasan los coches, los rezos, sonrisas, miradas al frente, pasan mis años contigo siempre presente. Y pasan, y pasan, y siguen pasando... como si fueran indiferentes siguen caminando; pasan los vientos, y tu aroma, respirando, y mis palabras tus lágrimas de media Luna van rozando con los suspiros que por el camino dejas susurrando. Porque no decir siempre un "te quiero" es olvidar que te estoy amando. Felicidades.

sábado, 2 de marzo de 2013

CARENTE DE HUMILDAD

La humildad, seguramente, sea una forma de vida o una forma de ser, lejos de ser un concepto. Es una cualidad, una conducta. Es el espejo de aquél o aquella que prefiere pasar desapercibido o desapercibida por los caminos de la vida. Quien quita importancia a todo lo que hace, quien resta mérito de todo lo que tiene, quien reconoce que todo es muy mejorable y que nada es perfecto. Creo que así suelo ir por la vida, con la máxima humildad posible e intentado no pecar de una prepotencia que se nos puede ver más allá del espíritu. Desconozco si la gente se preocupa de ser humilde o, por el contrario, prefiero ser reconocido allá por dónde va por el olor que desprende a vanidad. Quizá conozcan su propia vanidad y en el esfuerzo de parecer humilde, se hunden como el Titánic. El caso es que me preocupa que haya personas que parece ser que ante mi se muestran indiferentes cuando se nota que poseen una mente engreída que contagia toda su personalidad. Me preocupa porque realmente no pasan indiferentes ante mi, sino todo lo contrario, con una personalidad arrogante y, por tanto carentes de humildad. Es una pena, porque nunca pienso en ser mejor que nadie salvo que sea yo mismo, porque creo que nos honra el afán de superación muy por encima que el afán de protagonismo. Y pienso que cuando sepamos ser humildes, sabremos ser todo lo demás que, por un lado, queremos ser, y por otro lado, la gente espera de nosotros. De todas formas, a quien no le importe lo que piensa la gente, mucho menos le importará esta opinión...

viernes, 1 de marzo de 2013

INAUGURACIÓN

Y llegó el día señalado a la hora señalada, y pasó el evento, y todo estuvo bien o mejor de lo esperado. La verdad es que la inauguración de la exposición fue un éxito, y las visitas están siendo bastante numerosas hasta la fecha. En la fotografía se pueden observar las instalaciones con algunas de las fotografías momentos antes de abrir. Esperemos que todo se desarrolle con normalidad y contemos con muchos visitantes que puedan contemplar nuestras obras, que con tanto esfuerzo se han conseguido exponer. Podéis ver todas las fotos del acto y más información en la página web del grupo, como es habitual.