martes, 5 de febrero de 2013

CON LOS OJOS CERRADOS

La ignorancia proviene del miedo, y éste se alimenta de la ignorancia. Entiendo que a veces es necesario intentar comprender la vida tal y como viene, quizá buscando alguna explicación; pero siempre ha sido así. Lo desconocido asusta, y cuando no existe explicación lógica, se tiene a buscar la explicación ilógica. Cualquiera puede caer en ese error, en esa idea, ese concepto mal pregonado, esa misa que la naturaleza proclama cada vez que no entendemos la propia vida. Incluso uno mismo ha caído en esos error, esos fallos, y seguirá cayendo. Eso es innegable. Lo que no entiendo es que es que caigas en esos errores teniendo los ojos bien abiertos. Eso sí que no lo entiendo. Es como si te dan lo solución a un problema en un libro y por tal de no leerlo, prefieras creer lo primero que te digan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario