jueves, 5 de abril de 2012

CRISTO DE LA BUENA MUERTE

El Miércoles Santo es atípico en Linares, digamos al menos distinto. La excepción que confirma la regla. La única cofradía que no sigue un cierto orden en la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Una cofradía relativamente nueva y que va creciendo, con un Cristo nuevo, itinerario nuevo e ilusión siempre presente. Después, la procesión de los sacos, como dice mucha gente. Un Vía Crucis, que está en la calle dos horas, la última del miércoles y la primera del jueves. Un Vía Crucis en el cual no hay música, ni banda ni costaleros, ni palios ostentosos ni lucimiento alguno. Sólo caminar, con un saco y una cruz a cuestas, rezando en cada una de las 14 estaciones del Vía Crucis, caminando por las calles de Linares. Preparando ya el primer día clave de la Semana Santa de la ciudad, este Jueves Santo que, como todos los días anteriores, amenaza lluvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario