miércoles, 28 de marzo de 2012

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA DE SEMANA SANTA DE GRANADA

De nuevo tengo el placer de anunciar una humilde exposición de fotografía en el pueblo donde resido. Lo primero, agradecer al Ayuntamiento de Alhendín y a su Área de Cultura las oportunidades que me ofrecen para exponer mis fotografías. Con una pequeña inversión que realicé hace unos meses comprando unos marcos "decentes" para poder exponer a un tamaño de 40x30 cms, he de decir que todo lo demás han sido facilidades por parte del Ayuntamiento, así que desde aquí reitero mi más sincero agradecimiento.

No sé el éxito que tienen mis exposiciones, porque no puedo estar todo el día presente, lo que sé es que a mis oídos llegan voces de que las fotografías gustan, y eso, para mi, ya es un éxito. Si todo sale bien, habrá una tercera con fotos del pueblo, y estoy pendiente de realizar una en Linares, todavía me quedan algunas negociaciones. Económicamente, no gano nada. Y es que el mundo de la fotografía está cada vez más competido. Pero tampoco tengo nada que perder, así que seguiremos adelante. Nunca se sabe...

Podéis ver las fotos expuestas en mi flickr, como siempre, para todos aquellos que no las podáis ver en persona:

O bien, podéis ver algunas de las fotos en un video que he realizado aquí:

Gracias de nuevo a todos por vuestro apoyo.

jueves, 22 de marzo de 2012

REFLEXIÓN

Hace semanas, por no decir meses, que no me siento tranquilamente delante del blog a escribir lo que pienso, lo que siento o, simplemente, a ser yo por unos instantes. Al menos, he asomado la cabeza sobre esas líneas de espiral que nublaban mi mente y el camino se me ha puesto como una línea recta. Digamos que sigo teniendo el mismo tiempo pero al menos éste está ordenado. Existe cierto control. Y esto pertenece más al éxito que al fracaso, aunque ambos términos toman partido. Las noches me calman, porque las aprovecho por partida doble y me permite tener más libertad vespertina. Por supuesto, sigo pegando puñetazos a la crisis y de momento, sé dónde me voy a levantar incluso antes de caerme. Aún así, sigo nostálgico, porque las fechas traicionan. Y lo hacen año tras año, como no podía ser de otra manera. Deberíamos elegir cada año el día de nuestro "cumpleidems". Pero no, siempre en primavera, siempre coincidiendo con los mismos acontecimientos, con la misma gente... no es que sea malo, pero tampoco es alentador. El cerebro relaciona eventos y la melancolía termina ganando la batalla. Este año me gustaría cumplir el mío en junio, por ejemplo, y compartirlo con mi padre o mi hermano. O en julio, que tengo vacaciones, y celebrarlo con un viaje. Pero no, hasta para eso estamos marcados.

Es cierto que, este año, también me ha tocado vacaciones la primera quincena de abril. Y coincide con la Semana Santa, lo cual no se si es bueno o demasiado arriesgado. Nos roban los momentos mientras nos regalan las palabras. Y no me gusta. Por eso es mejor tener siempre compromisos, porque así no te tienes que preocupar de otras cosas. Bueno, ahí va mi ánimo. No me quejo mientras me lo permitan. Pero tampoco creáis que voy a tener unas vacaciones de relax. Las vacaciones sirven para soltar una cuerda y agarrar otra que también tiene que ser tirada. Así es la vida...

Os agradezco, eso sí, que no me hayáis abandonado. Sabía que caerían en picado los comentarios, pero yo noto vuestra presencia. Yo también hago visitas, pero cuando las hago, vuestros ojos están cerrados...

Un abrazo.

sábado, 17 de marzo de 2012

MARTINA

Este libro es un conmovedor relato, escrito por Ángeles López, el cual cuenta la historia de una de aquellas muchachas que fusilaron sumariamente, un 5 de agosto de 1939, ante las tapias del Cementerio del Este de Madrid. La autora nos muestra en el libro, aquellos años siniestros, de hierro y fuego, y rescata de la memoria todo lo que aconteció en ellos. El libro está documentado y basado en la historia de Martina Barroso, que fue la número trece de aquellas casi niñas, que fueron escogidas por una dictadura y represión ciega del franquismo. Su historia, es contada por su sobrina-nieta, Paloma, y por Ángeles López, mostrándonos el terror y la injusticia.

Es una historia como muchas otras que seguramente pasaron en este país, durante esos años, y eso nos da a conocer la maldad de los que mandaban, demostrando que no se detenían ante nada. Escrita con talento para la narración, la autora transmite las situaciones, y estados de ánimo. La delación, la detención, los interrogatorios, las ejecuciones, se nos relatan en un texto que tiene un tono de reportaje o de crónica. El relato alterna pasado y presente, dos años, ( 1939 y 2004 ) que son los del tiempo evocado, y los del tiempo real. Hay dos voces narrativas, Martina la protagonista y Paloma su sobrina-nieta. Unas alpargatas de esparto, hechas en la cárcel de mujeres con el sudor y las lágrimas de Martina para su sobrina, son el detonante de esta historia que generación tras generación, van heredando las mujeres de la familia para no olvidar lo acontecido en esos años, y sobre todo, a Martina.

Es un libro muy emotivo. Lo recomiendo.

By María.

martes, 13 de marzo de 2012

LA LADRONA DE LIBROS

Este libro es una novela preciosa la cual está narrada en una forma muy original. La narradora es la propia muerte, que está presente en todas y cada una de las secuencias del libro. También llama la atención, la forma en que está escrita, con títulos y subtítulos, como si fuera un cuento para niños. Pero nada más lejos de la realidad. El libro es mucho más que eso. El autor nos sumerge en un mundo abstracto, a la vez que real, con su forma de escribir maravillosa, haciendo que el lector viva la historia de una forma muy especial. La protagonista del libro, Liesel Meminger, una niña de nueve años, es dada en adopción por su madre, a una familia alemana, después de dar sepultura a su propio hermano de seis años muerto durante el viaje. En esta casa Liesel, encuentra cariño y comprensión, sobre todo del padre adoptivo, Hans Huberman, en el cual encontró el consuelo que necesitaba y la ayuda para aprender a leer, cosa que hizo con el primer libro que robó en el cementerio, donde fue enterrado su hermano. Aunque la familia es alemana, también es antinazi y eso hace que llame la atención, ya que se supone que todos los alemanes tenían que ser patriotas. La vida de Liesel transcurre entre, la pobreza, y la escasez reinantes en la casa, y el acordeón que tocaba Hans, la ropa que Rosa, su madre, lavaba, la sopa de guisantes, y su amigo Rudy.

Liesel, cada vez que tenía una oportunidad robaba un libro, ya fuera de una hoguera, o de la casa del Alcalde, la cual conocía por ir a ella con su madre. El día que conoció a Max, el “judío” fue muy importante para Liesel. Comprendió más la bondad de sus padres, al comprobar que ocultaban en su casa a un judío, con el riesgo que eso suponía para ellos, y también al ver de cerca, la tristeza, el dolor, la aflicción y la soledad a través de los ojos de Max. Este libro es una pequeña joya, ya que tiene un vocabulario perfecto y lleno de metáforas, las cuales te hace pensar y visualizar las palabras, como por ejemplo, comparar el cabello de Max, con plumas muy suaves, o el de Rudy, con el color del limón. Tiene un sentido lírico en la narración, y un gran mensaje de amor hacia los libros, y cuenta una historia donde los libros se convierten en tesoros. Los primeros años de la guerra van pasando y la muerte va haciendo su trabajo, que como ella misma describe, es recoger todas las almas, cosa que en esos años se le acumulaban. Liesel sigue robando libros, para leerlos ella, y también, a todos los refugiados en el sótano, mientras caían las bombas. El autor nos da a entender en este libro la importancia que tienen las palabras en la vida de las personas, ya que algunas veces alimentan el espíritu, y no hace falta nada más. Es un libro, lleno de sentimientos. En él, alude a la soledad, a la pobreza, al terror, a la tristeza, pero también está presente, la ternura y la inocencia de una niña, que vive los horrores de una guerra, y logra sobrevivir gracias a las palabras y a unos libros robados. El libro que estaba escribiendo le salvó la vida.

En el taller ha gustado bastante. Casi todas coincidimos en que a pesar de lo duro de la historia, el libro se hace más suave por la forma en que el autor lo presenta. Lo hace ameno, tanto por la forma en que está escrito como por los dibujos que hace y las explicaciones que da, antes de cada capitulo. Pensamos que es un libro muy bueno.

Y la muerte continúa haciendo su trabajo.
Mientras en el Mundo existan, guerras, violencia, terremotos, devastación…
Ella estará ahí, recogiendo las almas en sus brazos y bolsillos, hacia la eternidad.
Como bien dice ella misma. Los humanos me acechan.

By María.

lunes, 5 de marzo de 2012

IRRECONOCIBLE

Con el paso del tiempo, las oportunidades se tornan cuando menos irreconocibles. Los lugares, algo distintos. Las personas, cambiantes. Los mundos, diferentes. Y todos tenemos, al menos, dos mundos distintos, y sólo queremos compartir uno de ellos. No miro mi mundo desde el ombligo del sabio, sino con las gafas del miope. Es irreconocible. Tanto como el mundo real como el mundo soñado por todos. Irreconocibles nos sentimos cuando viajamos a lugares conocidos y al mismo tiempo olvidados. Olvidados por nuestra memoria, carente de significado, llena de instantes que siempre van a pertenecer al mundo del pasado justo desde el mismo instante en que nos estamos acordando de ellos. Instantes perdidos. Momentos deseados. El caso es que el tiempo pasa irremediablemente al tiempo que nos hace ser irreconocibles a un futuro que no sabemos cuando llegará pero que, cuando llega, ya es un instante más de nuestro pasado. Sólo nos queda situarlo en alguno de nuestros mundos.