domingo, 30 de diciembre de 2012

RECORDANDO LOS OLVIDOS

Recordando los olvidos, olvidé los recuerdos de mi memoria. Jamás modifiqué mi pensamiento en favor de la razón. Jamás pensé en el sufrimiento provocado por el corazón. Jamás... quizá... demasiada reflexión. Que el sol brilla cuando quiere, y cuando no quiere, no necesito más dolor. Perdí mi Luna en el intento, cambié desprecio por amor, que si te roza el viento... ¡Que si te toca el viento pierdo el miedo al rencor! Ay, si te rozara el viento... y pudieras quitarte la venda que moja de lágrimas la espina que clavaste aquél día que vi, contigo, cómo se escondía el cabello rubio del sol. Muchas cosas han pasado desde entonces. Acuérdate. Que no hay maldad en ninguna de ellas, salvo la que quieras buscar. Y si además de buscarla, la quieres encontrar, no te digo más...

Acuérdate de los olvidos mientras guardo la llave de mi memoria en la llama de cualquier vela. Azul. Por supuesto.

Seguramente, no sé apreciar lo bueno de la gente. Puede que no sepa apreciar lo bueno de nada. De absolutamente nada... lo sé. Demasiados defectos en una misma persona. Pero la pared contra la que reboto continúa intacta. Por una vez, podría decir que no tengo Esperanza. Definitivamente, hay cosas que pesan demasiado, y uno, cuanto más tiempo pasa, más tiempo camina, y eso termina pasando factura...

Llegará el año en que los momentos malos superen a los buenos. Quizá no... nunca se sabe. A veces, lo que yo necesito no es lo que otros desean, y viceversa. Y sé que hay que escoger, y cuando escojo pueden pasar dos cosas: que acierte o que no acierte, ya sea conmigo o con los demás. Hagamos un lavado de conciencia y mirémoslo desde un punto de vista para con los demás. Imaginemos que, según los demás, acierto: es una forma de morir yo sólo poco a poco... Imaginemos que, según los demás, no acierto; en todo caso, sería un acierto personal: me matarán poco a poco.

En este caso, el fin justifica los medios (realmente, el fin no varía), y puestos a elegir, prefiero empezar a acertar a mi favor. Pero, ¿por dónde iba? ¡Ah, sí! Recordando los olvidos...

martes, 25 de diciembre de 2012

CUANDO EL SOL NO BRILLA

Cuando el sol no brilla en días como hoy, me acuerdo más de ti. Inertes palabras, consuelo de niño, sin luces ni colores, tan sólo palabras de simple cariño. Días grises no sé si me quedarán muchos por vivir; días aciagos sin objetivos que cumplir; días lluviosos no tienen color añil... Navidad solitaria aún queriendo estar junto a ti. Es una pena que cada año existan más motivos por los que sentir; que uno no quiere mentir, que no queda más remedio que volver a sufrir. Como diría aquél, nos sobran los motivos... y nos faltan las personas. Por eso, cuando el sol no brilla, se pinta mi rostro de gris, sabor a nube cuando el año toca a su fin. Y volveremos a empezar, con deseos y sueños, con miradas al más allá, con esperanzas de mejorar... con lágrimas en los ojos viendo el tiempo pasar. Dime, abuelo, que en el cielo estás, escuchando ladridos y llantos que yo no pude escuchar, contando las alas de los ángeles, sueños de mi verdad, que mintiendo falsedades el camino es el que hay y no se puede cambiar... 

Y sin haberlo pedido, volvió a llegar la Navidad, pero cuando el sol no brilla... yo no tengo nada que celebrar. 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

SUSURROS DE ESPERANZA

Me marché sin hacer ruido, cabizbajo, con paso lento y pausado, volviendo la mirada atrás cada vez que olvidaba la sombra de tus pupilas dibujada en mis lágrimas imaginarias. Contemplé desde las alturas tus susurros de consuelo mientras te buscaba en la dirección que miraban tus ojos. La felicidad de los demás se convierte en envidia si la tristeza inunda el más sincero de los corazones. Y no quise verte de nuevo, mas intentaba escuchar de nuevo tus susurros de Esperanza. Fui incapaz. El llanto no quiso mojar mis sueños. Mis lágrimas no encontraron un sólo momento de soledad. Se escondieron tras el aroma de tus susurros. Susurros de soledad, que no me dejaron sólo en la Esperanza de la angustia de quien no entiende lo que no se puede entender.

Y entonces, me marché de verdad. Sin valor. Sin la fuerza necesaria para tu mano poder besar.

Porque no encontré palabras que pronunciar mientras imaginaba tu mano tan cerca de mi pesar.

Y no supe llorar, susurros de Esperanza, y no supe llorar, sin rencor, ni alabanzas, ni llanto, ni vida, ni dolor, sin sentir... absolutamente nada.

Sin susurros... ni Esperanza.   


domingo, 16 de diciembre de 2012

NECESIDADES

Una verdad a medias es una mentira completa, en cuanto a que una verdad a medias implica una mentira a medias, y la mentira siempre se hace de manera intencionada. Necesito tranquilidad. Necesito paz y sosiego. Necesito que crean en mi. Necesito libertad. Necesito que hagan por mi lo mismo que yo hago por los demás. Necesito compartir obligaciones. Necesito no dar la espalda a los problemas. Necesito confianza. Necesito que me quieran como soy. Necesito valorar a las personas. Necesito inspiración. Necesito apoyo incondicional. Necesito preocuparme de todo aquello que me impide ser feliz. Necesito sentir que se preocupan por mi sin adornos de palabras. Necesito sinceridad. Necesito el valor de la gente que dice las cosas a la cara. Necesito determinación. Necesito notar que no estoy perdiendo el tiempo. Necesito ver la felicidad en la gente que me rodea.

No necesito reproches injustificados. No necesito falsas palabras. No necesito aparentar lo que no soy. No necesito que entiendan lo que no necesito; bastaría con que lo respetasen. A veces, es bueno que la gente decida por ti. Otras veces, puede ser la destrucción. Lo veremos cuando lleguemos al final, si es que existe dicho final.

Quizá haya gente que necesite sentirse valorada por el simple hecho de hacer lo que se supone que es políticamente correcto. Se equivocan de pleno: nadie dicta lo que es políticamente correcto, y si alguien cree lo contrario, se está dejando llevar en demasía por las apariencias.

Es una verdadera lástima... llegar de esta manera a la autodestrucción. Me conformaré, por ahora, con esquivar las ondas expansivas.

No necesito nada más.

jueves, 6 de diciembre de 2012

SEGÚN SE MIRE

Muchas veces no importan los motivos, sino los hechos en sí. Todo cuanto miro a mi alrededor está impregnado en una melancólica tristeza que maltrata mis sentidos. Después de todo, siempre me consideraré un malvado por no dar lo que la gente espera de mi. Quizá sea el mayor error de mi vida: generar malas costumbres. Pero tampoco puedes pedirle al ciego que mire las nubes. Entiendo tu tristeza, y tu forma de pensar. Entiendo todo lo que acontece, según tú. Sé que tu corazón puede ser enorme, pero no lo dejan crecer. Y según tú, las cosas no se pueden cambiar, tienen que ser así aunque impidan la felicidad. Todo cuanto observo está según tú. Y, después de todo, aquello que veneramos, aquello que adoramos, aquellos sustentos en los que podemos sujetarnos para no caer, son egoístas, mienten con bonitas palabras de consuelo, fáciles de pronunciar en la distancia. 

Todo eso duele más que los propios golpes recibidos con el más afilado de los látigos. Nada tiene que ver el amor, excusa despreciable para no llevar a cabo lo que se supone políticamente incorrecto. Ya que una persona ama a su pareja, ésta tiene el derecho a golpearla hasta matarla. Hipócrita forma de pensar teniendo el amor como escudo, escudo que no protege absolutamente nada. Escudo que lo único que hace es pesar en nuestras conciencias para darle vida a la peor de las lástimas: la compasión. El hecho de estar enamorado no implica tener que soportar hasta la más bella humillación.

Mis palabras pueden ser interpretadas hoy de muchas maneras. No me importa. Sea cual sea el camino que tome mi vida, seguro que no es peor que el que estoy recorriendo ahora. Yo no me preocupo por qué estás triste; me preocupo porque estás triste. 

Hay gente que se preocupa tanto de los motivos, que se olvidan de las personas. Eso sí que es triste, sobre todo si son madres. Pero no pasa nada: me dirán que mi manía es "injustificada".

martes, 4 de diciembre de 2012

CUÉNTAME

Déjame ver, actúas cual ermitaño, como si fuera un extraño del que no quieres saber. Explícame, como lo hicieras antaño, donde confesabas sin dudar tu alegría y tu pesar. Acércate, acortemos la distancia, que hace algún tiempo separa a esta antigua amistad. Concédeme tu voto de confianza y vuelve a regalarme tu insultante sinceridad. Desvélame el secreto y lo pondremos bajo llave, no pienses que estás sola, conmigo puedes contar. Olvídate de todo, solicito tu sonrisa, deja de andar por la vida en clave de melancolía. Cuéntame y hazme saber quien te quita el sueño, quien provoca tu silencio, cuéntame, que quiero saber, quien ha perturbado tu calma, que me está doliendo el alma... cuéntame.

Quiero volver a contagiarme con tu vida, esa que tanto echo de menos, la que un día me hizo ver. Invertiré sangre, piel, sudor y lágrimas, que esa cara no me gusta, en que tu vuelvas a ser. Hacíamos dos palmos, hace tanto ya de aquello, cuando firmamos un pacto de eterna complicidad. Daría lo que fuera, mi vida si me la pidieras, por volverte a ver como eras, mi alegre estrella. Cuéntame y hazme saber quien te quita el sueño, quien provoca tu silencio, cuéntame, que quiero saber, quien ha perturbado tu calma, que me está doliendo el alma... cuéntame.

Cuéntame.

La Caja de Pandora.

domingo, 25 de noviembre de 2012

DOS DÍAS

Y dentro de dos días, todos haremos como si no hubiera pasado nada. Miraremos hacia otro lado y pensaremos que hay cosas que sólo les pasa a los demás. Quienes dicen estar ahí, también tienen su vida, y los secretos son demasiado grandes para poder esconderlos tras los labios. La carne sigue siendo carne, y por tanto, sigue siendo débil. No sabemos lo que nos queda. Sólo sabemos lo que termina marchándose por las esquinas que nos dejan el paso de los días. No existe lo divino, ni lo mágico; no existen los superhéroes; seguramente, tampoco la suerte. Porque, quizá, dentro de dos días, todo parezca normal. Pero jamás permitiré que exista el tercer día. Mil lágrimas de sangre desbordan mi corazón, mil sonrisas de ensueño discuten las ideas de tu pasión. Y si mil veces preguntas, mil veces tendré que decir... no. Porque mil lágrimas son pocas para mostrar una pizca de mi dolor. Que a partir de ahora quiero soñar con ángeles... de dos en dos.

jueves, 22 de noviembre de 2012

AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS...

...en los que no existían la pena ni el dolor, en  los que la sonrisa se veía en nuestras miradas, en los que la libertad tenía el color de tus ojos, en los que la amistad primaba por encima de todo, en los que compañía significaba amor, en los que morir era vivir por alguien, en los que sentir era desear tu felicidad, en los que tu voz sonaba como un susurro en mi oído, en los que susurrar era gritar la inocencia. Aquellos años en los que la juventud era sinónimo de juntar nuestras almas. Mucho ha cambiado la vida, y mucho nos cambia la muerte en la que batallas perdidas se esfuerzan por querer siempre verte, y nos ganan terreno, y perdemos, casi siempre, luchando, estando siempre en el frente... que ya no encuentro escudo para protegerte.

Y ahora quedo pensando sin saber muy bien en qué pensar; reflexivo; con la mirada gacha; intentando tocar tus sueños; queriendo morir en vida, viviendo mi propia muerte, que cada vez que te miro... cada vez que te miro, veo en el suelo un trozo de sombra inerte que no puede tener la luz, ni en vida, ni en suerte. 

Perdona que no te lo cuente. Porque si la primera vez tienes que ser fuerte, a la segunda... a la segunda ya no sabes cuánto caminar para poder perderte. Lo siento; no me creo que en el cielo pueda caber tanta gente.

Se me quitaron las ganas de sentirme... indiferente.  

martes, 20 de noviembre de 2012

MOMENTOS IRREPETIBLES

Que, por desgracia, se quedan en eso. A veces, los errores se pagan demasiado caros; y sin tiempo de reacción. El horizonte está detrás para quien mira atrás. El que mira hacia adelante quizá tiene demasiados obstáculos. Hay gente que dice que lo mejor es siempre pensar en uno mismo; yo creo que eso es bueno únicamente cuando lo necesitas de verdad. La fotografía me ayuda a relajarme, a pensar, a recordar el pasado. Sobre todo a recordar. Quizá por eso suelo mirar más hacia atrás, tratando siempre de aprender de los errores, de no repetir mala experiencias una y otra y otra vez... Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad siempre y cuando el empeño sea el adecuado. Y no es que no mire el futuro por cobardía o por miedo; lo que pasa es que aprendo de lo vivido y de lo cercano. El futuro está lejos y además... no tengo buenos recuerdos de él.

martes, 13 de noviembre de 2012

EL LADO MENOS HUMANO

El lado menos humano del ser humano es no mostrar su humanidad como tal. Jamás tuve la intención de esconder la parte que humaniza mi alma. Esa parte que, además, se encarga de petrificar mi lado más rebelde. Nunca tuve miedo de que me vieran la sensibilidad a través del cristal transparente que encierra mi mirada. Reconocí lo que tenia que reconocer en cada momento y en el lugar necesario. Pedí ayuda cuando lo necesité sin prestar atención a los daños colaterales. Presumí de mis fracasos buscando el orgullo vacío de mis éxitos. Reí para evitar que los demás lloraran, e intenté llorar cuando aprecié la sonrisa en sus rostros. Por ello, veo lo absurdo en quien guarda su dolor cuando en realidad sabe que ocultar los sentimientos es como llevar una bolsa opaca en la cabeza. Todos los días pueden ser un mal día, pero también pueden ser buenos con el simple gesto de saber mirar hacia otro lado. El aire que produce una puerta cuando se cierra... quien sabe si puede generar un huracán.

domingo, 11 de noviembre de 2012

TÉCNICAS DE FOTOGRAFÍA DIGITAL

Este libro ha sido el último que he leído sobre el mundo de la fotografía. Es un libro bastante grande que pillé de oferta en un Supermercado en el cual estos libros no suelen estar de oferta, y por 14 euros que me costó es un libro muy interesante. Está dividido en 20 capítulos, cada uno de los cuales trata un tema diferente, entre los que podemos encontrar fotos infantiles, fotografías de animales, movimiento y dinamismo, luz artificial y de estudio, fuego y agua, fotografía arquitectónica, bodegones, retratos, productos, motivos de las estaciones del años, fiestas populares y fuegos artificiales, retoque en Photoshop, fotografía nocturna, etc... El libro consta de 320 páginas de calidad con fotografías bastante impresionantes y demostrativas de las explicaciones en él incluidas. Además, considero que es para todos los niveles, pues he aprendido algunas cosas y otras ya las conocía. De todas formas, como siempre digo, en este mundo estoy en constante evolución y, por supuesto, cualquier libro que pueda caer en mis manos de fotografía y que me sirva para aprender, por poco que sea, será siempre bienvenido. Este me ha encantado por su calidad fotográfica y explicaciones. 

jueves, 8 de noviembre de 2012

UN MUNDO EN MOVIMIENTO

No hace falta que me digas que has llorado para saberlo. No hace falta que me digas que has sufrido para sentirlo. No hace falta que me digas que has luchado para demostrármelo. No hace falta. En serio. Yo lo sé. Las nubes no crecen dentro de mi. Son bellas al exterior de los ojos de los demás. Tampoco espero que me recoja un ángel del cielo para poder volar con la angustia de mi temor. En un mundo en movimiento, el que menos se mueve, termina perdiendo. No puedo volver a vivir lo vivido, ni puedo cambiar una decisión que ya está tomada. Sobre todo si ya ha ocurrido. Llevo días pensando en mi pasado. Iba a decir "infancia", pero quizá sea una palabra que desaparece nada más pronunciarla. Y lo que más me gusta de mi pasado es que es únicamente mío. Quizá no sea como lo hubiera imaginado, pero sí que lo he imaginado como es. Lo que menos me gusta de mi pasado es... que ya ha pasado. Y todo es debido, precisamente, a este mundo en movimiento, en el cual un día te hace volar a un pasado que ya no va a cambiar y otro día te despiertas en el futuro que no puedes elegir. Así que intentaré, al menos, seguir el movimiento de este mundo. No me queda otra.

miércoles, 31 de octubre de 2012

EN BUSCA DE LA LUZ

Luces comprometidas con sombras cargadas de ignorancia. Destellos que alumbran las ganas de sobrevivir sin tener ganas de perder. La verdad se esconde tras la lengua de la mentira, y la mentira no tiene nada que decir. A veces, sueño con todos; otras veces, sueño con quienes más me hicieron soñar. Todas las noches son especiales cuando te acuerdas de los que ya no están, porque sabes que aún quedan más velas por poner, pero que el destino te dirá cuándo ponerlas de la forma más cruel que se pueda imaginar. Manuel, Isabel, Carmen, Alfonso, Domingo, Maruja, Miguel, Lucía, Teresa, Manuela, Rafael, Antonia... y tantos y tantos nombres que que no puedo olvidar, imporsibles ahora de recordar. Todos tienen esa luz que, tarde o temprano, llegaremos a alcanzar. Por supuesto, sin olvidarme de aquél que no tuvo nombre y que duerme en los regazos de mi querida Luna.

domingo, 21 de octubre de 2012

PUNTO Y FINAL...

...o quedarme con la sensación de una vida destrozada. A estas alturas, no existen los recuerdos, sobran las palabras y falta el sentido común. No pensamos. Es cierto. Daría todo lo que tengo por cambiar muchas cosas, aunque creo que la vida ya me ha quitado bastante. Por eso quizá no me duela perder nada más. O puede que sea por otras cosas. Lo que no puedo permitir es que me tachen de actuar con maldad, ni de desear que todo salga mal. La enfermedad mental puede ser más grave que la física, sobre todo para los demás. Todos se piensan vulnerables a la verdad e inmunes al chantaje, cuando debería ser al contrario. No sé qué va a pasar en el próximo mes, aunque algo gordo, seguro. Lo mejor es que se acabe el mundo cuando predijeron los Mayas. Y punto.

viernes, 12 de octubre de 2012

ERROR

Cansa la búsqueda de lo espontáneo y natural. Callamos sin motivo. Motivamos la respuesta. Palabras sin olvido llenan de odio mi apuesta. Demasiada información en tan poco espacio de tiempo. No sé la medida exacta para medir los instantes. No sé si lo reciente parece lejano en el tiempo. Ni siquiera sé si los años pasan de dos en dos. Lo importante es saber buscar el error, pero por mucho que encuentro, no busco lo que se ha perdido, sino lo que no existe en la vida tangente. No me saturo únicamente por la falta de tiempo para llegar a un destino que la vida aún no tiene para mi; influye, también, el pensar, el reflexionar, el conocer cosas que otros desconocen, el ignorar las consecuencias de nuestros actos. Que tampoco se trata de ignorancia; sobre todo si el conformismo gobierna nuestro espíritu. Entonces, volvamos al principio... Si tuviera tiempo también para pensar quizá conformarse sería lo de menos, y la búsqueda anhelada podría tener otros caminos. Sea como fuere, siempre existe ese temido porcentaje de... error.

martes, 25 de septiembre de 2012

ENTENDIMIENTO

Afloran las ganas de llorar en rostros pausados, con lento caminar, sosegados, con calma intermitente, mirando al pasado abundante en mi pesar. No vemos lo que existe delante de nuestros ojos, seguramente porque no pensamos en nadie más que en nosotros. Y eso es malo cuando no se sabe reconocer. Confío. Claro que confío. Confío tanto que precisamente por confiar dejo de pensar en mi para pensar en los demás... y luego me acusan de no confiar. Pero esa no es la cuestión. No siempre confiar es sinónimo de entender. Ni amar. Ni querer. Mi predisposición a la libertad es siempre total, abierta de par en par. Pero libertad no significa ser esclavo de nadie. Cuando las cosas han sido como han tenido que ser, han funcionado bien. Y funcionarán mal si se fuerzan a ser como deberían ser. Nada es correcto excepto en la mente de quien lo crea... o de quien se lo cree. Es cierto que nuestras vidas están en el aire; es cierto que somos quienes las controlamos; y es cierto que controlar una vida es difícil, mientras que controlar dos es imprevisible: nadie ama por amor al arte. Que no quiero que me quieran con todo el alma un millón de veces... prefiero que me entiendan una sola vez. Porque por muy bueno que esté el chocolate, si a mi no me gusta... 

Lo deben de entender.

lunes, 17 de septiembre de 2012

NI CINCO MINUTOS...

Ahora sé que nunca serás feliz. Porque te falta la infancia de alguien que no eres tú y te sobra un futuro que puedes intuir como el color de la sangre. Perdiste la mejor compañía que el mundo te quiso regalar, y eso es algo que nunca podrás perdonarte. La tristeza de dos personas eleva al infinito la tristeza de una de ellas de manera individual. Y no, lo más importante en esta vida no eres tú. Te engañas al establecer un orden que no existe, pues todo es importante según el momento. Tu abrazo es tan fuerte que impides que yo pueda abrazarte a ti. Hasta los corazones más fuertes y puros necesitan respirar. Y en esas estamos, intentando coger bocanadas para intentar sobrevivir, que ni siquiera son todas para mi, que algunas las uso para llenar el bote de tu fragancia... Y cada vez lo siento más vacío. Por eso sé que nunca serás felíz. Y si tú no luchas por tu propia felicidad, no tengo la Esperanza de que luches por la de los demás...

A veces ocurre que cinco minutos son una eternidad, que los pides y no te los dan, los solicitas y te los desprecian, los suplicas y olvidan el tiempo que dedicaste en el pasado. Yo seguiré teniendo tiempo para los demás, y si saben respetar la frontera de la necesidad, siempre habrá un hilo que mantendrá vivo mi tiempo, aunque sean sólo cinco minutos. 

A veces ocurre que ni siquiera esos cinco minutos son para mí. Quizá era lo único que necesitaba en todo el día para ser feliz.

A veces, simplemente, ocurre.

jueves, 6 de septiembre de 2012

DE OTRA PASTA

Una cosa es ser fan, y otra distinta es admirar a alguien. Siempre he defendido la idea de que pocas personas son dignas de admiración. Y por supuesto, no lo van a ser, para mi, ni un cantante, ni un futbolista, ni cualquier otro artista de índole parecida. Un médico, que se va a perderse en mitad de un continente perdido para ayudar a los demás, sin esperar nada a cambio, sí que merece mi admiración, por poner un ejemplo. Porque el anonimato es otra especie de admiración con cierto sentido, si lo pensamos realmente. Reflexionando sobre la vida moderna, en la cual un hombre con un único hijo se siente agotado, o una mujer con un trabajo, se siente saturada (o viceversa) me doy cuenta de lo poco que valoramos a otras generaciones, que parecen hechas de otra pasta. Padres con tres, cuatro, seis, ocho hijos... y un único trabajo agotador, demasiado físico, exigente, o con dos trabajos y una casa enorme que mantener, hicieron que, en el fondo, nos hayamos vuelto un poco (por suavizar el asunto) débiles y merecedores de elogios a todo momento. Está claro que cada uno hace lo que puede, y eso hay que valorarlo; pero me da la sensación de que se puede hacer mucho, pero mucho más. Antes lo hacían, y nadie se quejaba de ello. Así es imposible luchar por nuestros sueños...

domingo, 26 de agosto de 2012

LA ILUMINACIÓN EN LA FOTOGRAFÍA

Otro libro que he terminado en estas tardes de verano en las que me toca trabajar y son un tanto aburridas, y como no me gusta perder el tiempo... La verdad es que el libro está genial, lo recomiendo a todo aficionado a la fotografía. Enseña todo lo necesario para aprender a manejar las luces en la fotografía, tanto en interiores como en exteriores. Pero no sólo eso, también nos explica cómo hacer, de forma casera, las herramientas que se deben emplear para tener una correcta iluminación en nuestras fotos y así no gastar más de lo necesario. Sábanas, cartulinas de colores, papel celofán para suplir a los geles, trucos para tener difusor, etc..., y la manera de usar todo ello, hacen del libro más que interesante. Por lo menos, a mi me lo ha parecido. Otra cosa muy distinta es la práctica, tener tiempo para practicar y que las fotos salgan bien a la primera. Además, han sido demasiados conceptos en las 200 páginas que tiene el libro así que seguro que en unos meses merece una segunda lectura y múltiples consultas para reforzar los aspectos más interesante...

Recomendable (para los amantes de la fotografía).

miércoles, 15 de agosto de 2012

EL ALMA DE LOS ANIMALES

La verdad, esperaba algo más de este libro. No está mal en el sentido de que te hace reflexionar sobre ciertos aspectos de la conducta de los animales, conducta que está ahí y que se debe estudiar y tener en cuenta, pero se basa demasiado en los anécdotas y en la religión, y creo que ahí no deben ir los tiros. Anécdotas tiene todo el mundo, y muchas pueden estar relacionadas con el mundo animal. Pero pienso que nadie se puede basar en anécdotas para demostrar algo. Todos sabemos que los animales sienten, padecen, e intuimos que tienen estado de ánimo según la vida se va mostrando delante de ellos. A las personas nos pasa igual. Está bien saber que los elefantes tienen rituales de enterramiento, que hay determinados pájaros que bailan o cantan, o que los monos tienen conductas bastante curiosas, por poner un ejemplo, pero el libro no te da una explicación científica de todo ello. Y aquí es donde entra la religión. El escritor, Gary Kowalsky, es un sacerdote que compara muchas de estas conductas con el comportamiento humano y saca sus propias conclusiones, basadas también en la experiencia, acerca de el por qué los animales podrían realizar determinadas tareas o comportarse de determinadas formas. Pero creo que deja todo demasiado al azar de lo divino. De todas formas, está claro que nadie sabe a ciencia cierta qué es el alma, si existe, si se termina separando del cuerpo cuando este ya no nos sirve... así que ahora que lo pienso, quizá no debiera haber esperado un libro demasiado científico. De todas formas, es corto, se lee rápido y, si no os aburre mucho la filosofía o la teología, puede considerarse medio interesante. De todo hay que aprender.

lunes, 13 de agosto de 2012

MARIONETA DEL DESTINO

La vida siempre coloca delante de nuestros ojos dos opciones. Ambas son válidas para continuar adelante pero, indudablemente, siempre habrá una opción que nos hará ser más felices. Quizá soy un completo ignorante de la vida por no ser diplomado o licenciado. No entiendo conceptos a estos niveles, ni sé reforzar positivamente a alguien, ni puedo despejar incógnitas cuyo significado no encuentro en el diccionario. A lo mejor estoy hecho para lo simple, marioneta del destino, esclavo de la rutina, miseria del alma...

...el esfuerzo no tiene recompensa, y las palabras obtienen demasiado castigo. El silencio tampoco es respuesta cuando está presente el olvido...

Y últimamente, el olvido está siempre presente...

jueves, 2 de agosto de 2012

BUSCANDO EL LÍMITE DE LA TRISTEZA

Cuando miro por la ventana, veo que se me escapa el mundo. Cuando salgo por la puerta, siento que ya se me ha escapado. Cuando busco la libertad, me siento invencible. Cuando me siento prisionero, percibo la infelicidad en las personas que me rodean. Y, por desgracia, ocurre bastante a menudo. Me persigue el sentimiento perenne de saber que puedo, pero la impotencia termina abrazando mi alma. Podría hacer todo lo que quisiera. Pero los sueños se hacen más cortos al tiempo que los días nos hacen más viejos. Hay días que me gana la desgana, y que valga la redundancia, en este caso. Hay días que me derrota la frustración. Otros días, el triunfo es para la pereza. Incluso la desidia tiene nombre de victoria en los peores momentos. Y cuando sé que puedo lograr mis objetivos, me encuentro buscando el límite de la tristeza. Por desgracia, no tardo mucho en encontrarlo, y mis pasos vuelven a pisar la maldita cola mordida por el pez que no sabe inclinar el cuerpo hacia otro lado. Pero para triunfar, lo primero es que nos ayuden a triunfar. Sin embargo, sigue existiendo demasiada incomprensión incluso sabiendo que el triunfo, aunque sea de uno, siempre va a ser compartido. Por eso siempre habrá derrotas. Aunque a veces puedo negociar el empate... que, por otro lado, resulta demasiado insuficiente: mi victoria implicaría la del oponente, y con un empate, perdemos los dos. Así es difícil jugar a ser feliz... 

jueves, 26 de julio de 2012

EL CASTILLO DE CRISTAL

Excepcional. Uno de los libros que más me ha gustado. El Castillo de Cristal es un libro autobiográfico de Jeannette Walls, en el que narra, con gran maestría, la historia de su vida desde que tiene 3 o 4 años hasta que se casa y encuentra trabajo como periodista. Jeannette cuenta las peripecias de su peculiar familia y de cómo se las ingenian para sobrevivir a lo largo del continente americano. A pesar de ser en casi su totalidad narrativo, por lo tanto, con poco diálogo, el libro engancha por su sencillez a la hora de contar cada una de las vivencias e increíbles acontecimientos que la familia va traspasando a lo largo del tiempo. Sin demasiados adornos o florituras que impliquen una narración aburrida, en apenas 5 días he devorado el libro (eso sí, he tenido tiempo para ello) y se ha hecho muy ameno. Y la verdad es que uno llega a pensar si todo lo que ocurre en el libro puede llegar a ser verdad, por lo increíble que puede parecer. Jeannette, junto con Lori, su hermana mayor, Brian, al cual sólo aventaja en un año, y Maureen, la pequeña de la familia, pasan miles de aventuras y casi tantos lugares diferentes, debido a unos padres que deciden ser libres. La madre se cree artista desde joven, y se queja de que nadie sabe ver su talento, en forma de cuadros y literatura, y decide no trabajar excepto en contadas ocasiones como profesora, título que posee. Prefiere ver a sus hijos no comer durante días. El padre, un soñador que jamás ve su sueño cumplido, construir un castillo de cristal en el que vivir junto a su familia. Proyectos en papel, planos, y fantasías, en mitad de trabajos y trabajos que nunca le duran más de unos meses, perseguidor de la actual hipócrita sociedad, y alcohólico a ratos, como los intermitentes de los coches. Hay libros con buena historia, hay libros bien escritos, y hay libros con moraleja entre líneas. Este libro tiene todos estos elementos, y la verdad es que te hace pensar, y mucho, sobre el mundo en que vivimos. Muy recomendable.

lunes, 9 de julio de 2012

DERROTAS Y PÉRDIDAS

Podemos perder infinidad de cosas. Lo importante es no salir derrotado. Pero si pienso en todo lo que he perdido en mi vida, me doy cuenta de que me he expuesto a demasiadas derrotas. Perdí a mi abuelo. Es lo primero y más doloroso que recuerdo haber perdido. Perdí en los juegos de la vida. Perdí moral. Perdí besos de juventud y abrazos de amistad. Perdí peso (y lo volví a ganar; no siempre ganar es bueno...). Perdí puntualmente la timidez para acordarme de ella en los peores momentos. Perdí dinero. Y al haberlo ganado trabajando, consecuentemente, perdí tiempo. Perdí la virginidad al mismo tiempo que perdí un amor. Luego perdí otro amor, y otro amor... y nadie se acordó de mi virginidad. Perdí el contacto. Entre pérdida y pérdida, no olvidemos que sigo perdiendo tiempo. Eso es algo que se pierde todos los días. Perdí una ciudad, y aún no he conseguido conquistar otra. Perdí la compañía de quienes quieren estar conmigo. Perdí una muela. Y las ganas de comer. Perdí gustos que conservé como tesoros. Perdí oportunidades, ilusiones y sueños. Perdí el frasco de tus sonrisas. Perdí la fe, aunque me gusta creer que la encuentro de vez en cuando. Perdí las lágrimas de los fracasos encontrados por el camino. Perdí mi Luna particular. Perdí la resignación del que no quiere luchar. A veces pienso que perdí parte de mi identidad. Incluso perdí la vida que nace cuando aportas una mitad. Pero, en el fondo, me gusta sentirme derrotado. Es la única forma de no sentirse perdido.

Y ahora que lo pienso, lo primero de todo que perdí, con total seguridad, fue mi infancia, Por tanto, puede que sea la única forma de seguir adelante: perdiendo lo que más queremos sin llegar a sentirnos derrotados. Otro día, quizá hable de lo que gané. Pero antes, tengo que encontrar el optimismo... sí, también lo he perdido. Si es que soy un desastre...

viernes, 6 de julio de 2012

NOCHES DE SONRISAS ROTAS

De sonrisas rotas, de sueños perdidos, de lunas oscuras... llamadlo como queráis. Mientras la experiencia nos muestra la crueldad de la vida, también nos sirve para combatir contra ella. Una lucha constante. Aunque todo, nos guste o no, tiene un precio. Lo importante, en la mayoría de los casos, es saber optimizar el tiempo. Porque sin tiempo, no somos nada. Y en estas noches de trabajo, por fin puedo usar mi móvil de módem y conectar con el ciberespacio gracias al portátil. Y todo sin cables, como si fuera magia. De otra forma, jamás publicaría en facebook o en los blogs con la IP de la empresa... ni que estuviéramos locos. Tampoco es que vaya a la velocidad de la luz, pero no le vamos a pedir peras al olmo. Bueno, que me desvío del tema...

...y es que no por tener las cosas más fáciles se nos facilita la vida. Las noches, a pesar de todo, siguen siendo noches.Y aunque en verano son más cortas, las horas son igual de largas. Es cierto que estoy viviendo unos días difíciles, y a veces, exploto por fuera. Porque por dentro, estoy aún cicatrizando otras explosiones. Cuantas más noches trabajo, más me da por pensar, y más me enseña la experiencia. Tanto, que me gustaría no tener un pasado del cual aprender. Pero eso es tan difícil como ser inmortal. Por eso, he sacado varias conclusiones que resumen un poco mi estado actual:

1. También hay inocentes en las cárceles, aunque no nos lo creamos. La cosa más insignificante puede desmoronar el gran trabajo de todo un día. La importancia de las cosas está sobrevalorada.

2. No importa la bondad de un corazón, tarde o temprano tendrá algún error por el cual será juzgado.

3. Nunca hay que subir el listón hasta lo más alto, pues en cuanto lo bajes un poco, serás la peor persona del mundo.

4. La libertad, ni se compra ni se vende; se otorga. Y quien se apropia de ella, demuestra no tener compasión.

5. No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. Tampoco hagas lo que quieres que te hagan a ti. Todos somos diferentes.

6. La paciencia no es la madre de la ciencia, es la base del amor. 

7. El respeto desaparece cuando la confianza supera los límites de dicho amor. Y sin respeto no se puede amar.

8. Un gesto que nos haga felices, por simple que sea, vale más que cualquier promesa.

9. La tristeza de actuar por el interés oscurece el alma lentamente.

10. El egoísmo es la mentira de los necios.

Diez reflexiones a tener en cuenta y que en algún momento de mi vida me han hecho pensar más de lo necesario. Sobre todo en estas noches aburridas en las que necesariamente tengo que permanecer atento a otras tantas pantallas de ordenador. Así es la vida: irónica en todos los extremos.  

domingo, 1 de julio de 2012

SOMBRAS PARALELAS

Hasta los corazones más enamorados se cansan. Hasta las almas más nobles tienen conciencia. Hasta las conciencias más puras tienen puntos negros que esconder. El disimulo te roza la nariz, envidiosa de sus vecinos de arriba, que siempre juegan con dos colores. Hasta las sombras no siempre guardan las líneas paralelas. Cinco luces no son mejor que dos si éstas tienen la fuerza de los ojos que iluminan el hilo de la vida. Después de todo, nadie es capaz de elegir su destino. Es el destino quien nos elige a nosotros. Recalco lo que ya he dicho otras veces, y seguramente, mantendré durante toda la vida: para darnos cuenta de lo que tenemos, es necesario perderlo. Solo así, sabremos valorarlo. No sé qué me pasa estos días, pero tengo miedo a la noche, al verano sin luz, a la cama con sábanas, a la almohada sudada, a los cabellos largos de terciopelo azul. Tengo miedo a las sombras de mi pecho, que juegan a morir, y aceleran la angustia y muestran la forma que no quiero sentir. Sombras paralelas, llenas de temores, de contactos en gris. No soy tu sombra... naces de mi. Tú eres la sombra... no te rías de mi, maldita, traicionera, que me debes la vida, y no sé estar sin tí.

domingo, 24 de junio de 2012

LA CLARIDAD DE MIS CANAS

Quizá sea el aumento del calor. Ante la extrañeza de estos días, siento o intuyo que me va a pasar algo malo. También siento o intuyo que parece que alguien lo busca, y las dudas atraviesan mi corazón como espadas punzantes. Llego a un estado de letargo o agotamiento psíquico en el cual hasta sostener el teléfono se me antoja un gran esfuerzo. La vida sale por la boca y el cansancio pasa sin llamar a la puerta. Todos podemos obrar de forma errónea, aún habiendo buenas intenciones. Aunque eso no justifica nada. Me miro al espejo y me veo "dejado" por la apatía de la soledad, por la carga del peso que la vida reparte entre los mortales. Con barba de una semana, los pelos blancos empiezan la reconquista de los años que han pasado... o de los que tienen que pasar aún. Ninguna de las dos cifras importan demasiado; la primera no se puede cambiar y la segunda no se puede saber. Lo que sí veo es la respuesta imaginaria a algunas preguntas que alguna vez me hice pero  que no me llegué a plantear. 

Vuelvo la mirada.

Y me acuerdo de los que no están, y de los que están lejos, y de los que pudieron estar, y otra vez más, de los que están lejos. Y de los niños. De las edades tempranas. Del silencio soportado. Que prefiero verte y no decirte nada a hablarte y no verte nunca más.Y me sigo acordando de que ya se fue San Juan, de los 101 años de Don Manuel, y de sus nietos cuando lo veían partir mientras el sol estiraba los brazos para dibujar su alargada sombre mientras se alejaba de su hogar.

Otra vez, devuelvo la mirada al espejo, y contemplo el negro de mis ojos. Y veo que ya no tengo ganas de hacer nada más; se me fue la ilusión. No quiero que me agradezcan, ni siquiera quiero que me valoren. Me basta la propia satisfacción de tener la conciencia tranquila; sé que, simplemente, hago lo que debo. Creo en la existencia de otras vidas donde ya habrá tiempo de valorar, de agradecer, y puede que hasta de juzgar...

Y sólo veo oscuridad... ocultando la claridad de mis canas. Seguramente sólo me falta que alguien me ayude a recuperar mi ilusión, pero hasta eso parecerá una difícil tarea.


jueves, 14 de junio de 2012

LA FUERZA DEL CORAZÓN

Cuando, por un lado, me siento ligeramente liberado, por el otro, la presión no me deja respirar. De esta forma, la libertad nunca es completa. Me asusta la fortaleza que puede llegar a tener un corazón, ya que puede ser síntoma de una profunda debilidad. En un mes especialmente difícil, en el cual lo que realmente importa es hacer las cosas, y no fijarse en si están peor o mejor, parece que la intención pasa a un segundo plano. Los descansos son suspiros, y los días ásperos y rugosos de lo largos que se presentan... cuando no puedes descansar, principalmente. Sé que no soy invencible, que el entorno me afecta, y que el entorno lejano me afecta aún más. Por eso sé que terminaré cediendo, hincando la rodilla ante la vida que, poco a poco, continúa haciendo de las suyas. Afortunadamente, no puedo estar en todos lados. Eso sí que acabaría conmigo, por mucho que me esfuerce.  Y ya no sé si es mejor tener un corazón fuerte o un corazón bondadoso. Porque ambas cosas a la vez, se me antojan prácticamente inalcanzables... el tiempo lo dirá.

sábado, 9 de junio de 2012

UN PASO ADELANTE

La vida continúa su ritmo con días de 150 horas, en los que duermes cuando puedes, comes cuando debes y, el resto del tiempo, ves el tiempo pasar con tareas que aún no sabes muy bien por qué motivo las tienes que hacer. Sin embargo, todo tiene un final, esperemos que éste, que debe llegar pronto, sea bueno. En un par de semanas, todo lo que hay a mi alrededor puede cambiar. Hacia qué lado es lo que aún desconozco. Debemos seguir paso a paso, hacia adelante, aprendiendo de lo que dejamos detrás. Pase lo que pase, la vida no se va a detener. Y precisamente de eso es de lo que debemos aprender. La vida no es vida sin la vida de la persona que quieres, y la suerte existe únicamente para quien la encuentra. Y no todo lo que se busca, se puede encontrar. Sé que aunque ahora termine un ciclo, no tardará en empezar otro. El momento no tiene por qué ser ahora. Cuando finalizas algo, comienzas otra misión. Y una vez comenzada es cuando empiezas a dar bandazos debido al desgaste y a la lejanía de la luz que te llevará al final. De momento, esperamos que siga habiendo finales. También seguirán existiendo los principios. Y entre principio y final, paso a paso...

lunes, 4 de junio de 2012

DÍA GRIS

A pesar del sol. Tu mirada me lo cuenta como un susurro al oído. Si yo pudiera hablar, tu mirada callaría, sueños de mar, aire... luna fría. Si yo pudiera callar, me retorcería en los abismos de la  noche, profundidad de mirada y piel lasciva. Tus males son los míos, y mis males ganan... por mayoría. Sin querer entrar en guerra de mente fría. Yo no elegí mi destino... fue él quien se acercó a mi. No puedo escoger mi futuro, sin pensar en el mismo como una amenaza amanecer tras amanecer. Futuro o destino, mundos muy distintos y con diferentes caminos. Y sin embargo, van de la mano. Y si yo pensara, una vez más, en el mal que sufro, apenas podría continuar con mis anhelos. Estamos de acuerdo en que nada de lo sucedido ha podido ser bueno. Estemos de acuerdo en unir nuestras manos y busquemos el camino eterno. Que al final la cuerda se rompe, lleves mucho peso o apenas unos gramos. La cuestión es el tiempo que uno lleva tirando. Y también existe desgaste por simple rozamiento.

jueves, 31 de mayo de 2012

CULPABILIDAD

Es inevitable que, de vez en cuando, me venga a la cabeza. Desde el momento en que llegué de urgencias, hasta 50 minutos después en que su vida se apagó. Hice todo lo que me dijeron. Calor, mantas, caldo caliente, cariño, atención... y como una película, tengo su mirada grabada en mi cabeza. Me pedía ayuda con los ojos. Más yo no sabía que más podía hacer. Cuando la vimos dar su último suspiro, corrimos. Pero no sabíamos a dónde había que llegar. O no nos supieron decir. Recuerdo cada segundo que pasó por intentar conseguir algo que no pudimos conseguir. Cada calle por la que conducía de manera agresiva, arriesgada. Detrás, iba inerte. Sigo pensando en todo lo que pasó, en lo que pudo sufrir, en la forma en que sus ojos dejaban de brillar a cada segundo. A veces, la llamábamos y miraba... sabía que nos preocupábamos por ella, pero también sabía que la situación se escapaba de nuestras manos. Cada vez me cuesta más llorar. No es cierto que el tiempo lo cure todo... el tiempo lo que hace es esconder el olvido de los recuerdos. Pero por mucho tiempo que pase, por menos lágrimas que derrame, por mucho que quisiera sin apenas poder, no significa que ya no siga teniendo sentimientos de... culpabilidad.

domingo, 27 de mayo de 2012

AÑO 99

Corría el año 1999 cuando un servidor, amante de la fotografía, pero demasiado perezoso como para ponerse a estudiar sobre la misma y perder demasiado tiempo en ir a una tienda a revelar los negativos, se puso cabezón y se compró su primera cámara digital. Por fin podría hacer mis fotos y verlas sin tener que pasar por la tienda. Pero no os creáis que todo era tan fácil. El presupuesto no me dio más que para una Samsung sin pantalla LCD ni nada que no fuera el botón de disparador y un agujerito con la salida de la cámara para poder poner el cable y pasar las fotos de la cámara al ordenador. Ni siquiera existía el puerto USB. De manera que, la cámara, tras realizar un máximo de 45 fotografías (a partir de ahí, la memoria estaba llena y no dejaba hacer más), con una resolución siempre fija de 640x480 píxeles, sin poder escoger distancia focal, ni velocidad, ni apertura de diafragma, había que subir a casa y "revelar" las fotos en el PC. Se conectaba el cable de la cámara al puerto COM del ordenador y, mediante un software especial, se copiaban las fotos de la cámara a una carpeta del disco duro. 25.000 pesetas me costó el juguetito, pero por algo había que empezar... A partir de ahí, no he dejado de disparar (fotos, se entiende). Así que podemos decir que desde septiembre de 1999 tengo esta afición a la fotografía y desde entonces... Aquí están las obras donde después iría uno de los Mercadonas de Linares y donde actualmente se encuentra el Carrefour Market. Qué tiempos aquellos...

jueves, 24 de mayo de 2012

COMPASIÓN

La verdad es que me esperaba otra cosa de este libro. No es que no me haya gustado, pues realmente no está mal. Pero se podría decir que entraría en el género de novela romántica y quizá buscaba otra cosa cuando lo compré, como siempre, atraído por la sinopsis incluida en la contraportada del mismo. Sí, la trama es buena y el argumento también, Además, el libro es muy fluido y me lo he leído bastante rápido (teniendo en cuenta el poco tiempo del que dispongo) ya que tiene muchos diálogos. Seguramente, es el libro que menos narrativa tiene de todos los que me he leído. Pero el libro, como decía, se entretiene demasiado en aspectos externos a la trama principal. No quiere decir que no sean importantes, pero es cierto que hay capítulos que si no hubieran estado, no habría pasado absolutamente nada. De todas formas, esto es un juicio personal.
El libro nos cuenta la historia de un abogado del estado (todo muy americano, eso sí) que por casualidades de la vida conoce a una doctora joven, guapa y soltera en una gala y ésta tiene que intervenir al protagonista por una repentina apendicitis. Una vez recuperado, Theo (nuestro protagonista) devuelve la visita a Michelle (la encantadora doctora), visitándola en su pequeño y alejado pueblo de la civilización (de cualquier ciudad estadounidense). Paralelamente, una mujer, familiar de Michelle, es asesinada por un club de "pequeños mafiosos", entre ellos el propio marido de dicha mujer. Ésta, que era muy prevenida, sabía que tarde o temprano iba a ser asesinada y tras su muerte se encargó de hacer llegar ciertos papeles comprometedores a Michelle, justo cuando Theo estaba por el pueblo de la doctora. Hasta aquí el primer tercio del libro. El resto, como digo, entretenido, pero apenas 3 o 4 capítulos de acción, centrándose más la autora en narrar otras cosas de la vida de la pareja protagonista en el pueblo, sus dudas con los sentimientos de uno respecto al otro y otras historias diversas de la gente de dicho pueblo. Entretenido con buena nota, pero algo decepcionado con la sinopsis. De todas formas, recomendable por que es un libro rápido de leer y engancha bastante desde el principio.

lunes, 21 de mayo de 2012

PATI

Esta es Pati. Mi gata siamesa cuando yo aún era joven y vivía con mis padres. Murió, si no recuerdo mal, allá por el 2002. O quizá fue el 2003. Mi padre seguro que lo sabe, porque lo apunta todo... Pati sobrevivió a mi "exilio" forzado en Madrid, aquellos casi dos años que viví en Alcorcón por motivos laborales. Aún así, murió relativamente joven, con 11 años. Ya sabéis, las típicas complicaciones de los animales domésticos cuando no son castrados... aunque ya no me fío de nada. El caso es que Pati era cariñosa a su estilo (como todos los gatos) y daba bastante compañía. Brasero en invierno y suelo fresquito en verano. Menudos veranos se pegaba la tía cazando gorriones por los tejados aquellos... Cualquier pérdida fue peligrosa, y la de Patio lo fue. Aunque estábamos todos los hermanos, mis padres, y jugábamos con ella en la calle, con vecinos y demás, a Pati la vimos morir únicamente mi madre y yo. Le costaba respirar en sus últimos días, y mientras decidíamos intentar salvarla o sacrificarla, pues los veterinarios lo pintaban todo bastante negro, decidió morirse ella solita, apartada, sin molestar a nadie, entre la cocina y el patio, sin hacer ruido. Sin apenas poder moverse, se salió a dar sus últimos suspiros. Pero mi madre la vio y me llamó, y le hablábamos mientras la vimos morir. ¡Claro que lloramos! ¿Por qué no íbamos a hacerlo? Es totalmente lógico y normal. No solo en ese momento, sino en momentos posteriores... mi padre, aparentemente más duro (por fuera), la cogió y la llevó al descampado que teníamos detrás de la casa (y seguimos teniendo, aunque ya más pequeño, pues los bloques lo inindan todo...) y la enterró. No recuerdo si lo acompañé yo o alguno de mis hermanos. Esta foto, de Junio de 2002, muestra el resumen de lo que Pati era. Cariñosa, fiel, tranquila, juguetona cuando quería, y siempre a la espectativa. Aquí hacía ya un año que yo contaba con mi primera cámara digital... pero eso es otra historia. Tampoco olvido a Pati, ni a nadie que se merezca mis recuerdos.

viernes, 18 de mayo de 2012

PALABRA DE LUNA

Soy Luna. Y estoy en tu corazón, y en el tuyo, y en el tuyo también... porque os acompañaré el resto de vuestras vidas. Me cuidasteis en todo momento, y también en mis últimas horas, y eso hace que sienta feliz, porque siempre me habéis querido y habéis hecho todo por mi. Entiendo que no siempre penséis en mí, porque la vida continúa, con el trabajo, con los estudios, con la rutina que jamás debéis abandonar. Es el primer paso para seguir adelante. En esos momentos, suelo dar largos paseos por el cielo con esas otras personas y animales que están aquí  conmigo. ¿Sabéis a quien me he encontrado? A tu abuelo, y a tu abuela, y a tu tío, y a todas esas personas tan especiales que desde arriba os apoyan con todas sus fuerzas y que, como yo, han ido pasando por vuestras vidas. Como veis, siempre voy a tener buena compañía, de la mejor. Por eso tenéis que sonreír, porque si tú sonríes, los corazones que te quieren también sonríen, y si tú lloras, los corazones que te quieren también lloran. Agradezco todo este tiempo juntos, y lo seguiré agradeciendo para que sepáis ser fuertes y me demostréis que seguís siendo los mejores cuidadores que he podido tener.
Me gusta que soñéis conmigo, eso jamás os lo pueden quitar, y son momentos que seguiremos estando juntos. Lo pasado, pasado está, y no se puede cambiar. Sé que cambiaríais todo por mi, pero debéis seguir adelante. Sed felices, y hacedlo por mi y por los demás, quizá sin dejar de llorar pero luchando por superar esto día tras día. En vuestra mano está seguir ayudando a los demás. Me parece que por allí hay alguien con una pelota de tenis... ¡a por ella! Grrr...
¡Guau! Ya sabes, cuando pasa alguien, tengo que ladrar... Nos vemos en los cielos de tus sueños. ¡Un lametazo!

Palabra de Luna.

jueves, 10 de mayo de 2012

CORAZONES PEQUEÑOS, GRANDES VACÍOS

En los pequeños gestos, están los grandes momentos. Luna nos quiso tal y como éramos y nosotros aprendimos a quererla a ella tal y como era. Por supuesto que tuvo regañinas, y algún que otro palo. Pero formaba parte de su educación y fueron tan pocos que hasta me acuerdo perfectamente. Un día, en un descuido nuestro, se subió a la mesa (previo salto a la silla) y se zampó todo el plato de queso y de aceitunas. Otro día se nos escapó en la calle y nos toreó un buen rato... Lo demás no tiene importancia. Algún pipí donde no debía, algún mordisco de juego donde no debía, y, sobre todo, siempre dispuesta a comer cualquier cosa por ínfima que fuera. Luna era capaz de esperar media hora sin moverse por vigilar un grano de arroz duro. Bueno, nadie es perfecto. Por eso, un corazón tan pequeño ha dejado un hueco tan grande. El salón era de Luna cuando comíamos o cenábamos. Esperaba pacientemente por si "pillaba" algo de la mesa. El salón también era de Luna cuando nos sentábamos a ver la tele y se unía a nosotros, o cuando dormíamos en el sofá. Por la noche, cuando regresaba de su paseo, se quedaba en el salón a dormir, ya sabía que el día había terminado. Cuando recogía la mesa, Luna siempre detrás. Ayudándome en tan difícil tarea, esperando, por supuesto, que se me cayera algo de los platos. El pasillo era de Luna mientras perseguía a toda velocidad sus pelotas de tenis, sus juguetes, y los mordía y te los volvía a traer. Entonces, disimuladamente, lo soltaba en tus pies para que lo volvieras a lanzar. El despacho con el ordenador era de Luna cuando sentía un vacío en la habitación de estudio. Escuchaba música y dormía y, por qué no decirlo, también "pillaba" cacho si un servidor se ponía a merendar. La habitación de estudio era permanentemente de Luna. Allí acompañaba a lo que más quería. A veces, cuando hacía mucho frío, se ponía a un milímetro de la estufa. No entiendo como no salía con llamas en la cabeza. El dormitorio era de Luna cuando intuía que estaba amaneciendo. Ya tenía ganas de marcha y con sus pequeños lamentos para hacerse notar, conseguía subirse a la cama y allí seguía durmiendo hasta que nos levantábamos. En el último mes, aprendió a meterse por la colcha sin que nos diéramos cuenta. Y la cocina, por supuesto, era el lugar favorito de Luna. Ayudante indispensable a la hora de preparar la comida, probaba todos los ingredientes. Si se caía algo al suelo, rápidamente iba al estómago de Luna. No sólo tenía un sexto sentido, también un séptimo, un octavo y hasta un noveno sentido para saber que alguien estaba en la cocina y aparecer en 0,3 segundos. El baño también era de Luna. Si dejábamos la puerta entornada, empujaba la puerta con el hocico y entraba a saludar. Entonces se daba cuenta que aquello era privado, entendía nuestra intimidad, y se marchaba. Pero dejaba constancia de que sabía donde estábamos. 

Por eso, hay un trozo de Luna en cada habitación de esta casa. 

miércoles, 9 de mayo de 2012

HASTA SIEMPRE, LUNA

2 años y 15 días ha estado Luna entre nosotros. Tan feliz, tan divertida, tan cariñosa, siempre se hizo querer, aunque daba también bastantes quebraderos de cabeza. Como todos. Anoche, a las 21 horas y 15 minutos, dio su último suspiro. 50 minutos después de haber estado en urgencias con la veterinaria e indicando ésta que la perra, tras su operación de castración el día anterior, estaba bien con la excepción de que tenía baja temperatura y también un poco baja la tensión. La palpó, la examinó por todos sitios, y todo estaba correcto. Incluso insistía en que la operación fue todo un éxito y estaba evolucionando normal. Desde que el lunes por la tarde la operaron y la recogimos a última hora, ya le notábamos algo raro al respirar. A veces se quejaba, a veces se tranquilizaba. Las primeras horas tras la operación respondía a su nombre, se animó a dar unos pasos, hizo pipí... La madrugada del lunes al martes ya estuvo más inquieta. Se quejaba más, se escuchaba respirar cada 10 minutos, no encontraba una postura cómoda... miraba como aturdida, desorientada. Pasó la noche como pudo y por la mañana la llevamos a la clínica. Le dieron la medicación y la vieron y nos dijeron que todo estaba dentro de la normalidad. No habían pasado ni 24 horas y era una cirugía compleja. Por la tarde la dejamos descansar, y sobre las 18 horas vi que jadeaba mucho, esta totalmente flácida, inerte, no respondía a nada. La volví a llevar y en principio, todo seguía siendo normal. Quizá algo deshidratada. Me enviaron a urgencias de todas formas para asegurarnos. Y bueno, allí ya sabéis lo que pasó, según cuento al principio. Me dijeron que le diera calor. Llegué a casa a las 20 horas y 20 minutos y le puse una manta eléctrica a máxima potencia. La flanqueé con dos bolsas de agua calientes. Parecía más tranquila, aunque algo dificultosa al respirar. Algo más espabilada, me miraba y se volvía a dejar caer. 50 minutos sin dejar de mirarla hasta que 3 minutos justo después de que llegara mi mujer, vimos que, de pronto, no respiraba. Mientras subíamos al coche llamábamos a urgencias, pero ya no se pudo hacer nada. 40 minutos dando vueltas buscando la clínica por Granada porque ni siquiera supieron indicarnos donde estaba la clínica. Era tan fácil como decir: " por la carretera tal, la primera rotonda a la izquierda, y la siguiente a la derecha. Esa es la calle del restaurante giratorio. Pues justo enfrente." El único restaurante giratorio de toda Andalucía. A cualquiera de Granada que le preguntes, te lo indica a la primera. Pues tras 4 llamadas desesperantes seguían empeñados en meternos por una rotonda posterior y hacer un "giro a una calle prohibida a la izquierda"... y ni siquiera la calle era prohibida, simplemente no se podía tirar por que había una mediana más grande que un camión. Menos mal que vimos un cartel que indicaba la clínica veterinaria, por que si no, todavía estamos buscando la dirección de prohibido... Luna llegó tiesa, fría, con los ojos abiertos, y sólo se pudo certificar su muerte. Y así es la vida. ¿Negligencia? No lo sabemos, pero al final vamos a hacer la autopsia de la pobre Luna para ver que nos dicen, y a partir de ahí, ya veremos. Esta es la última foto que tengo de ella. Aún está en el disco de la cámara, del 28 de abril de 2012. DEP.

domingo, 29 de abril de 2012

DESPRECIO DE AMOR

Amor nos sobra si no nos cuesta darlo, y nos falta si no sabemos entregarlo. Un desprecio al amor, por exceso de cansancio, por falta de vida, por fuerza mayor... no es amor si se desprecia con el corazón. Seguimos empeñados en matar moscas a cañonazos. Sigo pensando que el que quiere hacer algo, puede. Puede costar más, o puede costar menos, pero poder, se puede. Debemos seguir aprendiendo a entender lo que podemos sacrificar y lo que no podemos. Si hay algo que me duele es el desprecio. Cuando me lo hacen y, principalmente, cuando yo lo hago. Porque realmente no quiero hacerlo. Pero pienso que más vale un día de desprecio que toda una vida de ignorancia. Si he hecho algún desprecio estos días, lo siento de corazón. Pero entiendo que a veces se fuerzan las cosas en demasía, y que nunca es bueno intentar compensar el pasado. El pasado solo existe en nuestra memoria, por lo que no se puede compensar. Sólo nos sirve para intentar aprender de nuestros errores, de nuestros fallos... y por qué no, de nuestros aciertos. Estar rebosante de un sentimiento no es ser el mejor en expresar lo que se siente. Es como poner un foco de 3000 vatios en una habitación de 2 metros cuadrados... qué derroche.

lunes, 23 de abril de 2012

ALA DE DRAGÓN

Llevaba ya unos meses sin comentar mis lecturas. No penséis que las he abandonado, simplemente voy más lento porque apenas tengo tiempo, y me cuesta avanzar más. Además, leo muchos libros de tecnología, relacionados con mi trabajo, y eso también cuenta. Ala de Dragón es un fantástico libro de historias de humanos, elfos, enanos (gegs) y otras razas. Y por lo que me he podido documentar, hay otras sagas que continúan la historia, siendo esta la primera. Realmente, son dos libros de unas 300 páginas cada uno, y Ala de Dragón (1990) es la primera novela de Margaret Weis y Tracy Hickman perteneciente a la serie El Ciclo de la Puerta de la Muerte (Wikipedia). Realmente, la imaginación no tiene límites en lo que a Literatura Fantástica se refiere, y si ya disfruté con la Trilogía del Señor de los Anillos de Tolkien, aquí me vuelven a sorprender con historias sin fin y llenas de sorpresas. Imagino que, por no hacer el libro demasiado "gordo", dividieron la novela en dos tomos. Terminé el primero hace unos meses y acabo de terminar el segundo. Procuraré seguir buscando los libros de la saga para continuar las historias de este mundo. Ala de Dragón nos pone en antecedentes del mundo de Ariano, donde se desarrolla la historia. No voy a desvelar nada del libro. Simplemente comentar que los enanos son como los esclavos, que viven en el reino inferior y que trabajan para una máquina que ni siquiera saben para qué sirve. Simplemente creen que deben hacerlo, para que cuando llegue el día prometido por sus dioses (los que ellos dicen que son sus dioses, los elfos, que viven más arriba) asciendan al cielo, a la tierra prometida. Mientras tanto, los humanos se pelean entre ellos, siendo la raza de los misteriarcas los que viven en el reino superior, los que se suponen son más poderosos, pero no saben que las otras razas de humanos, como los patryn y los sartán, manejan la magia igual o mejor que ellos. Todas las razas se creen superiores (excepto los enanos...) y a partir de ahí, se va desarrollando la historia de intereses y engaños por parte de unos y otros. Me ha gustado mucho, a pesar de ser un libro con más bien poco diálogo y sí mucha narrativa. Recomendable. Y ahora, a ver si encuentro el resto de las novelas. Espero poder leerlas en orden...

martes, 17 de abril de 2012

LA CÁRCEL DE LOS DESEOS

En la que todos podemos estar, eliminando detalles impuros, favoreciendo la enemistad. Extraños en la sombra, caminando sin rumbo fijo, deseamos poder estar en el papel de los demás, acaso sin querer tomar el papel de nadie. Días extraños en los que el llano no quiere arrimar su dulce sabor salado a las pupilas de mi mar. Días largos, difíciles de pasar y más duros aún de asimilar, sin ser quienes somos, sin estar pendiente de que tenemos que estar. Los años no pasan en balde y los recuerdos yacen en cualquier lugar. Nunca sabemos donde estamos ni donde debemos estar. Mañana cumplo años, un año más, como cada abril que llega y que se marcha sin más. Y no sé si es la angustia, la arruga o la edad, pero siento que me sigue faltando algo aún por determinar. Que los años pasan y mis oportunidades disminuyen, y quizá sea eso lo que más me hace pensar, un día, y otro día, y otro día... cuando los ánimos vienen abajo y me trato de animar, o cuando los ánimos están en lo alto y es uno quien trata de animar. Vivo en la cárcel de mis deseos, un lugar donde el tiempo atrapa la bondad, la voluntad se hace añicos y el llanto no quiere aflorar. Vivo en la cárcel de los deseos, deseoso de prosperar, de tocar mis sueños inalcanzables, de luchar, de sufrir, de ganar... pero sea como fuere, los barrotes de infinidad me recuerdan a cada momentos que los deseos son deseos, no se dejaran alcanzar...

lunes, 9 de abril de 2012

RESURRECCIÓN

Bueno, parece que Blogguer ha modificado el aspecto para publicar entradas así como la cnfiguración de los blogs, puede que esta entrada (y las futuras) difieran en algo de las anteriores a esta. No es culpa mía. El Domingo de Resurrección lo recuerdo siempre con tristeza. Desde que amanece hasta que llega el Lunes de Pascua, que en Andalucía, dicho sea de paso, no es festivo. Se acaba la Semana Santa y con ella la última procesión; este año, además, la primera y única en la que los espectadores no han tenido que mirar hacia el cielo por el temor a la lluvia. Menos mal. De todas formas, como ya dije en otra entrada, tampoco nos podemos quejar. Creo que habré hecho unas 6000 fotos (sí, seis mil...), puede que más... algunas, como la que hoy pongo, típica. Buena fotografía, pero sé que con estas no ganaré concursos. Algunas no, muchas de ellas. Puede que un tercio del total. Otras de detalles orfebres, penitentes, incensarios, filigranas en los pasos, rosarios, primeros planos, mantillas, instrumentos... puede que otro tercio. Y en el tercio restante quedan las movidas, borrosas, oscuras, contraluces, accidentales, extrañas... Y originales, buenas, para algún premio quizá, artísticas, espontáneas, fruto de la casualidad... si acaso una centena. Y no es que no lo busque, es que la tecnología está para todos y cada vez es más difícil sorprender sin copiar. En este mundo y en todos. Pero estoy contento, después de todo. aún tengo otra semana para descansar/disfrutar/escribir/respirar/crear... y eso no pasa todos los años tras la Semana de Pasión. Es más, creo que es el primero...

domingo, 8 de abril de 2012

EXPIRACIÓN

Con sus ratos cortos de chispeo de agua, excepto ya por la noche cerrada, la tarde de Viernes Santo lució en la medida de lo posible con la tensión de no saber si descargaría el agua que llevaban las nubes. Finalmente no descargó, solo algunos sustos hasta que el agua decidió caer fuerte a partir de las diez de la noche. El Cristo de la Expiración fue mostrado al pueblo tras su reciente restauración, seguido de la Virgen de la Esperanza. Una vez Cristo expira, la Hermandad del Descendimiento sale a la calle desde el Barrio de Santa Bárbara para, finalmente, ser la cofradía del Santo Entierro quien despida el Viernes Santo y practicamente la Semana Santa, a falta del Señor Resucitado. Mala suerte para el Santo Entierro que tuvo que poner plásticos a sus imágenes para que no fueran dañadas por la lluvia en buena parte del recorrido, prácticamente en casi la mitad del recorrido final. Salvo esto, buen balance en general de una Semana Santa que la historia me debía... yo sé por qué me lo digo.

sábado, 7 de abril de 2012

MADRUGADA

Como ya anticipé en una entrada anterior, la madrugada comenzó con lluvia, pero ésta fue desapareciendo y el Nazareno, la cofradía más popular y con más seguidores de la ciudad, pudo realizar su estación de penitencia aunque fuera dos horas menos. Retrasaron la salida y disfrutaron de sus pasos tras el intento fallido, también por la lluvia, del año anterior. Y los allí presentes, a las 6 de la mañana, pudimos contemplar una nueva bendición de Nuestro Padre Jesús Nazareno a su ciudad. El Nazareno es una de las pocas imágenes articuladas de España, y mueve el brazo dibujando una cruz impartiendo una bendición a su ciudad. Con el Nazareno amanece el Viernes Santo, y las 3 cofradías de la tarde se preparan para culminar una solemne Semana Santa en la que se cuentan las cosas tal y como fueron. Cristo ya lleva la cruz. Sólo le falta expirar...
JUEVES SANTO

La verdad es que, como se suele decir, nos hemos escapado vivos. Para lo mal que pintaban las cosas, la lluvia apenas ha pasado desapercibida y en Linares hemos tenido una buena Semana Santa. Se han trastocado algunos planes pero al menos todas han podido disfrutar de sus momentos en la calle. El Jueves Santo, Rescate (imagen adjunta) y Prendimiento fueron las primeras en salir y sólo en su última media hora amenazó la lluvia, con lo cual apretaron el paso y la cosa no pasó a más. La Columna, tuvo que volverse a las 2 horas, quizá la cofradía más afectada esta Semana Santa de 2012. Y en la madrugada, el único incidente es que la cofradía del Nazareno tuvo que retrasar su salida, comenzando a las 6 de la mañana en lugar de a las 4. Pero por lo demás, no le cayó ni una sola gota de agua. El Viernes Santo lo dejo para mañana, que apenas acabo de llegar y estoy cansado...

jueves, 5 de abril de 2012

CRISTO DE LA BUENA MUERTE

El Miércoles Santo es atípico en Linares, digamos al menos distinto. La excepción que confirma la regla. La única cofradía que no sigue un cierto orden en la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Una cofradía relativamente nueva y que va creciendo, con un Cristo nuevo, itinerario nuevo e ilusión siempre presente. Después, la procesión de los sacos, como dice mucha gente. Un Vía Crucis, que está en la calle dos horas, la última del miércoles y la primera del jueves. Un Vía Crucis en el cual no hay música, ni banda ni costaleros, ni palios ostentosos ni lucimiento alguno. Sólo caminar, con un saco y una cruz a cuestas, rezando en cada una de las 14 estaciones del Vía Crucis, caminando por las calles de Linares. Preparando ya el primer día clave de la Semana Santa de la ciudad, este Jueves Santo que, como todos los días anteriores, amenaza lluvia.

miércoles, 4 de abril de 2012

HUMILDAD

Un día después de tener en mis manos mi nueva y actual cámara, allá por el martes santo de 2010, llegué a Linares y me fui directamente a ver la procesión única del Martes Santo en la ciudad de Linares. Cristo meditando. El Señor de la Humildad. A la espera de ser prendido y padecer, este año no he podido estar esa noche de silencio en mi ciudad. El día más propicio para descansar y coger fuerzas, pues la hermandad camina deprisa y sin sonidos de tambores, sale a la calle ya avanzada la noche y apenas se encierra una hora después de las campanadas del nuevo día. La lluvia también respetó a la cofradía, por lo que he podido leer en la red (no ocurrió lo mismo en Granada, donde no pude ver en la calle ninguna de las 4 hermandades que procesionaban) y como no pude estar, aquí os dejo una foto de aquel segundo e ilusionante día con mi cámara nueva, Martes Santo de 2010, con el Cristo de la Humildad. Si ayer fue una Hermandad, hoy son 2, mañana 3 y el viernes 4... así que a coger energías.

martes, 3 de abril de 2012

LA ORACIÓN EN EL HUERTO

Pintaba mal la cosa ayer por la mañana, sobre todo tras el aguacero que cayó de madrugada. Pero se fue despejando la tarde y a las 17 horas la hermandad pudo salir. Pero hubo siempre riesgo de lluvia. La clave estuvo en que a la Cofradía, según mis fuentes, en ningún momento tuvo la garantía, según la información que manejaba, de que iba a llover sí o sí. Es decir, en ningún momento hubo una previsión de lluvia segura. Hora y media después, momentos después de la fotografía mostrada hoy, cayeron unas gotillas en unos interminables 5 minutos, y eso fue lo que llovió todo el día. La cofradía no se amilanó (los dos últimos años no pudieron salir por la lluvia) y finalmente todo salió espectacularmente. Enhorabuena a todos los hermanos. Me alegro, sobre todo, por los amigos que tengo en la Cofradía, como Genaro y otros. Esta foto va por tí, Genaro. Y si me dejas tu correo, te mando algunas. Por cierto, batí mi propio record... hice 1008 fotografías en el día de ayer.

lunes, 2 de abril de 2012

LA SANTA CENA

Una particularidad de la Semana Santa de Linares es que te cuenta la Pasión de Cristo en orden, al menos en cierto orden, aunque no se cumplan los días en los que pasó según los evangelios, o la historia, para los menos creyentes. Es decir, llegada a Jerusalem, cena con los discípulos, oración en el huerto de Getsemaní, prendimiento, presentación al pueblo, amarrado a la columna, con la cruz, y, finalmente, muerte, descendimiento y santo entierro. Este es uno de los motivos por los que fue nombrada Semana Santa de Interés Nacional. El Domingo de Ramos en Linares, tenemos por la mañana la Hermandad de la Borriquilla, y por la tarde, la Santa Cena Sacramental y Nuestra Señora de la Paz. Aunque se tuvo que encerrar antes por amenaza de lluvia, pudimos disfrutar de la salida de esta procesión en la tarde de ayer. La particularidad de este paso es que es el único de Andalucía dispuesto en horizontal, tal y como vemos en la foto. Por eso se la conoce como la Santa Cena del Sur. Cristo en el centro y los apóstoles alrededor en horizontal. Las imágenes son obra del escultor Víctor de los Ríos y talló otra muy parecida o casi igual que se encuentra en la ciudad de León. Este paso es imposible llevarlo a costaleros, pesa unas 6 toneladas y está montada en una estructura de un tanque para poder movilizarlo por las calles. A ver que tal se da hoy la Cofradía de la Oración en el Huerto, pues amenaza lluvia.

domingo, 1 de abril de 2012

LA BORRIQUILLA

Comenzamos mes, comenzamos vacaciones y comenzamos Semana Santa. Y cuando aún está la Cofradía de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalem y Nuestra Señora de la Alegría por las calles de Linares (hasta las 3 de la tarde, así que volveré a estar ahí con la cámara en un rato...), quiero mostrar un ejemplo de lo que esta semana puede ser si el tiempo acompaña. Porque las previsiones eran malas, pero de momento el tiempo acompaña. Ya que voy a estar un poco más de relax esta Semana Santa, intentaré poner alguna foto de todas las cofradías que fotografíe este año. Feliz Semana Santa a todos, tanto si estáis en la playa, de vacaciones en casa descansando, trabajando, de relax o, como yo, viendo las procesiones y haciendo fotografías.

miércoles, 28 de marzo de 2012

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA DE SEMANA SANTA DE GRANADA

De nuevo tengo el placer de anunciar una humilde exposición de fotografía en el pueblo donde resido. Lo primero, agradecer al Ayuntamiento de Alhendín y a su Área de Cultura las oportunidades que me ofrecen para exponer mis fotografías. Con una pequeña inversión que realicé hace unos meses comprando unos marcos "decentes" para poder exponer a un tamaño de 40x30 cms, he de decir que todo lo demás han sido facilidades por parte del Ayuntamiento, así que desde aquí reitero mi más sincero agradecimiento.

No sé el éxito que tienen mis exposiciones, porque no puedo estar todo el día presente, lo que sé es que a mis oídos llegan voces de que las fotografías gustan, y eso, para mi, ya es un éxito. Si todo sale bien, habrá una tercera con fotos del pueblo, y estoy pendiente de realizar una en Linares, todavía me quedan algunas negociaciones. Económicamente, no gano nada. Y es que el mundo de la fotografía está cada vez más competido. Pero tampoco tengo nada que perder, así que seguiremos adelante. Nunca se sabe...

Podéis ver las fotos expuestas en mi flickr, como siempre, para todos aquellos que no las podáis ver en persona:

O bien, podéis ver algunas de las fotos en un video que he realizado aquí:

Gracias de nuevo a todos por vuestro apoyo.