martes, 6 de diciembre de 2011

SOLEDAD

Soledad,
que no miras en ti,
sin saber donde está
el lecho de muerte
de la vida natural.

Soledad,
vacía de sentimiento,
llena de maldad
describe su tormento
abundancia de crueldad.

Soledad,
caminando por las calles
con paso poco lento
mientras miras a Linares
lamentarse en su lamento.

Soledad,
jazmín de agua sucia,
flor sin pétalo azul,
se refleja tu angustia
pensando que eres tú.

Y no eres quien marchita
las flores el pasar
Soledad, la maldita,
la palabra a olvidar,
la que siempre está presente
que no nos abandonará
ni cuando nos llegue la muerte
ni cuando nos venga a saludar.

Maldita soledad... bendita Soledad.

8 comentarios:

  1. Hermosa poesía, y el final muy acertado, a veces odiamos la soledad, otras nos encanta, un bonito doble sentido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Bendita soledad... en ocasiones tan odiada pero a veces tan anhelada y necesaria. Porque cuando nos parece que el mundo está a punto de devorarnos sentimos que necesitamos estar a solas con nosotros mismos- aunque sea medio minuto- para respirar y sentirnos vivos.

    Me gusta la idea de que no sea verdaderamente la soledad la que marchite las flores al pasar o la que encanezca los cabellos...

    La soledad solo es un martirio cuando resulta una imposición.

    Besos y buen jueves, si te sirve de consuelo acabo de llegar de trabajar @¿~X/ugrrr

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito. Me ha encantado.
    Sigo sin saber en cual de tus cuatro blog comentarte, pero creo... que me gusta este! :3

    Un abrazo. :3

    ResponderEliminar
  4. Buena poesia querido Manolo, ves como si que sabes hacerlas?
    A veces uno necesita de esa soledad para estar a gusto consigo mismo, te ves rodeado de tanta gente a diario que es como si te ahogases, por eso me gusta aislarme cuando puedo.
    un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Hola Tamara.

    Esa era la intención, dotar de un doble sentido al significado de esa palabra... nunca sabemos cuando es buena la soledad, o cuando es mala.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Akasha!

    Vaya horas de llegar a trabajar... si a mi me pilla de noches, llego sobre las 7 y media de la mañana, no tan tarde... o tan temprano, según se mire...

    En fin, qué vamos a hacer, hay que trabajar y en ello estamos. La soledad se explica por si misma, creo que hay mucho más que añadir...

    Besos y feliz semana, ya llevamos 10 dias del mes, no está mal...

    ResponderEliminar
  7. Hola Anne!

    Gracias por el comentario. Me alegro de que me sigas con tanta fidelidad. Ya sabes que somos esclavos del tiempo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Holsa sabores compartidos!!

    No sé si la poesía es buena, al menos lo intento. Eso lo deben decir los demás, con lo cual te lo agradezco sabiendo que viene de ti.

    El problema creo que es que no sabemos cuando queremos estar solos...Y cuando lo necesitamos, no se dan cuenta... y cuando no lo necesitamos, nos abandonan a nuestra suerte... La vida en sí es soledad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar