miércoles, 28 de diciembre de 2011

EL CÍRCULO DEL FÉNIX

Hoy mismo terminé de leer este libro, que finaliza con un epílogo bastante triste, dicho sea de paso. El libro es bastante ameno y divertido, con mucha acción y muchas sorpresas, si bien debo decir que es todo pura ficción y quizá (será por mi forma de pensar...) yo espero otras cosas de estos libros. Tiene mucho diálogo y va directo al grano, y en un libro de más de 500 páginas eso es de agradecer, porque no se hace pesado y la fluidez y la historia hace que quieras leer y leer sin parar. Sin embargo, la trama quizá es algo previsible. Demasiada teoría en cuando a la alquimia y todo lo que ésta conlleva, con sus explicaciones, hacen que a veces nos perdamos en la materia, si bien no es indispensable para seguir la historia. Como todo buen libro que se precie, Caroline Grey, su autora, sabe mezclar la acción, el suspense y, como no, muchos giros inesperados.

La historia se desarrolla en la Inglaterra de mediados del siglo XIX. Cassandra, una "ladrona" de alto rango ya retirada, se ve inmersa en la búsqueda de la piedra filosofal tras recibir un misterioso paquete de su amigo a los pocos días de ser asesinado. Según las bases de la alquimia, Cassandra y su grupo, que se va formando por distintas casualidades (el hijo del hombre asesinado, un periodista que investiga los pasos del Círculo del Fénix, un doctor amigo de la protagonista, su inseparabe hermana y un lord inglés de pura cepa) lucha contra un grupo que persigue el mismo objetivo y que parece ser el responsable del asesinato del amigo de Cassandra. Grupo que, como dije antes, se hace llamar el Círculo del Fénix y que conforme se va desarrollando la historia, vamos descubriendo sus integrantes, deparando en muchas sorpresas. Como dije antes, buen libro, entretenido, quizá algo fantasioso y para un público, por eso, algo más joven, pero... ¿quién ha dicho que yo no lo sea? Recomendable, siempre que no os asusten los libros gordos...

6 comentarios:

  1. Me encantan los libros con este tipo de tramas,donde hay suspenso, muerte y la infaltable secta o círculo en este caso,etc, etc.
    Gracias!! por tu recomendación.
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Manolo.
    Cada día te vas pareciendo más a tu madre, en lo de devorar libros uno a uno, se entiende, jeje.

    Yo ya llevo un tiempo sin que caiga uno bueno a mis manos, y mira que me gusta leer, pero como empiece uno y me quede atascada, lo más normal es que lo deje encima de la mesita a mitad de acabarlo.
    Éste que nos muestras hoy me llama especialmente la atención, sobretodo por el título, de normal si me llama la atención me animo a leerlo o por el argumento de que trata.
    En este caso es bueno que no se pierda la acción y el diálogo, porque 500 páginas son muchas páginas si no es fluído, ya me entiendes, je.
    ¿Joven? yo pienso que no es que lo seas, sino más bien te resulta imposible dejar de ser el muchacho que has sido siempre; hay muchos detalles que lo dejan patente día a día.

    Aprovecho para felicitarte eso que últimamente está de moda felicitar, Navidad, Año nuevo y esas cosas... bueno, mejor te deseo una buena vida, que en conjunto abarca más que estos dichosos cuatro días.
    Espero que al menos estés disfrutando en la compañía de tus más queridos, que en el fondo es lo único que cuenta.
    Besines a la mamá también, que hace semanas que no publica, podrías crearle un blog, sé que tendría mucho que contar.

    Cuídate valiente;) pero sobretodo sé felíz.

    Muchos besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. No me asustan los libros gordos, Manolo, y personalmente si se ambientan en la Inglaterra de mediados del XIX rara vez consiguen decepcionarme. Me gustan las tramas de intriga y aventuras, aquellas que distan bastante de la literatura edulcorada y suave que yo misma suelo escribir, aunque suene irónico. Felicidades por seguir alimentando esa mente voraz a base de letras.

    Aprovecho para desearte buena despedida de año y feliz entrada del nuevo, y que nuestra amistad bloggera perdure mucho tiempo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos y, como siempre, gracias por comentar. Es un placer contar con vosotros siempre que vuestro tiempo lo permite. Por desgracia, mi tiempo mi tiempo cada vez es mas escaso, y mi soledad va en aumento. Y eso, tarde o temprano, se nota,

    Espero que tengáis todos los visitantes al blog un feliz año 2012.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Pasaba para desearte Feliz Año Nuevo pero veo que vas un poco liadillo, bueno pues tranquilo que todos tenemos épocas de mayor o menor estrés, quiero decir que si no puedes escribir tan amenudo, pues tranquilo que lo entendemos todos. Me he convertido en la voz del pueblo blogero! ^^

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Mi apreciado Manolo.
    Termino de leer tu última entrada, y la verdad que por mí no era necesario que dijeras ni el más mínimo motivo de que pases poco tiempo atendiéndonos, porque sinceramente ya haces demasiado sacrificando tu tiempo en empresas que no recompensan tu esfuerzo.
    Déjame que te diga sólo una cosa.
    Cuando abrimos un blog, en teoría lleva el propósito de distraernos, de matar el tiempo, de dar rienda suelta a nuestras pasiones o aficiones y la de conocer gente de inquietudes símiles a las nuestras; jamás debería convertirse en un sacrificio, y mucho menos en una obligación, eso tenlo claro.
    No te disculpes, porque no es necesario. El tiempo pasa demasiado deprisa como para pretender ahogarnos en ese estrés que tan bien conoces.
    Si en algún momento tienes un hueco libre, pásate y nos cuentas cómo te va, pero solo si te apetece, para que te distraigas, sólo eso.

    Mis relatos o poemas están para tí para cuando tú quieras, sea mañana, pasado o dentro de un año; no los pienso borrar, je ;).

    Vive y disfruta, y no te agobies por lo del curro que estamos casi todos con el mismo conflicto; si yo te contara...je.

    Feliz año nuevo, de corazón.

    Cuídate, Manolo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar