lunes, 3 de octubre de 2011

UN RAYO DE SOL

Esperanza de vida eterna, sonrisa de cruces rotas, labios de tristeza tierna; dulces sueños, mariposas, escondidas en las rosas de las entrañas de mis venas. Suave veneno de espuma, nubes de caramelo, caricias llenas de anhelo que recorren sonidos de cuna, luna de dientes negros, pomelos de ojos oscuros, engaños que son besos, disfraces carentes de orgullo; dolor frágil moribundo, pupilas de piel escarlata, placeres ajenos, inmundos, lenguas de miel y nata, con tu rayo de sol me diste, me mentiste, me delatas... y por eso grito profundo el odio con el que maltratas. Y sin embargo, te merezco, no te creas que no te quiero, te respeto, te entiendo y me estremezco, y sin cielo no tendría el amor de tu secreto. ¿De qué color son tus ojos? Que sin tí, no los puedo ver, envidia de tus sonrojos, caprichos de mi amanecer. El aire es mi vida entera, suspiros de flor hermosa, no te apartes de mi vera... dulce amada mariposa.

4 comentarios:

  1. Me dejaste sin palabras Manolo, solo con la fotografía, ese paisaje es alucinante... No puedo ni describir... Mejor guardo silencio y vuelvo a mirar la foto y a leer tus palabras.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. No voy a engañarte, que yo en poesía estoy pez y por ello admiro profundamente a quienes son capaces de dominarla y cosiendo versos, cosiendo retales de prosa, son capaces de elaborar un poema que viene a ser el espejo de su propia alma.

    Tus letras de hoy me han encantado y debo confesar que otorgándoles mi propio significado y observando el sentido poético de las mismas me han parecido fascinantes. Poseen una musicalidad preciosa digna de los poetas sureños de siglos pasados.

    Enhorabuena por plasmar con tanta fortuna y claridad lo que guardas en tu interior. Es realmente bello.

    Un beso y buen martes.

    ResponderEliminar
  3. Hola Tamara!

    Me alegro de que te haya gustado, tanto el texto como la imagen. Creo que exageras, pues ni una cosa ni la otra son para tanto, pero yo te agradezco tus halagos.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Akasha!!

    No creo ser digno de tanto elogio, sinceramente, simplemente sigo esforzándome por seguir aprendiendo un poquito de lo que me gusta. Me ha encantado tu metáfora de los poetas sureños de siglos pasados.

    Sólo espero poder seguir escribiendo tan bien como decís, y que vosotros sigáis estando ahí para con vuestra compañía. Ese es mi mayor premio.

    Besos!

    ResponderEliminar