viernes, 30 de septiembre de 2011

SISTER GOLDEN HAIR



Me encanta el house y determinadas canciones de baile, pero como relax principalmente. Hacía tiempo que no ponía música en el blog, y esta canción creo que también marcó una etapa de mi vida, como muchas otras del estilo. Pero la sensualidad de la voz femenina en ciertos temas es, para mi, algo que me da fuerzas y esta canción, por eso y porque me recuerda tiempos mejores, es otra de esas canciones que formarán siempre parte de mi vida. Ahora, con las nuevas tecnologías, descubro que esta canción de Spanic no es la original, sino que es una versión del grupo América.

Lo podéis ver aquí: http://youtu.be/LzUQZw3wfro

Así mismo, he podido comprobar que existe una versión en castellano, cantada por Eduardo Martín, y el tema de la misma no podría ser otro que el desamor... El título en castellano viene a ser algo así como "Con tu pelo tan dorado", y sigue pareciéndome una canción bella, nostálgica, dulce, emotiva... La podéis escuchar aquí: http://youtu.be/FSLo8qocXSA

Aunque, sin duda, me quedo con la versión de Spanic, con ese ritmo "House" (que me perdonen los expertos) que me lleva a la relajación mezclada con la melancolía que el tema transmite. Me sigue gustando el House, que le vamos a hacer...

A quien le guste algo más duro, más actual, o más comercial, según se mire, puede ver el siguiente enlace... http://youtu.be/BqTCqjqjyJc

Menos mal que siempre nos quedará el pasado...

miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA CATEDRAL DEL MAR

Fantástico libro de Ildefonso Falcones. Sinceramente, creo que pocos libros que cuenten historias de la Edad Media me van a defraudar. Me ha recordado en ciertos momentos a "Los Pilares de la Tierra" y a su sucesor, "Un Mundo sin fin", aunque este es algo más corto, y digo algo, porque también tiene bastantes páginas. El libro se hace ameno y engancha de principio a fin desde los inicios. No dejan de sorprender las barbaridades, por decirlo de alguna manera, que se hacían por aquellas fechas, las leyes que existían y los "sinsentidos" que daban la razón a unos u otros según convenía. El interés de tener siempre más dinero, la venganza y, como no, la iglesia, que siempre está de por medio, y que casi nunca sale bien parada, son las principales tramas de la vida de Arnau Estanyol, el protagonista de la novela, con la construcción de la Iglesia de Santa María de la Mar de trasfondo durante todo el libro. Me he atrancado un poco a mitad del libro, donde la historia se hace algo pesada cuando Arnau se hace cambista, pero es justo después cuando la novela se vuelve mas interesante. No quiero hacer un análisis profundo del libro, prefiero que lo leáis y saquéis vuestras propias conclusiones. Me ha gustado mucho, he aprendido muchas de las costumbres medievales catalanas y, por supuesto, mucho y variado vocabulario que me ayuda a seguir en este pequeño aprendizaje que intento llevar con la lectura. Este es uno de esos libros que el autor no hubiera podido escribir sin estar perfectamente documentado y desde luego es un libro que recomiento a todos.

martes, 27 de septiembre de 2011

UN EJEMPLO A SEGUIR

Genio y figura. O la lucha por la constancia. A pesar del mal humor que a veces hemos tenido que aguantar. Sólo había que saber llevarlo. Licenciado a los 22 años, doctor a los 26. Y con apenas 30, profesor titular, cerca de la cátedra e investigador. Con más de 25 publicaciones en prestigiosas revistas extranjeras. ¿Qué queréis que os diga? Para mi, todo un orgullo compartir padres con este "niño", el "pequeño" de la casa, que aunque tenga genio, tiene más figura que genio. Y eso se nota, sin dejar de que, por otro lado, sienta envidia sana, por no haberlo podido hacer igual, por no haber sabido, o quizá por no haber querido. En el fondo, muy en el fondo de mi ser, sé que puedo hacer cosas grandes. Como lo que está haciendo él, que es muy grande. Impresionante. Tenemos la misma sangre, y cada día que pasa, no puedo dejar de pensar en que es un día que no puedo recuperar, desperdiciado. Mis días comparten cansacio, desmotivación, apatía, tristeza, ilusión por un nuevo comenzar, por hacer algo grande... pero a estas alturas, o uso demasiado el pedal del freno, o la carga que llevo apenas me hace avanzar. Quisiera ser como él, tener su constancia, su perseverancia, y conseguir algo grande que mi Esperanza me dice que aún puede llegar. Un libro, un proyecto, una idea, una invención... unos sueños que seguirán siendo sueños mientras me falle el corazón, mientras mi alma siga con los ojos vendados y la desilusión siga siendo parte de mi frustración. No quiero cambiar mi pasado, sólo tener un camino al futuro algo mejor. Que aunque mi alma no muera de pena, morirá de algo mejor, pero morirá, quiera o no quiera, quimera de simple dolor...

domingo, 25 de septiembre de 2011

FE CIEGA

Fe ciega. De pasos rectilíneos y movimientos curvos. De tristes andares, caminos sucios, zapatos tristes y fervientes murmuros. Siempre me sentí acompañado en la tristeza, y nunca en la nobleza. Manos enzarzadas no significan amor, ni manos entrecruzadas la distancia del dolor. Todos los caminos tienen piedras de algodón; en todos los senderos regalas lágrimas de dulce temor. No mires con odio a quien te no te mira con rencor. No prometas con tus labios de farol. No entriztescas la alegría eterna del nuevo sol. No me pidas la mano si existe condición. No derrames tus palabras en las heridas de mi corazón. Fe ciega, sin razón, con oídos sordos vacíos de compasión. Rezar no otorga la fe, y no hacerlo no nos quita la razón, así que no me vendas tu fe... ¡que ya he comprado tu dolor!

viernes, 23 de septiembre de 2011

LA FUERZA DEL DESTINO

A la muerte de Franco, Gabriela regresa a España desde México, donde vivía exiliada. En Madrid, donde vive su hija ya con su vida hecha y muy vinculada a la política, Gabriela emprende una nueva etapa en soledad en una casa de las afueras. Entre el recuerdo del pasado y la observación lúcida y entristecida del presente, trancurren sus días, alegrados por las frecuentes visitas de su hija Juana y de su nieto Miguel. La fuerza del destino es un soliloquio constante que plantea preguntas como: ¿Acaso el destino, el azar, condicionan el rumbo de nuestras vidas? Gabriela no lo cree así. "El destino es el carácter", asegura, citando un clásico. Este libro es el tercero de una trilogía: Historia de una maestra, y Mujeres de negro, fueron los dos anteriores, en los cuales se cuenta la historia de España del principio de la guerra civil hasta la muerte de Franco, y la difícil votación de la Constitución Española, a través de la mirada de una maestra. Aunque cada uno de los libros se puede leer de forma independiente, este último recuerda muchos pasajes de los otros dos, ya que rememora todo lo acontecido en ellos.

La fuerza del destino no es solo la historia del fin de un régimen dictatorial, sino la de un regreso después de treinta años de exilio en México, y también es la historia de sus recuerdos, recuerdos del exilio, recuerdos de su vida y, sobre todo, de la vejez y de la decadencia al final de la vida. Un libro para no quedar insensible. Lo recomiendo...

By María.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

COLORES DE OTOÑO

Aunque a ciencia cierta no sé muy bien cuando llega esta estación (me parece que el día 23...), ya tenía ganas de que llegara. Se adecúa más a mi personalidad, a mi forma de ser. No me gustan los extremos, ni el verano en su máximo apogeo, ni el invierno con su profunda oscuridad. La noche y el día deberían ser siempre iguales, y la calma del mar siempre en serenidad. En otoño, las fotografías lucen más, y quizá sea simplemente por eso por lo que me gusta esta estación, pero es que es difícil encontrar otros colores como los del otoño. Reconozco que odio el cambio de hora, tanto en otoño como en primavera, me trastorna siempre y me tiene unos días a contrapie, y creo que apenas queda ya un mes... si no fuera por eso, ambas estaciones serían las estaciones perfectas. Con los ánimos mejor calmados, os deseo una feliz otoño, y que dure, que no tengo prisa para pasar frío, aunque sí me urge dejar atrás ya el calor... ya veréis que pronto es verano de nuevo.

lunes, 19 de septiembre de 2011

PAUSA COMPENSATORIA

Las extrasístoles son "contracciones anticipadas" del corazón o de una parte del mismo. La descargar que efectúa la excitación del músculo cardíaco propviene en estos casos de un punto cualquiera de las aurículas de los ventrículos, pero una fracción de tiempo muy pequeña antes de la llegada del impulso sinusal normal (originado en una parte especial del corazón llamada "nodo sinusal", lugar de inicio normal de los impulsos eléctricos que hacen que el corazón se contraiga e impulse la sangre). Tras la extrasístole, el ritmo fundamental se altera, porque la excitación extrasistólica llega hasta el "nodo sinusal", se produce la descarga del impulso que ya se estaba elaborando con anticipación y lo obliga a preparar uno nuevo que está retardado, y por tanto el ritmo sinusal fundamental (el normal y verdadero de cualquier persona) estará retardado por un intervalo, y a la pausa que sigue a la extrasístole se la denomina "desplazada".

Sin embargo, si el latido extra provoca una "fase refractaria" (especie de pausa), en ese caso el músculo cardíaco se ve "incapacitado" de responder al impulso sinusal, y esto es llamado "pausa compensatoria". Las pausas compensatorias siguen a la extrasístoles dentriculares, y las pausas desplazadas a las extrasístoles supra-ventriculares. Estas pausas las tienen todos los seres humanos, pero algunos parecen sentirlas muy especialmente.

Según los expertos, estos fenómenos son frecuentes en personas que gozan de buena salud, pueden ser producidos por el tabaco, el café, el calcio y ciertos medicamentos, pueden ser desencadenados también por esfuerzos físicos exagerados y por algunas situaciones de extrema agresión al sistema nervioso, por lo que normalmente te dicen que tenemos mucha ansiedad.

La próxima vez que vaya al médico le diré que se lea el blog. A ver si así ya me entienden todos los que me rodean. No se puede explicar mejor. Seguiremos teniendo pausas compensatorias durante toda la vida... o no.

viernes, 16 de septiembre de 2011

ARROLLADOR

"Marditoh roedoreh...", con acento andaluz, como diría aquél... Que parece que tenemos que arrollar para no ser arrollados, y es triste no encontrar un término medio. Tanto si eres ruin como si eres una bellísima persona. Ya nos avisaron en Matrix acerca de los hombres con poder... sólo buscan más poder. Y no deja de ser cierto, a pesar de ser peliculero y una máxima muy frecuente en esta vida. Hoy decía el ministro que muchos españoles quisieran pagar el nuevo impuesto ese que se han inventado, y no digo yo que no tenga razón, pero no podemos ser más papistas que el Papa. Así es la política de izquierdas, y la de derechas siempre estará en su contra. Pero a lo que voy; esto no es más que un ejemplo más de que el que más tiene, más quiere, menos valora y, por supuesto, más se ampara en el fruto de su trabajo, o de su forma de vivir. Algo inadmisible, pues ni siquiera sabemos a ciencia cierta cómo se gana la vida ni el vecino de arriba. A pesar de todo, Dios sigue dando de comer a quien no tiene hambre, o boca, o como sea el dicho popular... qué más da, si, al fin y al cabo, a veces somos arrollados y otras nos arrollan. El caso es seguir hacia adelante, así que puede que tampoco sea tan malo que nos empujen...

miércoles, 14 de septiembre de 2011

MANERAS

Yo sólo conozco una manera que sea al menos, decente, de hacer las cosas. Sin importar el estado de ánimo o de euforia, sin tener que lamentar las ocasiones perdidas, las pocas oportunidades presentadas. Las cosas hay que hacerlas como hay que hacerlas, sin tener presente otras posibilidades que terminen con arrepentimientos, con decepciones. Y en ello estamos. Después, vendrán los momentos en los que ya no importen la maneras, sino los hechos en sí. Pero creo que aún no estamos preparados para esto. Si existen mil maneras de hacer algo, y todas están bien, adelante. Pero por lo general, ni hay tantas ni están todas bien. Y quien sabe, quizá nunca tengamos la oportunidad de hacer algo de forma errónea sin tener que lamentarlo, sin tener que reflexionar, sentir, culpar. Todos nos equivocamos, y si algo está mal, está mal. La próxima vez, se intentará hacer mejor. Mientras tanto, un día más es un día menos, según queramos mirar hacia adelante o hacia atrás.

lunes, 12 de septiembre de 2011

IMAGINANDO LA VIDA

Imaginando la vida la imaginé por imaginar, la quise dar por perdida antes de terminar, la quise tener, malnacida, antes de comenzar, que la vida no es vida sin tu manera de amar. Tengo en mi la conquista de algo por determinar, conquistas que no tienen sueños, mis sueños por conquistar, caprichos de mermelada rellena de luz alminar. Pero no puedo negar que sigo pensando en cómo poder mi vida imaginar, sin tener que vivir de mis sueños, sin hacerse realidad, o quizá demorando la espera de quien no puede esperar. Es como tener algo en la punta de la lengua. Por mucho que te esfuerzas, no lo consigues recordar. Y así paso los días, pensando en miles de formas de avanzar, sin encontrar la que menos esfuerzo me debiera costar. Por mucho que nos empeñemos, la tristeza de la vida sigue siendo imaginarla como si estuviéramos en un sueño que no sé si ha terminado ya... o aún tiene que empezar. Misterios de la vida... o de la imaginación.

sábado, 10 de septiembre de 2011

PORTOBELLO BELLE

...o cómo transformar una canción de 4 minutos y medio en 15 minutos. Nos pasamos media vida buscando explicaciones a cosas sin sentido. Portobello Belle es una canción grabada en el año 1979 incluida en el disco Communique. Posteriormente, aparece una versión en directo, más o menos de la misma duración, en el recopilatorio que Dire Straits publica en el año 1988. Una versión mucho más bella, más típica del grupo, con una gran batería, su sólo knopfleriano de guitarra y un saxofón espectacular. Pero algo no encaja... ¿de dónde aparece esta versión, así, sin más, tan distinta a la original y tan fantástica, apareciendo como empezada, con una suave transicción, y desapareciendo de la misma manera?

Portobello Belle fue tocada en la gira de 1983, la misma de la cual el grupo decide sacar a la venta su disco doble en directo Alchemy. De hecho, fue tocada en ese concierto, pista que luego no incluyeron en el disco. Al igual ocurre con otras dos canciones más, Industrial Disease y Twisting by the Pool, quizá algún día hable de ellas. Portobello Belle también fue interpretada, aunque en muy pocos conciertos, en la macrogira de 1991-1992 (sobre todo, en los primeros conciertos, para ir desapareciendo en los conciertos finales de dicha gira); también, cuando Knopfler comienza su carrera en solitario, existen versiones, igualmente escasas, en las giras del 96 y, me suena, en la del... ¿2006? Bueno, aquí no estoy seguro. Con el paso de los años he ido perdiendo conocimientos acerca de mi grupo favorito, aunque entiendo que es normal.

Portobello Belle, en cualquiera de sus versiones, es una obra maestra, otra más de Knopfler, y por aquél año 1983, una delicia para todos aquellos que tuvieron la suerte de asistir a los conciertos y pudieron sorprenderse con la capacidad de Knopfler de convertir un tema de 4 minutos y medio en 15 minutos. Toda poesía. El sonido no es muy bueno, pero por aquella época, es lo que hay. Precisamente, esta es la que tocaron en aquel concierto que luego editaron como disco (Alchemy) y no incluyeron como pista. Pero existen más...

Tokyo 1983: http://youtu.be/VXjEMJzGelI
Los Ángeles, 1980: http://youtu.be/XLNTzgvUvbw
Dublin, 1991: http://youtu.be/qkrLG_Z2Y3w
Sheffield, 1982: http://youtu.be/U_Fv6hgUGzE
Rotterdam, 1983: http://youtu.be/VoqnowIIr0M
Aunque, sin duda, la de mejor sonido, es la de París, en 1983. Pero no la encuentro en Youtube.

Y la versión de estudio, por si queréis comparar: http://youtu.be/pOCikp4GG18

jueves, 8 de septiembre de 2011

EN EL PUNTO DE MIRA

Me hace gracia pensar en el mal de la codicia, en el miedo a la palabra. El mundo está lleno de guerras, pero no nos dicen cuántas veces hemos hecho las paces. Y todos los conflictos vienen por lo mismo: demasiada tozudez, demasiada poca tolerancia. La irreflexión de las personas dominantes llenan el cielo de inútiles embestidas por aquellas causas pendientes de una solución, por simple que sea. Después llega el arrepentimiento, el sentimiento de culpabilidad, el desplazamiento del orgullo hacia un lado inexistente. Existe demasiada gente que da por hecho demasiadas cosas, y esa es la punta de la lanza de la intolerancia. Sobre todo cuando, a esa misma gente, la provocas con su misma arma. Se creen lo más inocentes del mundo y, seguramente, lo más incomprendidos. Pero, irremediablemente, cuando quieres complacer a algunos que apenas hacen nada por ti, olvidas de regalar la fraternidad que el resto merece, y que se pierde por el camino. Es la tristeza de saber sólo mirarse el ombligo.

martes, 6 de septiembre de 2011

CUENTA ATRÁS...

Pañuelos de cristal, sonrisas de papel, dime, amada fiel, si no es por tí que mis ojos se vuelven perlas, con brillo de metal, que si no te ven ya no saben brillar, que el olvido es de mentira, y tus besos, de tierna verdad, con sabor a caramelo de envoltura hermosa, con olor a flor, dímelo, lágrimas de amor, que tienes alas, de mariposa, por supuesto, sin dudar, con tu llanto de agua limpia, que emerge sin que uno quiera llorar. Porque dos pueden ser una si una quiere la mitad. Porque dos pueden estar juntas si miran al mismo lugar. Porque dos pueden ser muchas si comparten aire al respirar. Porque un mismo corazón late por dos sin pensar. Sin pensar en la libertad, si estamos en mitad de la nada, o quizá estamos... en tu mitad. Unidas. Para siempre. Sin un Dios a quien preguntar. De todas formas... ¿Y si no nos quiere responder? Tenemos el destino grabado en la palma de nuestras manos, en la lejanía del firmamento, en la fé del cristiano, quizá en la sombra de mi lamento... Nos basta con no creer en él, basta con que creáis en vosotras mismas. Y así lo creo yo, que creéis. En vosotras. Y los demás... quizá no importe. Quizá únicamente lo estrictamente necesario. Pero mientras no duela y podáis compartir felicidad... Sólo sed vosotras mismas y no intentéis ser nadie más.

Enhorabuena.

lunes, 5 de septiembre de 2011

UN ALMA SENSIBLE

Sé que no soy perfecto, que mis defectos pueden llegar al infinito. Mi sensibilidad se envuelve por la fragilidad de la timidez, y eso hace que sea un punto débil más de este humilde corazón. Si mi alma tuviera un espejo, me gustaría que fuera tan grande como un lago, tan pura como un río, tan limpia como el aire de los bosques. Por eso, empiezo a buscar cualquier virtud que mi ser pueda esconder. Tan sólo me gusta creer, por mi forma de pensar, de sentir, de ver, y por las veces que lo han de repetir, que la nobleza es mi bandera, virtud de mi vida entera. Y con eso me conformo. Porque un corazón noble y un alma sensible es suficiente recompensa en este mundo que vivimos. Seguramente, detrás tengo mil cosas más, quizá malas, quizá malvadas en su totalidad. Sé que os ha sorprendido que elimine los comentarios, y no voy a enumerar quienes han comentado entradas antiguas con su apoyo, o quienes me han enviado correos (todos seréis contestados, es que he tenido un fin de semana atípico, y pude disfrutar por fin de la fotografía en el embalse de los Bermejales, entre otras cosas...). Sólo quisiera decir que es mejor así, para poder sentir mejor, para intentar seguir creyendo eso que me han dicho tantas veces, tantas personas, que mi alma es, al menos, noble y sensible. De todas formas, no me escondo, y el que de verdad tenga algo importante que decir, sabe como me puede escribir. Yo voy a seguir por aquí. Abrazos para todos.

¡Ah! Y espero que os gusten mis fotografías de estos días, que serán de dicho embalse. Yo he salido bastante satisfecho.

jueves, 1 de septiembre de 2011

A FLOR DE PIEL

Tengo que andarme con 4 ojos para intentar no herir sensibilidades. No me ha servido de nada madrugar, total, ha amanecido a la hora de siempre y tampoco tengo demasiados ánimos para partir. Comienzan mis vacaciones, y, sin muchas ganas, me iré a Linares cuando me dejen. Casi obligado por ser el último día de las fiestas de allí y tener la posibilidad de reencontrarme con algún amigo que hace tiempo que no veo. Con la ilusión cargada a la espalda en forma de cámara de fotos. Con los ojos llenos de lágrimas porque no me cabe más tristeza en el corazón. Con sentimiento de culpabilidad si me voy una hora antes simplemente para reposar allí, tener tiempo de llamar a alguien más o irme a pasear con mi soledad. Con miedo a volver tan sólo un minuto tarde. Tengo los nervios a flor de piel, revoloteando por el estómago como si me hubiera enamorado por primera vez, que no me dejan casi dormir, que no me dejan casi ser. He perdido 8 kilos y para nada he dejado de comer. Esta última semana ha sido para olvidar. Con apenas 5 horas de sueño al día, y las cosas sin cambiar. Hoy empiezo mis vacaciones... y ya casi tengo ganas de volver, porque al menos, en lo cotidiano, quizá me pudiera esconder.

Vacaciones en las que procuraré, al menos desconectar. Porque seguramente, no haré lo que quiero, y, con suerte, podré hacer lo que debo, aunque no tendré tiempo suficiente. Y me costará la vida. Pero, al menos, lo intentaremos. Pondremos al mal tiempo buena cara. De todas formas, ya me está costando la vida...