miércoles, 31 de agosto de 2011

UNA GUERRA DE PODER

En la cual no me quieren ver; siendo, seguramente, el mayor damnificado. Por eso quité la opción de permitir comentarios. Me quieren censurar y no lo lograrán, pero no puedo permitir que se comenten aspectos que, cada uno, sin ninguna mala intención, puede leer entre líneas y entender a su manera. La tristeza se mueve dentro de mi como pez en el agua. Me conoce sobradamente bien. Y eso que mañana empiezo 15 días de merecidas vacaciones, tras 6 meses seguidos en un trabajo nuevo pero bastante estresante... debería estar contento en esta, mi última tarde antes de las vacaciones, pero no es así. Y ya voy a empezar a soltar tacos para después terminar llorando en la ducha, como me suele pasar. Mañana me voy un puto día a Linares, con lo cual madrugaré para llegar lo antes posible y aprovechar el día al máximo. Me iré solo como las mierdas, no veré a mi hermano más que un rato por la tarde, porque tiene que trabajar, y con suerte podré ver a mis padres antes de la medianoche, si el autobús de sus vacaciones no se retrasa. Y podríamos decir que todo es por culpa de la perra. Pero el pobre animal no tiene culpa de que mis padres no quieran perros en su casa (totalmente respetable), ni mi mujer tiene culpa de ello, teniéndose que quedar cuidando de ella (totalmente comprensible). Y al día siguiente, antes del mediodía, otra vez para Granada... Estoy cansado y decepcionado de buscar culpables, y parece que nadie se da cuenta de que echándose la culpa mútuamente, el que sufre soy yo. No digo tampoco que los combatientes estén felices, pero el que está en medio sufre mucho más los daños colaterales, intentando llevar la carga de las dos partes. Así que si ninguna de las partes tiene la culpa, y el animal tampoco, el culpable soy yo. Y es verdad, porque el único gilipollas que regaló la perra fui yo, como acto de buena fe, como sueño de alguien a quien quiero, que anhelaba un perrito desde niña y quise dar el capricho. ¿Soluciones? Se me ocurren 4... la primera es matar a la maldita perra, y la segunda es matarme yo mismo. Las otras dos... no quiero ni pensarlas. Así que terminaré cogiendo un camino que no me va a ver ni Perry Mason.

Después viene la impotencia del tiempo perdido. Por supuesto, eso de irme unos 3 o 4 días a Linares entre semana... ya me puedo ir olvidando. Teniendo otro trabajo "extra" que intento compaginar con la puta vida, si en días como hoy que trabajo 8 horas por la tarde se me exige que haga cosas como si no trabajara, cuando tenga descanso no quiero ni pensarlo. Después, uno no entiende, no comprende, no hace nada y está con un humor extraño... en fin, ese ya es otro tema.

Esto es mío y sólo mío. Lo escribo aquí como si lo escribo en los aseos públicos de cualquier edificio o en las hojas de la desilusión. Así que, si no gusta lo que escribo, basta con no buscar la estantería gris en internet. Buscadla con otros colores más agradables. Y pido perdón a quien se sienta ofendido. Pero ya no sé si me están quitando la vida... o la estoy perdiendo yo.

PD: Hoy publico algo sobradamente ya discutido y sin andarme por las ramas. Por una vez, no hay que leerme entre lineas ni descubro ningún secreto. Espero que así sirva de algo.

lunes, 29 de agosto de 2011

YO TAMBIÉN REZO POR LAS NOCHES...

...y no pido por nadie. Sólo por tí. Nada para mi. Que te conceda todo, que te escuche rezar, que se cumplan tus sueños, sin romperte al caminar, que el llanto te supere, que el viento no te pueda tocar, que la lluvia espere, que si el amor no te quiere, quiéreme tú mas, dile que no te espere si te deja escapar, que nadie más te reza con toda la fuerza del mar. Que nadie más te merece. Que yo por las noches también se rezar...

...aunque no lo aparente. Y me acordé que tenía un blog, sueños por realizar, un amor que cumplir, un alma para regalar. Porque ya no sé escribir sin tu brisa de azahar. Mi estantería gris cada vez es... menos gris. Digamos que no estamos en mi mejor momento. Aunque tampoco en el peor. Sólo quiero remedios sin provocar más dolor... quizá sólo quiera dolor sin más gente de por medio. Fuera como fuere, seguiré por aquí, sin prometer cuentos ni libros, sin ironías, sin cosas... un sinfín. Y perdonadme que prohíba, pero no prohíbo por prohibir, sino por otorgar magia a miles de momentos en los que fui feliz.

Tampoco me despido. Ni iré borrando huellas. Ni busco compromiso, ni palabras... ni brillo, ni estrellas. Ni siquiera ser el mejor. Bastante tengo con ser sin intentar parecer. Puedo asomar mi inspiración, cuando me acompañe el corazón, en cualquier rincón que suelo visitar cuando dejo volar mi espíritu en busca de algo que no sé muy bien cuando perdí...

Gracias por vuestras visitas.

jueves, 25 de agosto de 2011

INTOLERANCIA SOPORTADA

La intorelancia es cosa de dos. Al igual que la incomprensión. Al tiempo que alguien no me comprende, yo no llego a comprender por qué esa persona no me comprende. Por tanto, ni esa persona es tolerante conmigo ni yo lo soy con ella. Es por eso que dos personas tienen que complementarse si quieren llevarse bien la una con la otra. Como ya he dicho tantas otras veces, seguramente llegaré a cansar, no se puede ser un autómata y hacer las cosas tan rutinarias como un robot. Ese no es mi problema, y a veces, mis necesidades pueden cambiar los planes de los otros. Mi problema se llama permisividad. Si yo permito que los demás hagan siempre lo que quieren, terminarán tomándolo por costumbre. Si un día me revelo, no lo permito, parece que he sido cruel toda mi vida. Es así, pero real como la vida misma. Y lo más grave es que la persona afectada se lo toma como una ofensa, como un ataque a su... ¿dignidad? ¿A su trabajo? ¿Es víctima al creerse que le impedimos mejorar por el bien de los dos? Ciertamente, cada vez me sorprende más esa actitud, y admito que me afecta hasta el punto de que me hacen sentir culpable. Pero esto es un paso más a lo que tantas veces he defendido y que, poco a poco, voy consiguiendo: el hacerme fuerte a este tipo de... chantaje, por llamarlo de alguna manera. Y al final, terminaré diciendo eso de: "...y si no te gusta, ya sabes dónde está la puerta".
PEQUEÑOS DETALLES

El mundo se mueve por los pequeños detalles. No hace mucho tiempo (unos meses, creo recordar) que me regalaron una cubertería, sencilla, sin florituras. Para uso diario. Justo lo que necesitaba. Cuando te regalan algo que necesitas lo agradeces mucho más. Todavía no la he estrenado. Es más, sigo utilizando algunos cubiertos con el mango de madera, de baja calidad, y luego pasa lo que pasa (no hay más que ver la fotografía). Aunque sea muy a mi pesar. Si por mi fuera, los hubiera tirado ya todos los que tienen el mango así, y hubiera empezado a usar mi cubertería de diario. Quizá mañana me muera, y me muera sin poder usarla. Por causas que aún desconozco. No sé el motivo por el cual no se está usando la nueva cubertería. Incluso se le da prioridad a esta de la foto, antes de utilizar otros cubiertos más fuertes y de mayor calidad que también tengo. ¿A qué esperamos? ¿A que me de un infarto...? Ahí está, guardada, sin usar, esperando a... realmente, no lo sé. Esto me recuerda esas cadenas de mails que te aconsejan vivir el día a día, sonreír siempre, hacer que cada segundo sea especial... y precisamente, personas que envían este tipo de mails basura, que lo único que hacen es generar tráfico, son las que luego viven de manera más miserable. El que me conoce sabe que, directamente, ese tipo de correo es eliminado de mi buzón. ¿A qué esperamos? Estos pequeños detalles hacen que la vida merezca menos la pena. Tengo cubiertos nuevos y... ¡no los puedo usar! Esto, que llevaba ya un tiempo queriéndolo contar, es una nimiedad, algo ínfimo, comparado con todo lo que podríamos mejorar como personas si no nos fijáramos tanto en las apariencias. Me da mucha pena, pero es así. Es un simple ejemplo, de los cientos que se pueden dar al día. Pero es triste porque ocurre... más de lo que quisiéramos.

martes, 23 de agosto de 2011

COLGADO

Colgado en el rencor de lo que haces mal y no ves, de lo que hago bien sin apremio, de los celos de amargo sabor que desprendes con la mirada, del aroma de mi amor que no tiene ni tacto, ni el perfume de sentirse amada. Horizontes de calma templada, líneas curvas de rectas pronunciadas, todo cuelga sin sabor a todo, nada cuelga con sabor a nada. Tengo dos egos y el primero está colgado. Mientras me quedo con el que quiero, el que no soy me atrapa en la red de la avaricia. Quero ser como soy ante mi, y como quieren que sea ante los demás. Sin importar la felicidad, la moral, la ética, la parte razonable de la parte insensible. Todo vale con tal de andar hacia adelante. Nos avasallan sin querer. Nos queremos sin avasallar. Una vez más... ahí está el problema. Nunca desaparece. Porque no nos preocupamos de hacerlo desaparecer. Porque a todos les gusta mi "yo" falso y el verdadero se tiene que esconder. Aunque sea, una vez más, sin querer.

domingo, 21 de agosto de 2011

UN ÚLTIMO SUSPIRO

Aún recuerdo la última vez que me acosté contigo. Como si fuera ayer. En un último suspiro de esperanza. Estabas dormida, y me acerqué a tí, en un intento de escuchar el susurro de tus labios. Y me acerqué a ellos. Acerqué tanto mis labios a los tuyos que los besos de verdad sintieron envidia. Y te escuché, y no te quise tocar, y me estremecí, y me noté llorar, sin sonrisas, sin forzar, con mi alma de suspiros sin dejar de esbozar... aquellas sonrisas que no tuvieron lugar. Y te quité la piel, y me dormí, y sin poderte soñar, sin querer, te soñé. Y fui feliz, sin ser quien fui, pegado a tí, trozos de viento, pupilas frenesí, sin aprovechar el momento para volver a tí. Si lo hubiera hecho, me habría alejado... de mí. Todo un caballero, sí, porque puedo perder muchas cosas, pero la honra... nadie es digno de ella si no la pedís. Y ese fue mi último suspiro, momento en el que te perdí, elegí otro camino, más triste o feliz, pero otro camino fiel a mi, digno de quien fui, de quien sigo siendo, quizá camino, sendero, atajo, quizá sin raíz.

jueves, 18 de agosto de 2011

ANTIGUA SANTA CENA DE LINARES

Hace 15 años que terminé, junto con 2 amigos, un programa multimedia acerca de la Semana Santa de Linares. La verdad es que fue mucho trabajo para lo poco que conseguimos, pero cuando algo se hace también por pura pasión o por puro placer, importa menos. El caso es que hoy me encontraba revisando las fotos que pudimos recopilar por aquél entonces, tiempos en los que un programa multimedia totalmente visual, con gráficos, botones, fotografías y hasta sonidos ya era todo un lujo, sin tener demasiada idea en las herramientas que por aquél entonces existían para programas de autor, nada que ver con los lenguajes visuales de hoy en día. Y aparecieron fotografías antiguas como esta de la Santa Cena, la imagen verdadera, si no me equivoco, con la que la cofradía se fundó y que fue quemada (como casi todas en Linares, por no decir todas) tras el inicio de la Guerra Civil. También necesito tiempo para estas cosas, para disfrutar de estas imágenes y documentos con historia, con 60 años, con 100 años, y que allá por el 96 no eran más que simples objetos para mi, simple relleno de mi programa multimedia, y que hoy en día me paro a leer o a visualizar y es algo que, ciertamente, me aporta cultura, curiosidad y, por qué no decirlo, ganas de realizar una tarea similar a la de antaño, aprovechando lo que la tecnología de hoy en día nos permite. Algo caerá, lo que no sé aún es el qué. En fin, recordando buenos tiempos, como siempre. Qué si no nos queda en esta vida...

miércoles, 17 de agosto de 2011

AL FINAL

No digas lo que piensas sin pensar antes lo que dices. Yo, al menos, así lo intento. Siempre hay un final, aunque puede haber más de un comienzo, más de un principio, más de un inicio. Yo estoy en esa fase. Intentando terminar lo que tengo empezado al tiempo que intento no empezar cosas que no pueda finalizar. Al final de una calle siempre hay otro camino que seguir, y no todos los caminos comenzaron de la mejor manera. Es como querer todo lo que nos importa sin importarnos todo lo que queremos. Principios sin final. No existen. Al menos no en nuestras ideas. Finales que no podemos imaginar, que no podemos concebir, pensar o planear. Finales inesperados. Así que voy a buscar todo aquello que pueda encontrar, pero no quiero encontrar todo lo que estoy buscando. Sería como perder la magia de la vida, cortar el hilo que nos une de los dos mundos, únicamente separados por esa delgada línea que ya no sabemos ni cómo definir.

martes, 16 de agosto de 2011

CARIACONTECIDO

Una buena definición de esta palabra podría ser 'con gesto apesadumbrado'. Quizá no sea exacto a lo que quiero expresar. Aunque es posible que se parezca a lo que puedo sentir en determinados momentos. Sólo quisiera intentar cambiar determinadas cosas, modificar algunos instantes que se nos hacen eternos. Hacer caso omiso a lo que pueda venir, porque, entre otras cosas, no lo sabemos. Y si acaso eso fuera malo, tener ideas para mantener la Esperanza. Si todo esto refleja la expresión "Cariacontecido", he acertado con el título. Si no es así, quizá hubiera tenido que decir, por poner algunos ejemplos, "pensativo", "dubitativo", "reflexivo" o "meditabundo"... sí, quizá estos estén más acertados, o quizá sea una mezcla de todo. No significa todo esto que de pronto me haya vuelto pasota, pero sí que mi mente se vuelve más fuerte. Lo noto, y no sé muy bien el por qué, pero lo noto. Quizá será porque la otra noche, cuando me acosté, miré a mi alrededor y pensé: "36... y aún en el principio de todas las cosas...". Demasiado para lo que podría haber sido. Con menos, más. Así que voy a por más, porque menos ya no puedo.

domingo, 14 de agosto de 2011

CARA O CRUZ

Después de todo, nos lo seguimos jugando todo a cara o cruz. La suerte, su influencia, determina demasiado nuestras vidas y las de la gente que nos rodea. Lo mismo ocurre con nuestras acciones más simples. Tirar una fotografía depende de múltiples factores. Sin embargo, que salga bien o no parece seguir siendo simple cuestión de azar, del cara o cruz. En estos días nos bombardean con información de lo más variopinta con las Jornadas Mundiales de la Juventud y la ya conocida visita del Papa a Madrid. Aunque no entienda ciertas cosas, las respeto. Bailes, fiesta y miles de euros gastados para la celebración del tal acontecimiento... ¿y quien decide todo esto? No pretendo crear un debate (no es necesario, ya está creado y me reservo mi opinión...) acerca de esta cuestión. Pero... ¿quien decide que unos creen coreografías para recibir al Papa, otros voluntarios no paren de trabajar y que algunos se llenen los bolsillos de codicia mientras otros nacen en países donde la comida ni siquiera existe? Creo que, sin querer, ya he dado una opinión... quizá sea todo cuestión de cara o cruz. Y quizá sea esa nuestra única fe: que nunca nos toque la cruz de la moneda. Todo lo demás, son meras apariencias para lavar nuestras conciencias.

viernes, 12 de agosto de 2011

BUENO O MALO

Mi mano no siempre alcanza a ver la justicia. Y reconozco no ser justo muchas veces. Al igual que reconocemos no ser perfectos. No me gusta que me halaguen por cosas que, en un principio, son triviales. Y que nos reconozcan ciertos méritos forma parte de esas trivialidades. Sin embargo, sabiendo que no todos somos iguales, seguramente me falta espontaneidad, esfuerzo, alabanzas y gratitud para aquellos que hacen multitud de cosas buenas y algunas malas. Y las malas se dicen siempre, para mejorar, para que se haga autocrítica, para intentar corregir defectos... y las buenas se toman por obvias y parece que pasan al olvido. Pero no es así. Sé que la mayor parte del tiempo, la gente, tú, estáis, estás haciendo cosas buenas. Y no tendría espacio en el blog para enumerarlas una a una. Mi ser me impide decirlas en el momento apropiado, actuando de forma egoísta, brusca, hacia la gente que me importa. Lo bueno está ahí. Pasa a cada segundo a tu lado. No se dice porque se entiende que es lo que se debe hacer. Igualmente, yo me esfuerzo por hacer siempre lo bueno, y no quiero que se me esté recordando constantemente. Porque lo mismo que lo entiendo para tí, lo entiendo para mi y para los demás. Es uno de mis grandes defectos, seguramente. Pero jamás lo malo se convierte en un reproche. Qué más quisiera yo... que nadie hiciera nada mal. Gracias a lo bueno de todos, a lo bueno de ambos, podemos seguir soñando con un futuro un poco mejor. De otra forma, no cabría ninguna esperanza.

jueves, 11 de agosto de 2011

DIARIO DE UN EMIGRANTE

La emigración es uno de esos temas que aunque cambien la realidad, siempre mantienen similitud. Da lo mismo la época, la clase social, los países de donde se parte o se llega. El desarraigo ante la lengua, las costumbres y lo desconocido siempre será negativo, si comparas los sentimientos. En este libro, Delibes narra en forma de diario y con su peculiar maestría, la historia de Lorenzo y Anita, un matrimonio joven, los cuales deciden hacer las américas a mediados del siglo XX. Atraídos por un tío de Anita, emigran a Chile para intentar labrarse un futuro mejor. El libro tiene la estructura de un diario fechado con la duración de un año, el cual comienza con los preparativos del viaje, la estancia en el barco y la llegada a Chile y su posterior estancia. Lorenzo siente un choque tremendo con la cultura del país, la lengua, y costumbres. Aunque no le falta trabajo, se da cuenta de que todos los que realiza son inferiores al que él tenía en España, y que no es tan fácil hacer fortuna. Uno de los aspectos más interesantes de este libro, es el trasvase del lenguaje informativo y deformado que refleja su diario. Las múltiples expresiones chilenas que recoge Lorenzo, que aunque en un primero momento no entiende, se hace al vocablo rápidamente y con naturalidad.

El viaje y la experiencia le hacen comprender a Lorenzo que en todas partes hay personas bondadosas y también, que el sueño y la añoranza van siempre unidos. Es un libro que em ha hecho reír, pero también me ha hecho reflexionar, y comprender un poco más a todas esas personas que salen de sus países buscando una vida mejor. Pienso que todos los emigrantes no lo hacen por gusto, sino por necesidad, ya que en un país extranjero te debes de sentir muy solo. Es un libro que recomiendo sobretodo por su vocabulario.

By María.

martes, 9 de agosto de 2011

SECRETOS

Secretos que son secretos, que no los puedo mirar, escogiendo los respetos de tus ojos al hablar. Buscamos infalibilidad en aquello por demostrar. Más que secretos, sorpresas, que no puedo soportar, impías, sucias, mugrientas, llenas de falsedad, o de falsa realidad, según tus ojos vean o también sepan mirar. Quizá sea un secreto la falta de sinceridad, quizá sean las sorpresas el secreto de la ingenuidad. Y sólamente digo quizá. Que conste donde proceda. Porque vivimos rodeados de secretos escondidos. No tenemos más que mirar la pared, que nos esconde los secretos de la verdad, de lo que ocurre a su través. Y si aquello no me ha de importar, menos aún los secretos de la vanidad. Con lo que, aún más, tacho las sorpresas de tonterías, eso sí, sin maldad. Porque la mitad no te suelen gustar, y la otra mitad... mejor no preguntar. No es mentir decir que salen mal. Porque a veces, las sorpresas, esconden la verdad. Y no hay mejor sorpresa que una buena declaración de intenciones. Puede que entonces te pueda ayudar, tú consigas en tus ideas mejorar y yo... una mayor felicidad. Aunque ya no sea sorpresa. Pero seguro que lo agradezco más que algo inútil que, por su condición de sorpresa, rompe lo magistral. Que la infidelidad y las sorpresas... no sé, me da que no son compatibles.

lunes, 8 de agosto de 2011

OJO POR OJO...

...y diente por diente. Eso dicen. Eso cumplen; al menos, si llevan el rencor en las venas. Y tener buena memoria para acordarte de lo malo, o tener buena memoria y no saber qué hacer con ella. A veces me sorprende la facilidad con la que algunos y algunas se acuerdan de todo lo que alguna vez hiciste, más bien para mal que para bien, valga la redundancia, si es que existe en este caso. Seguramente, los que borran lo malo con el simple pasar de los minutos, pecan, además, de ingenuos. De perdedores, en cierto sentido, de la palabra, debilitada contra aquellos que usan la memoria, buena o mala, para el reproche. No me cansaré de decirlo. Hay caminos en todos los rincones, en todas las esquinas, en todos los lugares que fueron parte de nuestro pasado. Que los caminos que vengan no estén condicionados por estos últimos. No es que nos falte valor, no... quizá sea que nos sobra predisposición. Y ahí es donde empiezan a llegar los palos.

domingo, 7 de agosto de 2011

TIERRA FIRME

Hoy toca libro. Ya lo dije una vez... con tantas noches, si el libro engancha, me dura menos que un caramelo en la puerta de un colegio. Gran libro de Matilde Asensi donde nos cuenta las aventuras, en primera persona, de Martín Ojo de Plata. No, no es un pirata, y afortunadamente para él (o para ella... pero esto lo dejo ahí de suspense...), no tiene tampoco demasiado roce con los mismos. Sus aventuras van más en torno al comercio y los trapicheos que se vivían a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII en Nueva España (actualmente México y las islas del Caribe). Me ha parecido un libro muy ameno y perfectamente documentado. Como siempre, he aprendido nuevas palabras y he aprendido acontecimientos históricos, y es que este tipo de libros es lo que tiene. Además, no es un libro demasiado extenso, aunque sí muy preciso en todas sus narraciones. Esperemos que haya segunda parte, pues así parece quedar dicho, entre líneas, cuando el libro finaliza, y la verdad es que el protagonista podría dar mucho de sí. Si os gustan los barcos, el mar, la historia de España y leer, es un libro muy recomendable; todo ello con piratas y corsarios de fondo. Y por qué no decirlo, en algún momento también tiene su punto de ironía y humor. Nota alta para el libro en general.

sábado, 6 de agosto de 2011

DESDE MI VENTANA

Todo el mundo debería tener una ventana a la que asomarse, ser feliz, sentirse bien, en paz con uno mismo. Todas las cosas buenas en la vida se terminan perdiendo. Las malas también, afortunadamente. No sé por qué, en un arrebato de nostalgia, hoy me acordé de mi ventana. Aquella por dónde se escapaba mi música. Sí, pudiera ser que se escuchara desde la esquina... pudiera ser. Pero en aquella lejana esquina que se divisaba desde mi ventana, la música sería como un susurro inaudible. Desde mi ventana, la música era... pues eso, música. Era mi estado de ánimo, mi pesar y mi sentimiento. Sonaba alta, y la gente solía mirar. Mis radiocasettes, minicadenas después, tenían que tener volumen. Lo demás daba igual. Desde mi ventana miraba el cielo en busca de estrellas, esperaba al cartero, espiaba a las vecinas. Escuché ruidos de fiestas en verano, y murmullos de silencio en invierno. Desde mi ventana lloré a mi abuelo, reí, hablé y grité. Me mostré al mundo. Y aunque no lo entiendan, fue así. Bastaba abrir la ventana y subir la persiana para decirle al mundo que, en ese momento, me encontraba bien. Ya no tengo ventana... si acaso, lejos y abandonada. Cuando la veo, noto que ni siquiera me recuerda. Y me da miedo asomarme a ella. Para que luego digan que las cosas no mueren... y sé que, a estas alturas de la vida, no volveré a tener ventana... ni nada que se le parezca.

Una de las canciones que más ha sonado en mi ventana...




viernes, 5 de agosto de 2011

RESULTADO FINAL

Pues ya tenemos ganador. Creo que, por las respuestas dadas, sí que era difícil, sí. Si acaso podría dar medio puntillo a Anto que dijo lo del monedero, cuando en realidad es un bolso... aquí no ibais mal, estaba claro que era algo así. Pero el muñeco del Valencia C.F de mi padre o las escaleras de casa... parece que estaba complicadillo...

De todas formas, ha decaído mucho el concurso en estas últimas semanas y estaba pidiendo a gritos una retirada o, al menos, un descanso. Gracias por la participación a todos. El ganador, Anto, ya sabe como ponerse en contacto conmigo. Mi correo está en el perfil.

Y así queda la clasificación:

- Anto: 4 puntos.
- Tamara: 3 puntos.
- Rubí: 1.5 puntos.
- Akasha: 1.25 puntos.
- BET: 1.25 puntos.
- Anne: 1.25 puntos.
- Manute: 1 punto.
- Mayte: 0.5 puntos.
- Arvydas: 0.5 puntos.
- sabores compartidos: 0.5 puntos.
- Wendy: 0.25 puntos.

Anto campeón y Tamara suncampeona. Si me animo (ahora necesito un descanso...) para el invierno puede que haga otro de estos concursos.

Lo dicho, gracias a todos, en unos días el blog retomará su actividad habitual. Demasiado me esfuerzo en mantenerlo, a cambio de realizar menos visitas, pero mi tiempo libre es nulo. Por eso, mi doble agradecimiento a todos los que me visitáis y más si cabe aún si al menos tenéis tiempo para comentar unas lineas.

Enhorabuena al campeón. "Se finí"... o como se diga.

lunes, 1 de agosto de 2011

FOTO MISTERIOSA XVI (Y ÚLTIMA)

A decir verdad, tal y como adelanté en la solución de la fotografía de la semana pasada, voy a poner tres por el precio de una. Me había reservado dos puntos para el último día de concurso, pero como hay bote, pues son tres puntos los que ha que repartir, así que son tres fotos las elegidas para ello. El punto de cada fotografía puede quedar desierto si nadie da con la clave, si nadie la acierta o se acerca. Ya sabéis que he tratado de ser lo más justo posible a la hora de repartir puntos cuando he visto que había dos o más respuestas parecidas. Así que espero que salgan de aquí bien repartidos los puntos y sepamos pronto el ganador o ganadora.

Las tres fotos tienen una dificultad media. Creo que hay una fácil, una normal y una difícil. Aunque eso luego se irá viendo con vuestras respuestas. Comentadlas por orden, o como queráis, pero que quede claro a la foto que os referís cuando déis vuestras respuestas. Por mi parte, nada más. Agradeceros la participación a todos, las visitas al blog y vuestros comentarios. Este concurso también me ha servido para ver cosas que no era capaz de ver en las fotografías que yo mismo aumentaba, para comprender mejor la mente humana, y para pasar un buen rato. Como siempre, tengo todavía mucho que aprender y vosotros me seguís ayudando, por eso mi agradecimiento es doble y eterno.

Cuando sepamos el nombre del ganador o ganadora el viernes, al dar la solución, indicaré como ponerse en contacto conmigo. No me he olvidado del premio, y tenéis que elegir cualquier fotografía que hayáis visto mía en mi web de fotografías o en cualquiera de mis blogs como premio. Ya daré los detalles el viernes con la soluciones. No me queda más que recordar la clasificación y agradeceros a todos vuestra participación:




- Anto: 4 puntos.
- Tamara: 3 puntos.
- Rubí: 1.5 puntos.
- Akasha: 1.25 puntos.
- BET: 1.25 puntos.
- Anne: 1.25 puntos.
- Manute: 1 punto.
- Mayte: 0.5 puntos.
- Arvydas: 0.5 puntos.
- sabores compartidos: 0.5 puntos.
- Wendy: 0.25 puntos.

Suerte a todos.