domingo, 17 de julio de 2011

LA VENGANZA ES DULCE...

...y además no engorda. Es el título del último libro que me he leído a una velocidad asombrosa. A veces, el trabajo nocturno es bastante aburrido. Y si el libro es fluido y ágil, a la vez que entretenido, en tres o cuatro noches queda finiquitada la lectura. Este libro nos relata las aventuras de un muchacho (bueno, no tan muchacho...) de unos 40 años, Leandro, el cual se encuentra, de forma casual, con el hombre que condenó su destino e intenta llevar una venganza hacia el mismo por todos los medios posibles. Leandro es despedido de su empresa por medio de sus directivos de una forma engañosa y fraudulente hacia su persona. Comienza a vivir una vida de mierda (así la describe su propio protagonista...) en casa de su madre, que está medio pirada y enferma, y de su tía, que la cuida con un carácter bastante severo. Malvive como puede, y un día decide matricularse en una especie de Máster que hace que su vida cambie por completo, teniendo una nueva oportunidad para la venganza, el triunfo y el amor, por qué no decirlo. El autor utiliza un lenguaje vulgar, corriente, actual y sencillo al mismo tiempo, ironizando con cada una de las situaciones o parodias que le van surgiendo a lo largo del libro. Reconozco que hasta tiene ciertos puntos en los que sueltas carcajadas sinceras, y eso hoy día es difícil de conseguir. A mi me ha gustado bastante. Y aunque el libro es medianamente gordo, tiene una letra grande. Si os engancha y tenéis tiempo, en cuatro días lo termináis, seguro... si yo he podido, puede cualquiera.

2 comentarios:

  1. No te menosprecies tanto con eso de que si tú has podido puede cualquiera... anda, anda.

    Por un momento la trama me ha recordado a la película "En busca de la Felicidad" de Will Smith, solo que en ese caso no sueltas ningún tipo de carcajada, sino que es posible que se te escape algún que otro lagrimón.

    Por lo que cuentas es una historia basada en la más rabiosa actualidad (despidos fraudulentos y existencias frustradas) y me encanta que pese a todo en el libro aparezcan fragmentos capaces de despertar el sentido del humor del lector. Buen contraste.

    La venganza es dulce... pero no engorda... mmmmmmmm con semejante título resulta atrayente, sin duda (jijiji, sonrisa de lo más perversa)

    Besos y buen inicio de semana, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    La verdad es que me he reído mucho con el libro, es muy irónico al tiempo que critica un poco toda esa gente engominada que se ha hecho rica gracias a vender hasta su propia dignidad.

    Como dije, se lee muy rápido, así que de verdad que lo recomiendo.

    Buena semana!!

    ResponderEliminar