miércoles, 27 de julio de 2011

EN BUSCA DE TU CIELO...

... te perdí sin tu aprobación... el día que mueras, el día en que yo muera, sólamente quizá lo puedas entender. Subiremos al cielo; si es que, quien lo inventó, supo situarlo por encima de nuestras cabezas. Seguramente tengamos cielos distintos. Los orgullos de unos y los miedos de otros terminarán venciendo en la batalla invisible que, día a día, nos va matando. Tu cielo no existe, mi alma tampoco. Sólo el alma de los derrotados, el honor de los invictos, hieren el orgullo de los prejuicios vividos. O no supe cambiar a tiempo, o no pude cambiar lo suficiente. Fuera como fuere fuere, soy dueño total de la culpa. Inmortal. Pegada a mis talones. Y con ese seguimiento tan férreo, se torna muy difícil encontrar tu cielo. Bastante tengo con encontrar el mío...

9 comentarios:

  1. Preciosa foto, Manolo, esta vez no tengo claro si con algún efecto añadido o no; aunque el reflejo en el mar me dice que lo tiene. Y qué más da, es una foto preciosa, y punto.

    Sobre la entrada, sólo decir que las batallas en el amor las pierden ambos, sean conscientes o no. Como dices, ganan el orgullo y el miedo, entre otros enemigos del amor. Es una de las cosas que me da rabia de esta vida, lo que tardamos en darnos cuenta de cosas como esa; y eso si lo hacemos. Nueve meses para nacer, un año para caminar, unos dos para hablar, y toda una vida para dejar de ser egoistas en el amor.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. No se que contestarte a esto, coincido que la foto es preciosa.
    Creo que el egoismo que nace del amor, es más por querer más de él, que por guardarnos cosas de nosotros, tu buscas su cielo, ella buscará el tuyo, uno se cansará en el camino, el otro seguirá adelante, y hay terminará todo.
    Pero yo siempre digo que en el amor, debes pensar en que si terminó y dolió es porque algo bonito hubo, y ese algo mereció la pena aunque fuera solo por vivirlo una milésima de segundo.
    Aun así, tienes razón en algo, primero encuentra tu cielo, luego busca el suyo, hasta que uno no es capaz de ser completamente feliz consigo mismo, es muy difícil hacer feliz por completo a otra persona.
    Muchos besos amigo y espero de corazón, que todo vaya genial y estes en el momento justo en el lugar donde debes estar y solo allí, sin importar lo que pase ni siquiera a un metro de distancia.

    ResponderEliminar
  3. ¿Es cierto que amas, que luchas?
    ¿Cuántos de tus pasos llevaron la dirección de los suyos?
    ¿Cuántas veces fuiste postrado bajo los mismos pies, lamiendo las mismas heridas siempre?
    Sí existe tu cielo, uno inmenso y lleno de gratitud y esperanzas que jamás deberás perder; no siempre es el gris el que se teñirá tus nubes, recuerda…
    La victoria nunca fue para quien se desarmó de los propios errores, sino para aquél que supo aceptarlos, y se entrega cada día un poco más, por querer ser mejor, no para ti solamente, sino para el resto del mundo.
    Tu cielo te espera, pero que aguarde un poco más, ¿vale?

    Como siempre, te deseo lo mejor y lo sabes, aunque no siempre esté presente físicamente.
    La fotografía es preciosa, tienes tantas virtudes, amigo…

    Un abrazo tangible, Manolo.

    ResponderEliminar
  4. Adoro la visión de ese cielo encapotado y plagado de las típicas ronchas del atardecer, una conjunción de colores que tan solo la madre naturaleza (o la mano experta de un buen fotógrafo) podría lograr.

    Muchos viven esperando en algún momento alcanzar la plenitud que ese cielo anhelado conlleva, desconociendo quizás que el verdadero Cielo (y el Infierno) de todo mortal está en la Tierra, acompañándonos desde el nacimiento hasta la fosa. Compartirlo con la persona adecuada suele ser el mayor de los placeres conocidos, aunque limosnear una parcelita en el cielo de otra persona me parece del todo innecesario. Quien no desee compartir su espacio, su paraíso con nosotros, no merece ni uno solo de nuestros desvelos. No deberíamos perder el tiempo con quien no está dispuesto a perderlo con nosotros.

    Perdón, hoy estoy guerrera jajajjajajajjaa

    Besos, muchos ánimos y buena semana, sabes que te aprecio y te admiro, por ello no deseo que caigas en el desánimo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Anto.

    Pues no, no tiene ningún efecto. Sólamente ajustes de colores, como ya expliqué otras veces, al tirar las fotos en "bruto", luego puedo cambiar el balance de blancos, la exposición, etc... desde el ordenador. Igual que si lo hiciera en el momento justo de disparar. La foto es del amanecer en Torremolinos. Me levanté a las 7 de la mañana buscando el sol aparecer por el mar, y para 3 días que estoy allí, voy a elegir el que amanece nublado... lo que no me pase a mi...

    No hablo de derrotas, vencedores o vencidos en particular, sino simplemente una reflexión en general. Hasta lo que hago bien (que imagino que no será mucho...) es mal visto a los ojos de quienes tenemos a nuestras espaldas... yo me entiendo.

    Un abrazo y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  6. Hola Tamara.

    No sólo mereció la pena, creo que lo sigue mereciendo. Y, como en todas las batallas, alguien debe perder. Tampoco busco cielos en concreto (no tengo muy claro si existen o no...), sólo busco lugares donde estar bien. Ser más Yo y menos de nadie; al tiempo, estar en todo el mundo que me aprecia. Pero a veces no me dejan...

    Besos y gracias!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Maite.

    Es cierto que siempre estás ahí, lo sé; esas cosas se notan. Creo que todos con dos dedos de frente queremos ser un poco mejor cada día. Lucho y me esfuerzo por eso. Quizá es que no sé hacerlo bien, pero tampoco me lo dice nadie. Y aunque no creo mucho en eso de que "quien calla, otorga..." (a veces callamos para no hacer sufrir, y eso no lo ven), voy a tener que pensar que al menos eso es mejor que nada.

    Mis lágrimas son 1% de agua y 99% de sentimiento. Por eso, de cada 100 veces que las derramo, sólamente una son capaces de verlas. Y no es una virtud hacer buenas fotografías, créeme, me costó más madrugar para buscar esa foto. Y la suerte que puso ahí las nubes...

    Otro abrazo lleno de gratitud.

    ResponderEliminar
  8. Hola Akasha.

    Siente contradecirte, pero es un amanecer... Buscar estas fotos en el Mediterráneo al atardecer es haro complicado... pero algún día la encontraré, algún recoveco de playa por estos mares de haber que vire tanto como para dar la sensación de estar mirando hacia el oeste...

    Sí que te veo guerrera, sí... no sólo busco compartir cielo, sino todo lo demás. Ser uno mismo y dejar ser a cada uno como desea. Ni más ni menos. Y buscar una balanza, y compensar la malo y lo bueno, y ver la felicidad en los ojos del que tienes enfrente.

    Digamos que no es desánimo, sino cansancio y hartazgo de ese desánimo. Resignación. Pensar en hacer algo distinto y desecharlo en unos segundo pensando que no merece la pena, que todo va a seguir igual. Al final convertiré los malos momentos en momentos normales, y aprovecharé para vivir los buenos, cuando se presenten, a tope.

    Besos y gracias.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa foto, hacía tiempo que no escribia en este magnifico blog pero es que ando muy atareada ultimamente. Torremolinos ainnns que lujazo contemplar esos amaneceres, atardeceres... He podido contemplaros durante una semana, he descansado y he disfrutado del mar. Que paz, que tranquilidad y que alegria. Alegria que quiero transmitirte Manu, desde la distancia te envio un besazo y no dejes el blog. Ya te lo he dicho muuuuchas veces, a ver si me haces caso ;). Te quiero un monton.

    ResponderEliminar