lunes, 20 de junio de 2011

SOY MINERO

Bueno, en realidad no lo soy. Podría haberlo sido, pero la crueldad de la vida no perdona. Tengo las raíces, pero no la sabiduría de mis antepasados. Entre ellos uno de mis abuelos. Paisajes mineros para fotografiar no me van a faltar. Es mi tierra, y como tal, parte de mi vida. Mi abuelo no quiso que su hijo fuera minero. Como todo padre, quería lo mejor para él. Al igual que mi padre tampoco quiso que siguiéramos sus pasos. Pero seguimos sin un futuro donde poder elegir. El valor de las cosas no se aprecia con dinero. Y aquí da igual la profesión que tengamos. Cuenta más el corazón. Hoy día, las minas están deshauciadas, por decir de una manera elegante la definición de abandono. Minas que contamos por decenas, allá por mi tierra, y que forman parte del plomo de nuestra sangre. Porque hasta los malos caminos están señalados. Desconozco cómo mi abuelo felicitaba a sus hijos el día de su cumpleaños. Me gustaría saberlo. Pero como ya es demasiado tarde para preguntarlo, con el silencio de la noche y el sonido del teclado, me quedo un rato quieto mirando por la ventana hacia las estrellas y parece que a lo lejos se escucha aquello de "soy minero, y con caña, vino y ron me quito las penas...".

No, no soy minero. Pero como si lo fuera.

6 comentarios:

  1. Hay profesiones que están mal valoradas, pero si tu abuelo no quería lo mismo para sus hijos, por algo sería, o a lo mejor se equivocó, nunca se sabrá, porque, hay veces que lo mejor para nosotros, no es lo mejor para nuestros padres.
    Pero nunca es tarde, siempre se puede aprender...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Manolo!

    Me ha parecido tan interesante la entrada, que no he podido evitar buscar información, gracias también a la foto, en la que aparece al fondo el pozo San José, si no me equivoco, que es muy posible. Te dejo un link, por si quieres echarle un vistazo, la web está muy bien:

    http://www.mtiblog.com/2010/01/mina-canada-incosa-pozo-san-jose.html

    Como dices al principio, se trata de tus raíces, y forman parte de tu historia, aunque no hayas sido minero. Como me gustaría escuchar anécdotas de la vida de tu abuelo, porque seguro que aprendería mucho con ellas. Esa es una sabiduría que nunca debería perderse.

    Un fuerte abrazo, y feliz semana!

    ResponderEliminar
  3. Hola Tamara.

    Bueno, mi abuelo murió relativamente joven y apenas tengo recuerdos de él. Él fue un eslabón más de la cadena, al igual que nosotros lo seremos para nuestos hijos, nuestros familiares, nuestros jóvenes. Pero sí, es cierto, cuando alguien no desea algo para alguien, es porque no lo desea para sí mismo.

    Pudo sacar a su familia adelante, pero lo tuvo que pasar mal.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Anto!!

    Buen aporte, me alegra que lo hayas comentado. No conozco mucho de las minas de Linares y La Carolina, pero sí que se parece el de mi foto al de la web que has puesto. Hay gente en la ciudad realmente entendida, se sabe el nombre de todos los pozos y minas, siento gran envidia... pero bueno, ya sabes que no tengo mucho tiempo y estando fuera... No es la primera foto de las minas que coloco ni será la última.

    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Quizás no seas minero de profesión pero por tu sangre corre sangre minera y créetelo, es un gran orgullo sentir que se procede de una profesión verdaderamente sacrificada y en la que nuestros antepasados has dejado su sangre y su sudor.

    Todos queremos lo mejor para los nuestros y si ellos en ningún momento quisieron que siguiérais sus pasos fue porque no deseaban ese tipo de existencia sacrificada para vosotros. Lo malo es que hoy día ya ni se sabe lo que es mejor, porque uno puede tener una carrera maravillosa y acabar en el paro...

    Un beso, querido, buen inicio de semana y espero esa nueva foto misteriosa.

    ResponderEliminar
  6. Hola Akasha!!

    Bueno, ahí está el legado, la historia, el pasado de las ciudades, sus raíces, y la gente que se identifica con ellas. Por eso, cuando veo en la tele alguna noticia relacionada con mineros, la siento de una manera distinta. Físicamente, no se lo duro que puede ser el trabajo, pero siento algo por dentro difícil de explicar.

    La foto misteriosa, en un rato, acompañada de una novedad, he dejado la entrada programada porque saldré y no podré estar por aquí, he procurado que sea difícil, pero sin pasarme (eso espero, jejeje...)

    Besos y feliz semana igualmente.

    ResponderEliminar