viernes, 3 de junio de 2011

ENTRE LIMONES

Chris Stewart es, en esta novela, el narrador protagonista, ya que es su voz la que se oye a lo largo de todos los relatos que nos va contando. Chris compra un cortijo llamado El Valero y allí comienza todo. Lo que le va aconteciendo día a día, el no saber nada de agricultura y otros oficios necesarios para sobrevivir en un sitio sin urbanizar. Pero él es una persona optimista y confiada. Empieza a conocer a los pobladores del lugar y pese a la picaresca de éstos se establece entre ellos una gran amistad por su trato amable y conciliador que le va a permitir conseguir el afecto y respeto de todos. Chris es el arquetipo de muchos de los extranjeros que empezaron a repoblar la comarca de la Alpujarra a partir de los años sesenta. Sus anécdotas, sus experiencias y forma de vida están contadas con sencillez y simpatía, y con un peculiar buen humor. Se va haciendo con este rincón de Andalucía y se muestra encantado con él.
Entre Limones es una novela divertida y de fácil lectura, ya que su autor ha hecho que todas sus desdichas se vean desde un punto de vista gracioso por su optimismo. Se lo recomiendo a todas las personas que les guste el humor inglés.

By María.

4 comentarios:

  1. Hola Manolo, pues nada veremos si encontramos el libro y aprendemos algo por si un dia nos pasa lo mismo, llegar a la nada y empezar de nada.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. De el autor no he leído nada, pero sí escuchado, ya que fue batería de Genesis en los comienzos del grupo. Conociendo un poco cómo son los andaluces, y en especial los granadinos y su humor, que por algo nací en Granada, me imagino que le harían más de una trastada. Un libro divertido, no me cabe la menor duda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola orthos.

    Pues sí, en verdad el libro es un ejemplo a seguir, por su constancia, optimismo y buen humor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio.

    Pues sí,Chris Stewart, fue bateria del grupo musical inglés Génesis.
    Desde que escribió Entre Limones, según dice su biografía, vive con su mujer y su hija en un cortijo en Las Alpujarras. Rodeado de perros, gatos, pollos, una oveja y un loro misántropo.
    El Valero es un autentico parche de montaña, lleno de aceitunas, limones y almendros, asentado en el lado equivocado de un río, con ninguna vía de acceso, sin agua ni electricidad.
    El libro es muy gracioso, por todas las cosas que le van pasando, a él y a su familia.

    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar