martes, 17 de mayo de 2011

SIN PALABRAS

Hoy no tuve palabras. Sólo desprecio. Imágenes que hablan por sí solas. Sólo desprecio. Y tristeza. Y el sentimiento de la derrota. Por esto... y por todo. La derrota. Quizá el inicio de un nuevo camino. Derrota, de todas maneras. Oro negro, corazón de plata. Y el amor, a un lado. Y se me acabaron las fuerzas para medir a cuánta distancia quedó. Quizá ya no importe.

9 comentarios:

  1. Esta vez la cosa parece séria Manu, parece que alguien ha decidido quitarse un anillo que simbolizaba compromiso, me suena a ruptura y una ruptuta supone una derrota pero, también, un nuevo camino lleno de expectativas.
    Felices sueños y besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Manolo.

    Por esta vez, me hubiera gustado que la foto que ilustra la entrada estuviera sacada de internet.
    A veces las cosas se ven como el interior de ese anillo, borrosas, y eso nos hace perder el equilibrio, dudar de hacia dónde nos dirigimos; pero por amor, se camina hasta a ciegas, porque siempre esperas encontrar la mano de la persona amada. Por eso no me parece justo que se te corresponda con desprecio.
    Ojalá, ese anillo vuelva a su mano, y ésta coja la tuya para no soltarla. No mereces menos que ser feliz.

    Un fuerte abrazo, lleno de ánimo

    ResponderEliminar
  3. Una derrota? Amigo Manolo. La derrota por amor no existe. El amor no se acaba nunca, siempre está ahi, escondido, agazapado, para usarlo cuando es necesario. A rey muerto, rey puesto. es lo que hay. Un fuerte abrazo..

    ResponderEliminar
  4. Casi me quedo como el título del post ... el sentimiento de la derrota es así, pero seguro que hay mas de un motivo para que inicies un nuevo camino, mucho ánimo y que lo encuentres pronto, un fuerte abrazo.

    Besos !

    ResponderEliminar
  5. Te comprendo a la perfección...
    Emprender un camino nuevo no es malo,si lo haces siempre en positivo, el amor no se acaba, se termina la comunicacion y se comienza la distancia, pero el amor todo lo puede, es lo único que nos distingue y no hace ser conscientes de ser. Todo sentimiento es licito y comprensible.No calles nada y pelea.Nunca te rindas, tienes tres armas muy valiosas LA RAZON, EL CORAZON Y LA PALABRA. BESOS.

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos. Hoy os contesto a la vez.

    El post no es más que eso, un post, personal y de una opinión propia, como tantos otros posts que he escrito en el blog. Podrá estar más o menos equivocado, y se podrá acercar más o menos a la realidad, pero no hay que sacar más conclusiones de las que se puedan leer ni tampoco hay que adelantar acontecimientos.

    Así que dejémoslo ahí y no le demos más importancia.

    Un saludo para todos.

    ResponderEliminar
  7. "Oro negro, corazón de plata. Y el amor, a un lado."

    ¡Cuantas veces sentimos que ese aro de oro es el único lazo de unión en una relación que esperábamos eterna! Y sentimos que al quitarlo, al dejarlo a un lado (como ese amor que mencionas) estamos levantando la barrera definitiva con que separar y distinguir dos parcelas que a partir de ahora surgirán en nuestra existencia: el antes y el después.

    Me ha hecho gracia Orthos: a rey muerto, rey puesto...

    Besitos y que ese anillo encuentre su sitio, sea este en el dedo anular o en una cajita en el fondo del mar. El corazón es el que debe estar feliz.

    ResponderEliminar
  8. A veces hay que dejar el amor a un lado para poner las cosas en su sitio. Estoy de acuerdo contigo en que muy a menudo sacamos conclusiones que no son exactas. Es lo que tiene la pluma. Los demás somos meros espectadores. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Me escribiste esto: No es necesario saber en quien pienso para hacerse una idea de lo que quiero expresar. Eso es lo menos importante. Y ahora esta fotografía?. Que significa o mejor dicho que quieres expresar con esta imagen?
    Yo te animo a que PIENSES EN TI y HAGAS LO QUE TE GUSTE.

    ResponderEliminar