domingo, 17 de abril de 2011

UNA SEMANA SANTA DISTINTA

Jamás hubiera perdido la ilusión. Ni jamás la perderé. Son formas de vivir. Cuando echas la vista atrás, te recuerdas siempre más joven. Obvio. Y con menos obligaciones. Días deseados de una u otra manera, que pasaban sin compasión. Pero no dolían. Porque en aquellos tiempos, lo primero era lo primero: ver la procesión. Y no me vale cualquiera. Pero hay años en los que uno no puede elegir. Y no sabemos qué es peor. Mi Semana Santa añorada, la de mi ciudad, me la sé al dedillo. Es inevitable pensar en cada día, en cada minuto, cuál es la calle de mi ciudad en la que debería estar. Y con mi edad, pensando en un futuro, repasando los errores del pasado, duele. Estaré en otro sitio, seguramente viendo procesiones. Procesiones que no entiendo de la misma manera, porque no han crecido conmigo. Y además, no todo el tiempo. Porque la vida me privará de momentos que quisiera vivir y no me deja. Al menos, esos momentos no son para siempre. Y eso es lo menos doloroso. Que lo que no puedo disfrutar allí, tampoco lo puedo disfrutar aquí. Así que si véis a un loco por Granada, con un monopie, un trípode, y una cámara colgada, metiéndose entre los penitentes o corriendo buscando a un paso, no os extrañéis. Tenemos que disfrutar siempre de lo que se nos pone delante, aunque no sea exactamente como queremos que sea... De todo se aprende. Así que, al menos, aumentaré mi experiencia como fotógrafo. Buscaré la luz en las fotografías, como ésta del año pasado, en la cual ya empezaba un poco a experimentar. Buena Semana Santa a todos, haya o no haya procesiones...

6 comentarios:

  1. Y a disfrutar dde las vacaciones. El que tenga la suerte. Bueno segun y como porque antes era un lujo "no trabajar" y ahora es un lujo poder hacerlo. En cualquier caso se feliz.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no puedas estar donde quisieras, espero que puedas disfrutar en la medida de lo posible de la Semana Santa y que tomes muchas fotos !

    Besos !

    ResponderEliminar
  3. Es importante no perder la ilusión, ni la sonrisa.

    Tenemos que disfrutar siempre de lo que se nos pone delante, aunque no sea exactamente como queremos que sea... De todo se aprende.

    Muy cierto y si no tenemos puestos todos los sentidos en ese momento y lo explotamos al máximo probablemente luego nos arrepintamos y sumen un punto más en esa lista de errores.

    Busca la luz en todo, si prestas atención siempre te ilumina.

    :-)

    ResponderEliminar
  4. Hola sabores compartidos.

    Efectivamente, vacaciones no tengo, así que que las disfrute el que las tenga, pero al menos, dentro de los turnos que me podían tocar, me ha tocado el "menos malo", podré disfrutar de las procesiones excepto cuando ya sea de noche que me tendré que marchar...

    Menos da una piedra. Como dices, al menos podemos trabajar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola BET.

    Os iré poniendo fotos en el blog, a ver que tal os parecen... en la medida de lo posible, disfrutaremos lo que podamos.

    A tí te deseo lo mismo, que sabiendo lo viajera que eres, por algún lado estarás disfrutando de estos días, jejeje...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Noelia.

    La fotografía y la pintura se basan en la luz. Eso es lo que voy a intentar aprender este año. Tengo que buscar la luz y reflejarla en las instantáneas.

    Me alegra tener por aquí por primera vez (creo). Estás en tu casa, bienvenida y gracias por la visita.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar