miércoles, 9 de marzo de 2011

NO EXISTE CONSUELO

Cuando no existe el consuelo, lo único que queda es llorar, lamentar, guardar las penas y no tratar de exponerlas en un frasco de cristal. Cuando no existe consuelo, tampoco se puede dar. No se puede otorgar ni buscar, apenas se puede sufrir, porque el desconsuelo nos quita esa posibilidad. Es irónico, que quizá sea lo único que busquemos, y no lo podamos encontrar, o no queramos toparnos con él. Ni siquiera sé muy bien lo que es el consuelo, ni lo que nos puede ofrecer, la manera en la que nos puede ayudar. Si encuentras consuelo... ¿te puedes consolar? Consuelo rima con cielo. Es lo único bueno de esta palabra. Espero que os guste ver el cielo. A mi sí me gusta.

6 comentarios:

  1. Me encanta tu cielo, querido amigo, aunque ya sabrás que me decanto preferiblemente por esos momentos en que la bóveda celestial ofrece un aspecto más siniestro y melancólico (dama rara que es una, ya sabes) con esos jirones de bruma arrastrándose y un surtido de violetas, naranjas y blancos dibujándose en él. Haber cuando me regalas un cielo de esos jejejeje

    En lo que respecta al consuelo... resulta difícil ofrecerlo al prójimo cuando nuestra propia alma se encuentra compunjida y hambrienta. ¿Y cómo podremos aliviarla entonces? Quizás paseando por el bosque, escuchando el canto de los pajarillos y percibiendo la brisa entremezclada con los olores de la foresta besándote el rostro... ¿Quien sabe? Cada uno halla un atisbo de consuelo en los lugares más insospechados.

    Personalmente no te creas tampoco que estoy en un momento demasiado pleno, por desgracia...

    Besos y un abrazo desde mi rinconcito verde (y frío, cachiss la mar)

    ResponderEliminar
  2. Querida Akasha.

    Me gusta que te gusten los cielos, a mi también. Te debo una foto de un cielo "siniestro y melancólico", espero no defraudarte.

    Del consuelo se ha hablado ya demasiado. Generalmente, el que busca consuelo también espera encontrarlo, y el equilibrio a veces no existe en ciertas cuestiones. Te haré caso y buscaré consuelo por otros lugares menos habituales.

    Espero que tu momento de bajón no se vea afectado por el de los demás, y que te vayas animando poco a poco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Oh que cielo tan bonito ! me encanta ! bueno yo ya he dicho mas de una vez que siempre tengo un ojo puesto en el cielo, me gusta mucho perderme en él.

    En cuanto al consuelo, hay que buscar la forma de encontrar algo a lo que agarrarnos para poder auyentar un poco el dolor, la naturaleza es un buen ejemplo.

    ¡Besos !

    ResponderEliminar
  4. El consuelo me suena a conformismo, y la verdad siempre he sido demasiado inconformista. Yo pienso que cuando uno se hunde tanto que toca fondo la única solución es: Patadón al suelo y para arriba. En cuanto al cielo, cuantos pensamientos habitan bajo el cielo. Cada día un cielo distinto, cada día un distinto pensamiento con el cielo de testigo. Hemos contemplado mil cielos y no sabría decirte de uno mas hermoso que otro. Depende de tu ánimo y (como no) de tu pensamiento. Un abrazo Manolo.

    ResponderEliminar
  5. Hola BET!!

    Está visto y comprobado que tengo que poner más fotos de cielo, jejeje... parece que gustan mucho. Poco a poco, tengo más.

    Precisamente, el domingo me fui a un pantano de por aquí cerca, y luego por la tarde subí a la Sierra, bueno, me quedé a unos 10 kilómetros de la primera estación, teniendo en cuenta que la carretera de la Sierra tiene más de 30 kilómetros... creo que estuve a unos 1800 metros de altura. Toqué la nieve. Hice fotos muy chulas y toqué la nieve, jejeje...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola, sabores compartidos.

    Tienes razón que, cuando uno toca fondo, sólo queda salir. Pero eso no quita que el consuelo sea más o menos importante. Por eso, el estado de ánimo es muy importante, y hay que seguir dejando que el tiempo pase... Así que a mi no me suena a conformismo. Sería conformismo si no hiciéramos nada, y al buscar consuelo para intentar salir, ya estamos dando un primer paso.

    De todas formas, comparto gran parte de tu opinión.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar