miércoles, 16 de febrero de 2011

CADA DOS POR TRES

Me niego a creer en la dificultad de aspirar a ser feliz. Sigo pensando en que existe mucha gente que no sabe lo que tiene. Aquello que nos entretiene está mal visto. Incapaces de apreciar lo poco que necesitamos para ser felices. Insisto en que la base está en el respeto, y por ese camino, aún nos queda mucho por aprender. Si se infravalora nuestro esfuerzo, quizá debiéramos hacer examen de conciencia y ser los primeros en realizar autocrítica. ¿Realmente nos esforzamos? ¿Cuánto tiempo perdemos en cosas que podríamos prescindir de ellas? Ese es el principal problema cuando nos creemos que el único esfuerzo necesario es el nuestro. Cada tres por cuatro, una bronca; cada dos por tres, una discusión; segundas partes nunca fueron buenas. Pero quizá a la tercera vaya la vencida... yo, por si acaso, igual voy preparando un viaje... al quinto pino.

17 comentarios:

  1. No puedo hablar por los demás pero yo si que me esfuerzo por respetar por ser considerada por crear bena vibra y lo que me desespera es que hay quien no solo no lo valora sino que se aprovecha de esto en su propio beneficio con lo que me pregunto cual debe de ser mi actitud, pero estoy convencida de que me resultaría dificil actuar en contra de mi educación, principios y valores.
    En fin, que lio :S
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pienso como tú, el respeto a la otra persona, el respeto mutuo es muy importante. Si no hay respeto, no hay convivencia ni cooperación y en consecuencia no hay comprensión ni empatía.

    Segundas partes nunca fueron buenas... igual es que había que pasar por la segunda y la tercera y la cuarta para llegar a la quinta y definitiva parte. ^^

    Lo importante es tener claro lo que uno quiere en cada momento, lo demás el tiempo lo dirá.

    Esto último me ha quedado mu bien, a ver si me lo aplico.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Lo que está clarísimo es que sin respeto no se llega a ninguna parte y que la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas, me gustan tus reflexiones.
    La imágen es chulísima, cuanto colorido, me encanta !
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Wen!!

    Creo que realmente el problema reside en saber valorar lo que realmente es útil y lo que no lo es... lo que realmente es necesario para ser feliz, para crear ese buen rollo que tú mencionas, o lo que no es necesario para eso, que sólo estar para, precisamente, intentar romper nuestra felicidad.

    La verdad es que sí es un poco lioso de explicar, así que imagino que también lo será para entenderlo.

    Gracias por estar ahí. Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Isamonalisa!!

    Efectivamente, el respeto lo es todo, y lo demás es secundario. Cuando controlan tanto nuestras vidas por nimiedades poco importante y se traspasa la delgada línea del respeto y la comprensión, llegas a sentirte realmente mal. Porque ves que tu esfuerzo, el esfuerzo que uno hace, no sirve para nada.

    Creo que hay que tener un índice de valores y hay que saber establecer unas prioridades... y me da la sensación de que hay personas sin prioridades, simplemente como les pille el día, se toman las cosas mejor o peor. Y lo grave es que no se dan cuenta de que ellas mismas tienen sus propios defectos. Y nadie les dice nada, sobre todo si a esas personas las quieres y tu único fin es buscar la felicidad de ellos.

    Frustrante.

    Besos y gracias por venir!!

    ResponderEliminar
  6. Hola BET!!

    Así es mi blog, jejeje... a veces reflexiono, a veces comento el libro que me leo, a veces me centro en la fotografía, a veces escribo prosa poética... gracias por venir.

    La imagen está hecha utilizando la técnica del alto rango dinámico. En verano me lei un libro sobre ello y aprendí bastante... lo puedes ver aquí:

    http://miestanteriagris.blogspot.com/2010/12/alto-rango-dinamico-no-no-es-que-me.html

    Y aquí la explicación:

    http://miestanteriagris.blogspot.com/2010/09/alto-rango-dinamico-aunque-no-es-una.html

    En cuanto a la reflexión, como he comentado antes... creo que está todo dicho.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la explicación,ya me he pasado por los dos enlaces, no conocía esta técnica, bueno ni esta ni ninguna jajajaja ... así que tomo nota del libro,investigaré y a ver que aprendo:)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Como siempre de acuerdo con tu reflexión, pero no te vayas a ningún pino, sigue por aquí. :)

    Felicidades por la foto, me gusta mucho.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. ¿Te vas al quinto pino? Oye, igual nos vemos por allí, pues es un lugar al que suelo ir de continuo para evadirme de la cotidianeidad que me abruma (al quinto pino y a mi Inglaterra de Regencia, para más señas jeje)

    Ser feliz no resulta complicado, dependiendo siempre de lo que cada cual necesite para obtener esa felicidad. Hay gente que se siente plena contemplando un ocaso o el afinado gorgorito de un gorrión en la maceta de su balcón, gente que se siente completamente feliz al disponer tan solo de un momento de privada abstracción, con la posibilidad de dedicarse el tiempo a sí mismo para poder leer, pintar, ver alguna película buena, pasear... etc

    Asímismo hay otros que solo obtienen la felicidad pisando a los demás, construyendo su propio castillo majestuoso sobre el esfuerzo de otras personas (como tú dices), intentando en todo momento que nadie les haga sombra y basando su existencia en la posesión de billetitos de colores. Esos, créeme, jamás alcanzarán la felicidad (eeey me he parecido ahora mismo al maestro Yoda jeje), pues la felicidad erigida en torno a lo material resulta insatisfactoria para el espíritu. Los espíritus deben crecer, alimentarse de cultura, belleza y sabiduría... eso es lo más grande.

    Besos e interesante reflexión, como siempre.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro de que te haya gustado el artículo, BET. Tus fotografías también me gustan, no lo dudes.

    No dudes en preguntar cualquier cosa de fotografía, dentro de mis limitaciones, procuraré ayudarte.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Anne... bueno, de momento sigo por aquí, jejeje... no creo que me vaya muy lejos. Yo también me alegro de que sigas por aquí.

    Bueno, sobre mis reflexiones... ya me conoces. Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Akasha!!

    Bueno, tienes toda la razón en lo que dices y, efectivamente, el problema es que hay quien no se da cuenta de que eso que comentas tan simple, como tener un rato para ver una foto, leer un libro, ver una película... eso, nos hace faliz a muchos, y quizá no necesitemos nada más.

    Siempre me alegra tu visita. Besos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola mi querido Manolo:

    La felicidad es algo a lo que algunos aspiran, y otros, la pierden por creer que siempre la tendrán, hagan lo que hagan.
    Aunque claro, también debo añadir, que si la felicidad nuestra, está en manos de "otros", ahí ya dejamos a su merced, subyugando nuestros pequeños retazos de gran valor, a sus propias necesidades. Y no siempre coinciden las "prioridades" como bien dices.

    La felicidad tan sólo es un momento en el que no la echas de menos ni la buscas. No se puede ser eternamente feliz, ni ser feliz por completo. Pero, recordar que hemos sido feliz en otros tiempos, es afirmar que el tiempo en el que vivimos le falta... "algo".

    Me parece triste el hecho de tener que buscar algo que se regala, porque para mí ser feliz, es hacer feliz a quien amo y quiero, sea mi prpia familia, mis amigos o mi pareja. Ellos hacen lo mismo conmigo, y eso, sin apenas darte cuenta, se convierte en FELICIDAD.

    Habéis apuntado muy bien, esos momentos de felicidad, tan pequeños, pero que nos llenan tanto... leer un libro apaciblemente tumbados, mientras sientes el sol acariciar tu cara, y en tu mente nada se perturba; escuchar una hermosa canción que nos traslada a otro lugar, otro momento donde sonreíamos sin motivo...

    A veces pensamos que la felicidad es una químera imposible de alcanzar, pero no lo es, lo malo es cuando no sólo depende de nosotros solos el alcanzarla.

    Mi deseo es que la encuentres,Manolo, pero sin buscarla, que ella venga a tí, de la misma manera que la ofreciste incondicionalmente a otros.

    Un gran abrazo, lleno de esperanza.

    ResponderEliminar
  14. Ufff.... May, que filosógica, jejeje... Bueno, digamos que comparto mucho de lo que dices, igual que el resto de visitantes que he tenido en esta entrada (qué éxito...).

    Es probable que el que se preocupa de dar felicidad a los demás, también espera recibirla, y cuando no la recibe, viene la decepción. Los problemas están ahí, no hace falta buscarlos, vienen solos, y cuando alguien se empeña en encontrarlos, te está haciendo infeliz.

    Qué bonita percepción de la felicidad has tenido, May: La felicidad se regala. Quizá llevemos tiempo regalando felicidad, al menos, lo que nosotros pensamos que es felicidad, y por eso nos dan bajones de vez en cuando.

    Creo que hay cosas que no tienen solución... aunque mi abuelo decía que todo tiene solución menos la muerte. Otra cosa es que dicha solución nos guste...

    Como me gusta esa palabra... Esperanza... Besos!!!

    ResponderEliminar
  15. Saludos cordiales, soy el último en discordia pero no he estado estos dos últimos días en disposición de hacer un comentario más o menos coherente y esta entrada de verdad que merece esa coherencia.

    Sobre las aspiraciones a ser feliz, lo pimero que hay que tener en cuenta es qué hace feliz a cada individuo. Si nos centramos solo en las aspiraciones, creo que en cierto modo, todo el mundo aspira a serlo. Ahora tomemos la continuación de tu entrada, "existe mucha gente que no sabe lo que tiene". Las aspiraciones son directamente proporcional a "tener" sueños y luchar por ellos, por hacerlos realidad. Podríamos hacer la eterna pregunta de ¿Para qué tanto esfuerzo, tanta lucha, si el día menos pensado, todo se acaba? La respuesta es para sentirte vivo el tiempo que se te regala para estar aquí, sea cuál sea el motivo por el que has venido. Y sí, igualmente opino que hay gente que no sabe que tienen sueños o no quieren saberlo o pelear por ellos. Y aún es más triste es que se abandonen los sueños porque "duelen".

    El esfuerzo que aludes no debe entenderse como algo que implique "sacrificio" cuando hablamos de felicidad. Prefiero la palabra "constancia" o "paciencia". El primer paso para esto es conocer que eres un ser solitario al que hará feliz un determinado número de conceptos y actividades. En serio que he visto a gente viendo partidos de fútbol poniéndose tibios de cerveza y patatas fritas y son felices. Y me lo creo, porque aquí entra el respeto por cada individuo, que esto, lamentablemente, hace aguas por todos lados y también la subjetividad de cada individuo o grupos de ellos. No pondré, para no extenderme demasiado, más ejemplos, pero sí señalo que a mí ver partidos de fútbol no me llena casi nada. Y ponerme tibio, eso nada de nada ^_^. Conozco cuáles son los mundos por donde debo moverme y hace tiempo ya que supe que la vida en cierto modo, es soledad, y desarrollar cierta insensibilidad a palabras de contenido vacío y poca profundidad. Porque noto en tus palabras cierto desencanto ante posibles conductas ajenas. Y debes olvidarte de eso. Como ha dicho tu amiga May, si la felicidad depende de "otros" es más que probable que todos los conflictos, pensamientos de la certeza de lo que vale para mí, vale para ti, se acabe imponiendo y eso desemboque en las broncas y demás episodios con los que rematas la entrada. Paso a paso se hace un camino y para poder "dar felicidad" a los demás, primero tienes que tenerla tú. No se puede dar lo que uno no tiene.

    Si quieres un compañero de viaje para el quinto pino, cuenta conmigo. En mi camino pretendo llegar al vigésimo, puedo acompañarte durante un tramo.

    Buen fin de semana compañero. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola mucho_que_contar. Nunca es tarde para escribir por aquí, sé siempre bienvenido.

    Divagas mucho en tus reflexiones, y no te digo que no tengas razón, que la tienes, y bastante. Podríamos hablar de esto horas y horas. Todo influye en la felicidad. La predisposición de los demás y de uno mismo es fundamental, eso es cierto. Luego tenemos la forma de entender la felicidad de cada uno... aunque bueno, creo que ya se ha dicho todo, sobre todo con tu gran exposición que, sinceramente, agradezco.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar