martes, 4 de enero de 2011

SIGUIENDO LA LUZ DEL FARO

Este faro no es tal faro como pudiera parecer. Al menos no es un faro de mar. Y desconozco si en los pantanos se usan estos faros para algo en concreto, pues se supone que no hay navegación en los mismos. Este "edificio" es de un pantano cercano al lugar donde nací. Me fascinan los faros como parte de la luz. Se pierden en la inmensidad del mar, haciendo que éste sea infinito. Tienen algo de magia, imponentes ante la gran cantidad de agua que intentan dominar. Cuando conducía por la costa almeriense, hace ya unos años, para trabajar, a la vuelta pasaba por un faro que hacía que cada corto período de tiempo el terreno se iluminara. Me encantaba pasar tan cerca de aquel faro y disfrutar de sus vaivenes luminísticos durante aquellos dos o tres minutos en los que mi coche se ponía a su alcance. Aquello dónde el faro es capaz de alcanzar es el inicio de cualquier sueño. Caminando cabizbajo por la luz de mis temores, llegué a un lugar aún por descubrir. Mi faro no se apaga mientras mis latidos sigan danzando en los pergaminos de la ilusión. Y creo que aún sigo ilusionado por conseguir mis sueños. Cada uno tiene un faro que le sirve de guía. Puede que el mío sea el de la foto, aunque no esté en el mar, ni sepa nadar en las lágrimas del sabor de la derrota. Quien sabe hacia dónde me conducirá mi faro particular...

4 comentarios:

  1. Si que es curioso encontrar un faro que no esté cerca del mar, ¿que objeto tendria? quizás alguien pensó como tu y decidió construir un faro para que sus rafagas de luz le sirvieran de guia.
    No se pero yo te veo por buen camino, crees en tus sueños y decides lechar por ellos ¿qué somos sin sueños?
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. " Permitid que no admita impedimentos
    ante el enlace de las almas fieles
    ¿no es amor un amor que cambia siempre por momentos
    o que a distanciarse en la distancia tiende?

    ¡Oh no, es el faro que imperturbable
    contempla las tempestades
    y nunca se estremece..."


    Disculpa este pequeño desvarío, ha sido leer la palabra "faro" y venírseme a la cabeza este hermoso soneto de Shakespeare.

    Besos querido

    ResponderEliminar
  3. Hola Wen. Eso intento, estar en el buen camino, y a ver si llega el lunes, y con él la normalidad, y empezamos con ganas el nuevo año. Aún estamos en la transición del año que hemos dejado y el año en que supuestamente ya estamos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Akasha por compartir dicho soneto, la verdad es que me ha gustado.

    Deduje que serías amiga de los faros, por eso cuando escribí el post me acordé de ti y de todos aquellos que adoráis el mar.

    Besos!!

    ResponderEliminar