jueves, 27 de enero de 2011

EL CONFORMISTA

Dicen que el que no se conforma es porque no quiere. Cuando el conformismo da paso a una apatía generalizada, empieza a ser algo alarmante. Igual que la llama de una vela que no quiere prender. Aprendemos a conformarnos por naturaleza, cuando ya sabemos que luchamos por algo imposible, y antes de que ese algo termine acabando con nosotros, preferimos transformarnos en conformistas empedernidos. Lo veo en gente que creo que aprecio, que no deberían actuar de esa manera, que quisieran evitar lo inevitable. La imposibilidad y la incomprensión de aquellos, es lo que hace que los otros se conviertan en personas que se conforman con todo. ¿Instinto de supervivencia? ¿Es preferible vivir más, aún a sabiendas que de todas formas nos vamos a morir, aunque sea conformándose con todo lo que venga? Yo tengo mis dudas, porque llevo ya unas semanas aprendiendo esta nueva técnica y no termina de convencerme... La técnica del conformismo, la de hacer lo que me dejen hacer y lo que no me dejan hacer, que no me sirva de desvelo. Porque un conformista con insomnio puede llegar a ser peligroso. Capaz de aburrir hasta a las moscas... No lo quiero ni pensar.

4 comentarios:

  1. No me gusta, por ahora, ni el conformismo ni la resignación, como díces, son aburridas y sin pizca de creatividad.
    Prefiero actuar, en ocasiones me frustro porque poco o nada puedo hacer pero, desde luego, no postura no es de resignación y duermo bien :D
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. MMmmmmm tras leerte me he quedado pensando y meditabunda porque ahora ya no estoy segura si debería clasificarme en el bando de los conformistas o simplemente en el de los "pasotas". Mi lema sigue siendo: "Si una cosa tiene solución... ¿para qué preocuparse? Y si no tiene solución... ¿para qué preocuparse?" jejejejjeje, no, no soy conformista resignada, aunque tampoco me gusta pelear contra la furia invencible del mar embravecido. Digamos que los años y la vida han apacigüado un poco mis ánimos, pero sigo reivindicando mis ideas cuando lo considero oportuno y negándome a acatar órdenes cuando van contra mis principios.

    ¿Un conformista con insomnio puede llegar a ser peligroso? MMmmmmm duerme Manolo, duerme jejejeje

    Besitos desde mi verde norte, amigo mío, y una inyección de mi energía que resulte contagiosa.

    ResponderEliminar
  3. Hola Wen!! Cuando lleves muuuchos años intentando luchar por algo que ya sabes que va a ser imposible de conseguir, seguramente seas más conformista. No es que ser conformista sea malo, todo lo contrario. Sólo aprendes a que es mejor para la salud. Por supuesto que no hay que conformarse, pero créeme, cuando ya tienes que elegir entre ser o sufrir...

    Piénsalo seriamente. Sobre todo, si son cosas poco triviales o importantes... Yo también duermo bien, seguramente gracias a eso. "Paso" de muchas cosas, salga el sol por donde salga...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Akasha!!

    Te he hecho dudar... jejeje. Creo que, como le dije a Wendy, cuando son cosas en realidad poco importantes, podemos considerarlo como pasotismo. Pasando, sin complicarse, cosas insignificantes que lo único que consiguen es calentarnos la cabeza, aunque es cierto que estas cosas, a veces se repiten tanto, que llegas a desesperarte... pero en serio, se aprende a vivir con ello. Sólo tenemos que saber jugar nuestras bazas.

    No te preocupes que yo duermo, pero también soy algo conformista. Pero imagina que eso con lo te "obligan" a conformarte te desvela... no sería la primera vez que cojo el camino y aparezco a las 3 o 4 horas... de noche debe de ser peor porque el cansancio hace más efecto y las consecuencias pueden ser terribles, jajaja...

    Bueno, no creo que llegue a ser tan malo.

    En vez de inyecciones, prefiero pastillas, que las agujas me marean... aunque se agradece.

    Besos!!!

    ResponderEliminar