viernes, 30 de diciembre de 2011

UN VEHÍCULO SIN FRENOS

Así es la vida. Sin oportunidad de pensar cuando te encuentras un cruce, porque si no lo has pensado de antemano, te lo saltas, y no puedes volver atrás. Hoy os voy a contar algo más de mi, y el por qué siento que todo me sale mal (o con suerte, regular), y seguro que me comprenderéis un poco más. Esta vida que antes comentaba tiene unas reglas, y la más importante es de la de sobrevivir, sea como sea. En marzo, encontré trabajo. Mileurista, pero algo es algo. Sólo me quedaba un mes de desempleo... aunque se respeta las horas según convenio, lo mismo me pilla 8 tardes, 4 descansos, 7 noches, 2 descansos y 5 mañanas que cualquier otra combinación posible. En mi empresa tiene que haber siempre dos personas las 24 horas del día, da igual que sea miércoles, domingo, nieve o te derritas de calor. Cada 3 meses uno tiene que casi mendigar la renovación del contrato, nuevamente producida hasta marzo. Resulta que ahora me han llamado para el Ayuntamiento de la Bolsa de Empleo que me apunté hace unos meses. Me han cogido, igualmente, hasta marzo, de media jornada por las mañanas. Ya he dicho en el otro trabajo que, por favor, no me pongan mañanas. Al menos entre semana. En enero me han hecho caso, veremos a ver que pasa los próximos meses. Por si fuera poco, realizo cursos (preparo las diapositivas, los videos, las animaciones, la teoría, los tests...) extraoficialmente sin contrato laboral (se establece una especie de contrato mercantil...). Cursos que me pagan muy bien, y que empecé a desarrollarlos hace dos años, pero que por circunstancias, en vez de hacer uno al mes, se me alargan a dos o tres meses, y mientras los miran, revisan y pagan, pasan casi cuatro. Lo mismo en abril paso de 3 trabajos a 0. No sé nada. Lo mismo me dicen que ya no haga más cursos (acabo de empezar el sexto, y no sé de donde voy a sacar el tiempo...), lo del Ayuntamiento se acaba y en mi trabajo no me vuelven a dar la limosna de unos nuevos tres meses... me quedo con cualquier trabajo a cambio de saber con seguridad que me dura más tiempo... pero como dije antes, este vehículo llamado vida no tiene frenos, y estoy tomando unas decisiones que no sé si son las correctas o no, pero que me están pasando factura. Porque luego se juntan otros factores que ahora no vienen al caso, pero que terminan afectando y el poco tiempo libre que tengo y debo emplear para lo que debo hacer, no me concentro y se me pasa sin darme cuenta. Creo que nadie me valora y creo que, a pesar de todo, las obligaciones de los demás, por insignificantes que sean, son siempre más importantes que las mías. Y eso no ayuda.

Mil perdones a Anto, a Mayte, a Akasha, a Tamara, a Bet, a Anne y a todos los que esperan que de más de mi, pero esto se me escapa de las manos. Y a todos los demás blogs que suelo visitar. Lo siento, Akasha, de momento no puedo seguir tu nueva historia. Lo siento, Anto y Mayte, por no comentar, por no leer relatos que tengan más de seis lineas, no tengo tiempo de nada, y me esperan 3 meses bastante deprimentes. Los siento con todos los blogs que me gusta leer y que no puedo. Si tengo 20 minutos libres a la semana, podré programar las fotos del otro blog para 5 o 6 días. Si tengo 10 minutos más, podré poneros alguna de mis canciones favoritas con algún texto. Y este blog, puede ser que caiga. Porque este blog es, para mi, y cada vez más, como un niño que muere antes de nacer. Y eso no se olvida nunca. No me estoy despidiendo. Dejaré entradas cuando pueda para que podáis comprobar que sigo vivo... eso sí, sin pisar el freno. La vida no los tiene.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

EL CÍRCULO DEL FÉNIX

Hoy mismo terminé de leer este libro, que finaliza con un epílogo bastante triste, dicho sea de paso. El libro es bastante ameno y divertido, con mucha acción y muchas sorpresas, si bien debo decir que es todo pura ficción y quizá (será por mi forma de pensar...) yo espero otras cosas de estos libros. Tiene mucho diálogo y va directo al grano, y en un libro de más de 500 páginas eso es de agradecer, porque no se hace pesado y la fluidez y la historia hace que quieras leer y leer sin parar. Sin embargo, la trama quizá es algo previsible. Demasiada teoría en cuando a la alquimia y todo lo que ésta conlleva, con sus explicaciones, hacen que a veces nos perdamos en la materia, si bien no es indispensable para seguir la historia. Como todo buen libro que se precie, Caroline Grey, su autora, sabe mezclar la acción, el suspense y, como no, muchos giros inesperados.

La historia se desarrolla en la Inglaterra de mediados del siglo XIX. Cassandra, una "ladrona" de alto rango ya retirada, se ve inmersa en la búsqueda de la piedra filosofal tras recibir un misterioso paquete de su amigo a los pocos días de ser asesinado. Según las bases de la alquimia, Cassandra y su grupo, que se va formando por distintas casualidades (el hijo del hombre asesinado, un periodista que investiga los pasos del Círculo del Fénix, un doctor amigo de la protagonista, su inseparabe hermana y un lord inglés de pura cepa) lucha contra un grupo que persigue el mismo objetivo y que parece ser el responsable del asesinato del amigo de Cassandra. Grupo que, como dije antes, se hace llamar el Círculo del Fénix y que conforme se va desarrollando la historia, vamos descubriendo sus integrantes, deparando en muchas sorpresas. Como dije antes, buen libro, entretenido, quizá algo fantasioso y para un público, por eso, algo más joven, pero... ¿quién ha dicho que yo no lo sea? Recomendable, siempre que no os asusten los libros gordos...

domingo, 25 de diciembre de 2011

QUINCE

Cuando el destino se separa de nosotros, no queda sino asumir la realidad. Cuando somos nosotros los que nos separamos del destino, solemos decir que no creemos en él. Quince son pocos, y al mismo tiempo, demasiados.
Todos los años existe un número que no me gusta. Simplemente, depende del año los cuales, afortunadamente, son cambiantes. Y, sin embargo, cada año parece que importa menos, que nos olvidamos con más facilidad y que nuestros esfuerzos no merecen la pena. El número de este año es el quince. El del año que viene espero que sea el dieciséis. Porque la única verdad es que nada es imposible. Sólo depende del momento en cual queramos empezar a contar...

jueves, 22 de diciembre de 2011

COMO UNA VELA...

Fuerte cuando se ilumina, cuando empieza su vida, débil cuando sabe que llega su final. Me consumo sin saber muy bien el cómo ni el por qué. Quizá es lo que esperan de mi. Que me apague, que me consuma. A veces soy capaz de coger aire, un nuevo oxígeno que llega a mis pulmones, y puedo transmitir mi luz a los demás, mi calor y mi energía, para conseguir que los otros también brillen. Pero no se esfuerzan en brillar. Por lo que vuelvo a la apatía del frío que rodea a las velas, del final de una etapa que no se sabe cuando terminará, pero que terminará. Irremediablemente. Sentirse vela es triste. Que soplen a tu alrededor lo es aún más. Y nadie se preocupa por esta vela que ni siquiera sabe si está cerca su final o, por el contrario, le queda mucho oxígeno por quemar. Aunque con tanto viento alrededor, es difícil que aguante mucho tiempo...

lunes, 19 de diciembre de 2011

LA NAVIDAD DE CLARA

Llovía con insistencia sobre el tejado de la iglesia. Los niños miraban con tristeza a través de sus cristales. Juan comenzó a llorar y Miguel mostraba tristeza en su diminuto rostro.

Clara entró en la sala con una sonrisa en los labios. Su indisimulada alegría chocó con la apatía de los niños.
- ¿Qué ocurre? - preguntó.
- Hace frío y llueve mucho. No podemos jugar - contestó Carlos, el mayor de ellos.
- Lleváis muy poco tiempo aquí, niños. Tenéis que aprender a jugar a otras cosas. Precisamente hoy os iba a enseñar un nuevo juego.

Clara entendía perfectamente a aquellos niños, que apenas llevaban allí unos meses y sólo conocían el calor. – Vamos a abrir el baúl de la Navidad – dijo a los niños. Los sentó en corro y empezó a repartir extrañas ropas de colores a sus queridos pequeños amigos.

A Juan le entregó un traje azul, una barba blanca y una corona color oro. Miguel recibió una túnica morada, una barba castaña y una corona color plata. Matías obtuvo una capa verde y otra túnica azul, junto a un turbante. Los levantó del suelo y los ayudó a ponerse sus nuevas ropas. – Vosotros sois los Reyes Magos – les dijo Clara, ante la extraña mirada de los niños. Los situó en una esquina de aquella amplia habitación y les dijo que esperaran. Los niños que aún no tenían sus ropas comenzaron a reír al ver a sus compañeros con aquellos disfraces, al tiempo que éstos se sentían importantes… iban a jugar a ser magos.

Después, clara fue organizando al resto de los niños. A Patricia la vistió con un vestido blanco. Carlos fue vestido de carpintero y se apoyaba sobre su bastón de madera. Iban a ser la Virgen y San José. Nicolás se puso un traje de pastor, con zurrón incluido. E Isabel estaba encantada con sus alas en la espalda y su túnica plateada. Incluso Luis se lo pasaba en grande, sin importar que era el más pequeño de todos los niños y a veces se sentía más sólo. Una gran estrella envolvía su pequeño cuerpo, aunque veía a través de unos pequeños agujeritos por los cuales sus ojos se asomaban.

- ¿Queréis saber qué es la Navidad? – preguntó Clara.
- ¡Sí! – contestaron los niños al unísono. Ahora estaban alegres, felices, reían con sus disfraces, imaginaban grandes aventuras…
- Entonces, seguidme.

Clara abrió entonces la puerta del exterior e invitó a sus niños a salir. Se había preocupado de abrigarlos bien. La lluvia se había convertido en nieve, la tarde en noche y el frío en un extraño calor que invadía los corazones de todos los que allí se encontraban.

Clara repetía todos los años este juego con los niños nuevos del orfanato, y cuando salían al exterior, el resto de niños, un poco más mayores, se encontraban ya perfectamente organizados en aquella peculiar representación esperando a los principales protagonistas.

Y tras aquello, Clara comenzó a contar historias de Navidad a sus pequeños, el por qué de la misma, sus celebraciones, su significado y la importancia de no olvidar que cada año la Navidad nos abre sus puertas.

Un año más, Clara se quedó pensando en lo que su abuelo le decía siempre: “La Navidad es la alegría de un niño dibujada en la tristeza de un adulto”. Cuánta razón tenía… por eso se propuso, desde entonces, hacer que, al menos, en Navidad, existiera alegría en los niños. Se lo merecen más que nadie.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

FRACASOS Y VIEJAS GLORIAS

Como el perro y el gato. O perra, en este caso. Entediendo el verbo fracasar como frustrado, no teniendo el resultado esperado. ¿Cuántas veces nos preguntamos si hemos fracasado en alguno de nuestros intentos? Busco la paz y obtengo adversidad. Busco la concordia y obtengo contradicción. Busco esfuerzo, y encuentro dolor. Las viejas glorias del pasado son las que nos hacen fracasar. Fracasar como compañero, como amigo, como intermediador de la felicidad. Esfuerzos en vano que nos hacen desesperar. Que un fracaso no puede volver a triunfar, no se puede regresar para enmendar los errores fracasados, los intentos frustrados. Y cuanto más lo intento, más fracaso, más interpongo, más trozos encuentro en mi corazón. Fragmentos llenos de esfuerzo, esfuerzo lleno de decepción, decepción bandera del fracaso. Y el fracaso de uno puede ser la decepción de todos. En definitiva, no importa lo largo que sea el camino, mientras no te salgas de el mismo y sepas apartar a todos aquellos que fracasan. Y si no fracasan, lo sienten. Que es peor. Al menos, estoy fracasando... con total éxito.

viernes, 9 de diciembre de 2011

EL TIEMPO ENTRE COSTURAS

Una máquina de escribir reventó mi destino. Así comienza esta novela, de María Dueñas. La trama de la obra es la aventura de una costurera de los barrios bajos de Madrid. Su amor de toda la vida se ve desplazado, por la irrupción de una pasión incontrolada al conocer a un vendedor de máquinas de escribir, el cual la conduciría a unos destinos impensables. La huida a Marruecos con este hombre, y su posterior engaño, dejándola sola y llena de deudas, hace que su vida transcurra por distintos derroteros. Sira, que así se llama la protagonista, tiene que ingeniárselas para salir adelante, y como únicamente puede hacerlo es cosiendo. Con la Guerra Civil Española de fondo, y sin poder volver a Madrid, Sira se sumerge en el mundo exótico y turbulento del protectorado español. Mezclándose con los salones de té y los paseos entre vendedores, por las calles de Marruecos, la autora nos va mostrando un mundo fascinante, en el cual la protagonista se ve arrastrada sin darse cuenta.

Sira cabalga entre dos mundos. De pobreza y placer, entre la España de guerra y la posguerra, y los espacios de lujo de las embajadas europeas. Es una novela de espías. En ella se nombra a algunos personajes reales de esa España gobernada por el franquismo, y nos muestra el fondo social del momento. Uno de ellos es el nombre del Coronel Beigbeder, ministro de asuntos exteriores, y su amante, Rosalinda Fox, una bella dama inglesa. Serrano Suñer “el cuñadísimo”de Franco, el cual ocupa un lugar importante en esas fechas. La novela me ha gustado, por su frescura narrativa la cual no se te hace pesada en ningún momento. Es un libro que te engancha desde el principio y lo terminas de leer sin darte cuenta. Después de leer tantas historias sobre la Guerra Civil Española, ésta nos muestra la otra cara. La de las personas que estuvieron trabajando clandestinamente, para conseguir que España no se hundiera más de lo que ya estaba.

Es una buena novela, la recomiendo…

By María.

martes, 6 de diciembre de 2011

SOLEDAD

Soledad,
que no miras en ti,
sin saber donde está
el lecho de muerte
de la vida natural.

Soledad,
vacía de sentimiento,
llena de maldad
describe su tormento
abundancia de crueldad.

Soledad,
caminando por las calles
con paso poco lento
mientras miras a Linares
lamentarse en su lamento.

Soledad,
jazmín de agua sucia,
flor sin pétalo azul,
se refleja tu angustia
pensando que eres tú.

Y no eres quien marchita
las flores el pasar
Soledad, la maldita,
la palabra a olvidar,
la que siempre está presente
que no nos abandonará
ni cuando nos llegue la muerte
ni cuando nos venga a saludar.

Maldita soledad... bendita Soledad.

viernes, 2 de diciembre de 2011

PALOS DE CIEGO

Con el alma flotando en las estrellas de mi corazón, con el tierno enlace que despereza esta unión, con los palos de ciego de mi invisible bastón, con las sabias palabras que me quitan la razón... sigo mirando el horizonte, sin saber la certeza de mi ser, buscando ráfagas de viento, sin mirar el sol ni las nubes del revés. Sin dirección, sin apuntar, con la luna mostrando escote, seducción de ultramar, alas de llano húmedo, siniestro al naufragar, lamento de niño chico, sonrisas de calamar. Siento una desazón cuando pienso en el futuro que nos queda por llegar, mirando futuros meses, pensando en el pesar que nos queda de los días que vamos dejando atrás. Volvemos a la rutina de quien se acostumbra a caminar dando palos de ciego sorteando obstáculos con una facilidad pasmosa, que asombra incluso a los ciegos de verdad. Y es que no nos queda otra. Avanzar con paso firme sin dejar de otear el semblante de quien no nos deja de observar ni siquiera por azar. Que los días se suceden y no sabemos donde vamos a parar. Por eso damos palos de ciego. Para que, al menos, el destino no nos pueda sorprender, dejando en el camono tantas cosas por aprender...

miércoles, 30 de noviembre de 2011

DICIEMBRE

Mes peculiar donde los haya... y resulta irónico pensar en ello. Porque por mucho que nos empeñemos, diciembre llegará siempre cuando menos lo esperamos. Ya sabéis que no son días que me gusten demasiado... ni Noviembre, ni Enero... Lo único bueno del invierno es que uno puede elegir cuando quiere pasar calor, si es que tiene la oportunidad. En diciembre, la lluvia no tiene excusas para esconderse, el frío nos muestra sus garras, el sol tiene prisa por dormir y la luna no tiene interés en madrugar. Las estrellas brillan menos y los árboles se desnudan sin pudor. El viento llega cargado de tensión, los pájaros emigran al luto de la amargura, la tristeza se palpa en los caminantes que llenan las ciudades de escasa vida obligada a vivir. Diciembre no debiera existir, aunque el invierno durara un mes más. Diciembre me quitó muchas cosas que nunca me devolverá... así veo a diciembre, como un mes más, lleno de envidias y tristezas del azul del mar.

lunes, 28 de noviembre de 2011

CUANDO ESTÉS EN EL CIELO

















Cuando estés en el cielo
no preguntes por mi,
no preguntes por ella,
ni preguntes por ti.
No muestres recelo
del anhelo,
de mi ser,
de tener el poder
de decir un te quiero,
de lo noble, de lo bueno,
que cuando estés en el cielo
ya oirás cosas de mi.

¿Que por qué estoy tan lejos?
O lo estás tú de mi
cuando escondes tus sueños
y no me dejas huir
despavorido,
al secreto
del viento del norte,
que no tiene respeto
ni llanto,
ni ningún otro aporte
del cual presumir.

Ojalá no llegues nunca
o lo hagas tras de mi;
pero cuando llegues al cielo
no olvides preguntar
por quien quise ser
y finalmente, fui.
Pregunta a tu ángel,
a quien cuide de tí,
al creador
de los arcángeles,
de criaturas, de metales,
de niñas puras,
creador de dioses...

Pregunta a quien quieras
cuando llegues al cielo,
que te dirán que mi amor
se convertía siempre en miedo...

Y te dirán que fui imperfecto...
Y te dirán que fui feliz...
...cuando llegues al cielo
y preguntes por mi.

viernes, 25 de noviembre de 2011

FORTUNATA Y JACINTA

Esta novela de Benito Pérez Galdós, nos relata la historia, de dos mujeres enamoradas del mismo hombre. El hilo conductor de la trama es Juanito Santa Cruz, el cual se casa con su prima Jacinta, y en el viaje de novios le confiesa que tuvo una aventura con una mujer de clase baja. Jacinta vive atormentada porque no puede tener hijos y eso la hace sentirse muy desgraciada. Fortunata, la mujer pobre, después de ser abandonada por Juan, pasa la vida de hombre en hombre, hasta que se casa con un chico que no quiere, un estudiante enfermizo llamado Maxi Rubín, el cual engañó con Juan al día siguiente de la boda.

Fortunata y Jacinta, no es solamente el relato de unos adulterios o de la vida de varios personajes de la España de finales del siglo XIX. En este libro se muestra un Madrid de la época, con sus personajes y sus formas de hablar peculiares, que contribuyen a enriquecer la novela. También habla del ambiente político, de la I República y de la Restauración monárquica. También resalta bastante las conversaciones en los cafés, tan habituales en esas fechas. El argumento de la novela es el más antiguo del mundo. Las relaciones humanas, el amor, el adulterio, el engaño, la enfermedad, la pobreza, la muerte… El autor se deleita con unas escenas larguísimas, llenas de diálogos, también muy extensos, que pueden resultar algo extrañas, sobretodo, en estos días.

El personaje de Fortunata es el que tiene más fuerza, aunque no se puede comprender su forma de actuar en algunas ocasiones. Fortunata es retratada por el autor como una mujer de muy baja cultura, ingenua, romántica, y muy apasionada, a la que diversos personajes en especial su marido Maxi, van puliendo, aunque ella no pierde la “esencia de ese pueblo de Madrid” esta ciudad por la cual Galdós siente gran debilidad, ya que la ensalza repetidas veces. Pero también, es un personaje contradictorio con ella misma, ya que en ocasiones se siente mala y sucia, y en otras piensa que es un ángel equiparándose a Jacinta.

El final de este personaje es típico de las “mujeres trasgresoras“ de las novelas decimonónicas, (Bodary, Karenina, La Regenta…) es el “castigo” como no podía ser de otra manera. En esta novela, la única que sale ganando es Jacinta, ya que al final consigue lo que más quería, “ el niño”. Sin embargo de Fortunata no podemos decir lo mismo, ya que ella es la gran perdedora, que aunque logró tener un hijo de Santa Cruz, el cual era su orgullo, no pudo vencer a la muerte muriendo desangrada. De Santa Cruz, diremos, que es un mujeriego y engaña a todas las mujeres, incluida la suya. Es un personaje que aunque la novela gira en torno a él, Galdós tampoco dice mucho de su persona. De Maxi Rubín, tenemos que decir que es un personaje un poco estrafalario, el cual tiene frecuentes dolores de cabeza, manías y locuras, pero también que quería a Fortunata con todo el corazón. Otros personajes a destacar en la novela son, Doña Guillermina una santurrona y Mauricia La Dura, una borracha que representa la violencia y la pobreza, pero con gran corazón.

El estilo de Galdos me ha gustado, por su forma de explicar las cosas de forma tan coloquial, sobretodo en ciertas expresiones y palabras, que parece que le encantan. La impresión general de este libro es, que revela una sociedad que a pesar de las apariencias no ha cambiado mucho desde entonces. Los comportamientos de hombres y mujeres siguen siendo similares, con sus deseos, pasiones, amores prohibidos, engaños, hipocresías… aunque quizás ahora, con menos peso de la religión. También me ha gustado, la calidad y gracia de la prosa, por su sentido del humor tan galdosiano, capaz de narrar lo trágico con ese tono coloquial que te hace reír en muchas escenas del libro.

Es un libro muy bueno. Lo recomiendo…

By María.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

LA MONEDA DE ORO

Divierte pensar en el negro de los bosques, en el azul de las guitarras solitarias. Sabes que nunca fui presumido, ni me importó la apariencia. Así que, después de todo, me decidí. Cogí las riendas de su decisión e intenté engañar al enemigo de su amigo, que era yo, cuando me dijo el daño que le había causado. No sabía que aquella moneda pudiera tener tanto valor. Además, el hecho de tener el contenedor bajo el balcón era toda una ventaja. Gracias a este pudo escalar al primer piso sin problema. Fue directo a la habitación y abrió el cajón donde guardaba la moneda, escondiéndola en el bolsillo. Con las sombras de la noche como aliadas, me limité a cumplir con mi parte... y me escondí tras torcer la esquina. Desde aquella posición intuía verlo saltar sin necesidad de que comprobara que todo estaba correcto. Y lo estaba... para mí. No había peligro con tan poca caída. Me dolió escucharle gritar. Tanto como el hecho de que no supiera que su enemigo era mi propio padre. Tanto como que mi padre nunca me contara que le había robado aquella moneda de oro. Cuando escuché su grito, me acerqué a él y le quité la moneda. Ma alejé andando, arranqué el coche y desaparecí. Después de todo, no fue tan mala idea desplazar aquellos colchones viejos abandonados en la basura, teniendo en cuenta que se me ocurrió sobre la marcha... No sabía como vengarme de ambos a la vez.

lunes, 21 de noviembre de 2011

SI PUDIERA...

... hacer tantas cosas para intentar cambiar tantas otras... Si pudiera cambiar el destino de nuestro pasado... Si pudiera no tener miedo a los miedos de la vida... Si pudiera gritar sin despertar el sueño del dolor... Si pudiera morir sin tener que pedir permiso... Si pudiera vivir sin estorbar el paso del tiempo...

Tan sólo si pudiera...

Pero no puedo. No puedo. Y a lo mejor, tú no quieres. Y el no poder, y el no querer, siempre nos hará mal.

jueves, 17 de noviembre de 2011

CON LA PLUMA DE TUS SUEÑOS
 















 Verde o rojo, o azul, o gris,
o cielo celeste, o color marfil,
caminos del este
turquesa inerte, añil,
caminos diferentes,
envidias de abril
mariposas en la mente
lluvia de amores, mil.

Cajón desierto,
flor sin espinas,
corazón boquiabierto
del río a la salina,
del mar hacia el viento
que sin miedo camina
buscando el aliento
de quien nunca respira.

Colores llenos de rabia,
sentimientos ciegos de odio,
silueta, espalda,
la mentira de tus ojos
miran fijamente
la mirada de mi daga,
donde sin querer
te vi... y no me mirabas.

Déjame escribir
con la pluma de tus sueños
que jamás te perdí,
que siempre tuviste dueño,
que siempre te sentí,
anhelos con tu empeño
en querer sólo vivir...

También hay que querer
estar muerto.

Suficiente... o bastante.

No es lo mismo.

martes, 15 de noviembre de 2011

NACIDA DEL FUEGO

Curioso y entretenido libro que roza el romanticismo. Una artista infravalorada es descubierta por el magnate del arte dublinés, y la lanza al estrellato sin que ésta se lo pida. El orgullo de ambos protagonistas choca a cada momento mientras en el fondo existe un fuerte amor entre ambos, pero que ninguno quiere admitir o llegar a reconocer. El trabajo de Rogan y el pasado de Margaret, muy presentes a lo largo de toda la novela, marcan esta historia en la que se mezclan, casi sin querer, como dije anteriormente, amor, soledad, orgullo, envidia, celos y sobretodo resentimiento. Resentimiento y egoísmo que la made de Margaret no sabe disimular, haciéndose la víctima todo el rato por no haber podido cumplir sus sueños a causa de las locuras que se pueden cometer en la juventud; hecho que, a su vez, vierte toda la culpa posible en la protagonista del libro, que expresa su arte con el cristal, elaborando las más invreíbles figuras en su horno, lejos de la lujuria, de la ciudad, de la marabunta... hasta que aparece dicho hombre en su vida.

Un libro que me ha hecho reflexionar, una vez más, sobre lo que somos, lo que queremos ser y lo que aspiramos a ser, cosas todas muy diferentes entre sí y que precisamente sólo depende de nosotros que esas tres cosas sean una sola. Después de todo, quizá lo único que nos falte sea ambición... y es que la mía no la encuentro por ningún lado. Sin ser un gran libro, para mi es un buen libro.

sábado, 12 de noviembre de 2011

CARTA A UN MINERO

Te dirijo esta carta porque aunque no te he conocido, siempre te he llevado en mi pensamiento. Conozco tu historia a través de mi madre, ella nos la contaba con frecuencia, a mis hermanos y a mí. Estoy leyendo una novela que cuenta la historia de las minas de nuestra tierra, y me viene a los rincones de la memoria lo que llevo guardado, atesorado en mi interior durante tanto tiempo, por eso quiero expresarte en esta carta lo que ahora siento. Sé que llegaste a este pueblo vencido, cansado de luchar en la vida, para poder salir adelante con tu familia. Procedías de un pueblo cercano a éste, donde en él vivías con holgura, puesto que poseías un negocio familiar, el cual creaste con tu esfuerzo. Saliste de allí sin nada, pero con la tranquilidad que da el poder salir a la calle y llevar la cabeza alta. Saldaste todas tus deudas con el dinero de la venta del negocio, te quedó la conciencia tranquila. Mi madre, nos contaba que la quiebra se produjo por que tú eras una persona extremadamente solidaría y generosa, muy humana, y no eras capaz de ver a la gente de tu pueblo en la miseria pasando hambre, tu gran corazón no te lo permitía. Eso me enorgullece enormemente.

Cuando decidiste venir aquí con tu familia, fue porque en este lugar había trabajo en las minas, aunque tú no tenías ni idea de eso, sabías que podías llevar un jornal a tu casa, eran malos tiempos y recaía sobre tus hombros la responsabilidad de tu familia. A partir de ahí tu vida cambió por completo. Cambiaste el polvo blanco del trigo de la vida, por el polvo negro y amargo de la mina asesina, tú sabias, los mineros sabíais, que no había de pasar mucho tiempo para que se cumpliera vuestra sentencia de muerte. ¿Cuántas historias parecida a la tuya se vivieron en esas fechas en nuestra tierra?, ¿Cuánto miedo, cuanto dolor se vivió en lo hondo de la mina? miles de vidas perdidas en el anonimato, pero la sangre tira y a mí siempre me interesó la tuya. Tengo latente en mi memoria, la imagen de mi abuela, siempre vestida de negro, guardando luto permanente. En su cara se reflejaba el frío de la ausencia, y la estrechez económica por la que tuvo que pasar. La recuerdo con mucho cariño, con ella viví los quince primeros años de mi vida, hasta el momento en que fue a reunirse con los que faltan. ¡Hubieras disfrutado tanto al ver como crecía tu familia!, pero el fatídico destino se anticipó y no llegaste a conocer la sabia nueva. Ahora desde el recuerdo, te escribo esta carta, y aunque sé que nunca la podrás leer físicamente, sí confío en que de alguna manera te va a llegar. Me consuela evocar el sabor agridulce de la vida, historias hermosas por su sencillez y a la vez tristes que sucedieron en mi vida, que forman parte de mi pasado, y que ahora renacen en mí con una fuerza extraña que me llenan de emociones y sensaciones, que me llevan a decirte, que aunque sólo he podido conocerte en fotografía, quiero que sepas que has sido una persona muy importante para mí. Si me hubieses conocido sabrías que soy una persona bastante escéptica, en algunas cosas, pero a pesar de todo, quiero creer que existe ese lugar donde compartís la felicidad todos los que faltáis, incluida mi madre, eso me da calma y me hace sentir mejor. Espero que sea cierto y algún día nos reunamos todos. Llegado el día, estoy segura que no nos costará demasiado conocernos. Gracias, por ser de esa manera, por cuidar de tu familia, por el cariño que sembraste en tus hijos, en todas las personas de tu entorno. Y aunque la mina te arrebató la vida, a tu familia no le pudo arrebatar tu ejemplo de valentía, de solidaridad, de bondad, y de dignidad, valores que hoy desde la distancia y el cariño te quiero reconocer, y por los que fuiste querido por todo el mundo.

Te quiero abuelo. Un beso y un abrazo muy fuerte de tu nieta….MARÍA.

By María

miércoles, 9 de noviembre de 2011

VIAJES DE MÚSICA Y COLOR

EnlaceA partir de hoy no volveré a hablar de música en el blog. Para ello dispongo de un nuevo blog donde únicamente pondré videos musicales especiales, que en algún momento me han hecho sentir algo, que en algún momento han significado algo para mi, para los míos, para mi vida. Viajes de Música y Color será un blog para que me conozcáis también por mi música. Me conocéis por mis palabras, y también por mis fotos. Me quedaba únicamente mi música por mostrar, donde a día de hoy se me ocurren mil y una historias, y espero poder saber transmitirlas tan bien como mi mente se empeña en mostrar cada vez que escucho la música. Viajes de Música y Color no tendrá ni una sóla fotografía. Sólo videos de YouTube. Espero que os guste.

http://viajesdemusicaycolor.blogspot.com

martes, 8 de noviembre de 2011

LA FLOR DE MIS SUSPIROS

La flor de mis suspiros me dijo que no existe la tentación, que el amor de mis conjuros no tiene explicación, que la desdicha no atraviesa muros, no basta la buena intención. El alma se agota menos que la razón, y la razón no entiende si tienes buen corazón. De repente, nos vemos las arrugas florecer sin las raíces de la pasión, existen tics nerviosos donde no había ni calor, ni el frío en el invierno, ni la lluvia de la agonía, ni el frío del abrigo lleno de compulsión. Estoy parco en palabras, triste de corazón, falto de sentimientos, incómodo sin razón, desanimando en mis intentos, frustrado en tensión, apático a cada momento, preso de un chaparrón, lleno de aburrimiento, cerrado como una flor que susurra al oído que llegó el invierno y apenas se enteró. Y me suspira, y me siente, y me ve furioso, y se hace presente con el aroma de la bondad escrito en las venas del corazón.

sábado, 5 de noviembre de 2011

EL VENCIDO

Manuel Andújar nació en la provincia de Jaén, y los primeros años de su vida transcurrieron entre Linares y La Carolina. Este libro ha gustado mucho en el taller de lectura por la relación que tiene con las minas de esta tierra, en los primeros años del siglo XX. Amante de su tierra, en el libro refleja la vida de los mineros, esa vida miserable la cual llevaban debajo de la tierra para ganar el sustento de su familia, mientras los dueños de las minas se enriquecían con este sufrimiento y sudor.

Miguel, el protagonista de la novela, habiendo sido hijo de minero, al igual que él mismo, tuvo un golpe de suerte el cual le hizo poder adquirir una mina y hacerse rico, para después convertirse en un déspota. Su única ambición a partir de este momento fue poder relacionarse con las personas más influyentes de la ciudad, lo cual logró comprando a una de las mejores familias que se habían quedado en la ruina, casándose con una de sus hijas. Pero a pesar de todo no era feliz. Su mujer no lo quería, y los obreros de su mina, La Clavellina, lo odiaban por su aire de superioridad y su soberbia, ya que no se acordaba que años atrás fueron compañeros de trabajo en la mina. El vencido es un libro que te hace pensar en esos años y comprender el por qué de la vida que esos hombres llevaban, ya que se la jugaban en cada minuto. A mi particularmente me ha hecho recordar cosas de mi pasado, el cual mi madre me contaba. Mi abuelo fue minero y yo nunca lo conocí ya que murió joven por culpa de la mina, y ahora, después de 65 años de su muerte, salen a los rincones de mi memoria todas esas historias tristes que me contaron en mi niñez. El libro ha dado mucho juego para actividades en el taller, conferencias, viajes, poesías, tarantas... todo está vinculado a mi tierra y a mis raíces y también al patrimonio tan valioso respecto a la minería que existe en Linares.

Aparte del fonde de la mina que el libro tiene, también encierra una buena historia y un vocabulario muy rico en matices. Es un libro estupendo. Lo recomiendo.

By María.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

UN PREMIO MERECIDO

Tenía ganas de publicar esta entrada... hoy envié el premio del concurso de la foto misteriosa a su ganador, como prometí, con la foto que él mismo escogió de entre todas las publicadas en mis blogs y página de fotografía personal. La verdad es que me sorprendió la fotografía escogida, pero una vez en mis manos físicamente, y enmarcada, me sorprendió. De la pantalla al papel cambia mucho una fotografía. Se ven muy bien los detalles, creo que tiene un buen blanco y negro y la foto tiene su belleza como la puede tener un paisaje o un monumento de los cientos que existen en nuestras ciudades. Ya era hora de enviarla, y pido disculpas por el retraso, pero ya sabéis como ando de tiempo... estoy estudiando comenzar una nueva edición del concurso, pero ahora mismo, sin apenas tiempo de involucrarme en mis blogs favoritos (ni siquiera casi en los míos...), de momento lo postpondré más o menos hasta enero... puede que sea algo antes, pero no lo creo. Eso sí, será en mi blog de fotografía (http://fotosengris.blogspot.com) y quizá con un nuevo enfoque (a lo mejor ahora lo que hay que adivinar es la ciudad, la estación del año o incluso la hora aproximada del día de la toma de la fotografía, y es que un buen fotógrafo y/o un buen observador, también va aprendiendo a intuir todos estos datos...).

Enhorabuena al ganador de nuevo.

martes, 1 de noviembre de 2011

DEJANDO HORAS POR EL CAMINO...

...porque a veces tengo la sensación de que el cuerpo me lo avisa. Y no sólo el cuerpo, sino la mente y el alma. Cuando empiezo un ciclo de noches, hasta el día anterior duermo con normalidad, y por las noches, como debe ser. El día que comienzo el ciclo no puedo levantarme a la hora de comer, ni dos horas antes, ni siquiera puedo levantarme a las 11 de la mañana. Me levanto, como es habitual, sobre las 9. Después, me cuesta horrores dormir siesta, porque no tengo costumbre, porque no tengo tiempo, porque tengo cosas más importantes que hacer... y claro, esa noche, me alcanza el sueño quiera o no quiera. A la siguiente noche, ya tengo el cuerpo más o menos hecho, pero cuando llego por las mañanas y me acuesto, apenas duermo 6 horas... y ciclos tan largos se pagan. La última noche, para más INRI, cuando llego a casa apenas duermo 4 horas, para poder volver a dormir de noche con normalidad. Estas son las horas que me voy dejando por el camino, trozos de vida irrecuperables que tarde o temprano el cuerpo terminará demandando para sí, y no sabré donde encontrarlas. Ni que decir tiene que tengo que estar a todo... pero esto es ya otra historia.

viernes, 28 de octubre de 2011

PATO MAREADO

Siempre de aquí para allá, de un lado para otro, apenas sin mirar, dejándonos llevar por los sentidos de los demás, buscando las manecillas del reloj, dueñas de nuestras vidas. Como un pato mareado es como me tengo que sentir la mayoría de las veces. Sobre todo cuando llego de trabajar a las 7 y media de la mañana y... no me puedo acostar. Tengo una prueba para un trabajo a las 10... ¿y qué hago? Pues nada, seguir el ritmo de la vida. Intentar estar despierto, pero el cansancio (peor que el sueño) me vence y me dejo caer, sin dormir profundamente descanso ratos de 15 minutos hasta la hora de irme. Finalmente me acuesto a las 12 y cuarto, y me levanto a las 6 de la tarde. Después de todo, aunque parezca demasiado tarde, apenas he dormido 6 horas... ¿Y ahora qué hago?, me vuelvo a preguntar. Si ya mismo me tengo que volver a ir, entre que me doy una ducha y arreglo unas cuantas cosas... total, que así estamos todos. Como patos mareados. Excepto aquellos que se piensan que la vida es tan fácil y previsible como el amanecer diario, que nunca falla, o el anochecer rutinario, que siempre nos lleva un bostezo a la boca y nos marca el ritmo de las semanas con sus finales incluidos. A propópito, feliz fin de semana... sobre todo, si no tenéis que trabajar.

miércoles, 26 de octubre de 2011

LA ESPALDA DE TU RABIA

La furia de tu suelo, la angustia de tu llama, la muerte de tu deseo, la ira de tu coraza. La rabia se mueve en vanos intentos de captar nuestra atención. La rabia nos contiene el aliento del corazón. Intenta darme la espalda, suelo amargo sin ton ni son. Hay dos tipos de personas. Las que emiten rabia sin comprender y las que comprenden la rabia sin desprender el odio. Cuando te miro, estudio escrupulósamente las facciones de tu rostro. Procuro esquivarte cuando hay rencor, para poder ponerme detrás y evaporar la ira, la envidia, el egoísmo, la rabia. Esa rabia prepotente, falsa, cubierta de agua de colores, mojada por la lluvia de los sinsabores del rechazo. Cada vez entiendo más y comprendo menos. Los sentimientos ya no se esconden, muestran su cabeza llenando de ego su cuerpo. Pero de todos tus sentimientos, ay, amiga, tú rabia... me da la espalda. Pero no te preocupes, que ya se la he devuelto, como forma más pacífica de encontrar la paz. A ver quien puede más...

sábado, 22 de octubre de 2011

DESOLACIÓN

Desolación. Esperanza perdida. Llantos de pasión. Herencia engreída. Nubes tras el sol, escamas malheridas, caprichos en flor, alma complacida. La lluvia envuelve los pétalos de la vida, mientras ésta esconde sus colores a la lluvia malnacida. Malcriada. Como en todo cuento de hadas, o tienes todo, o no tienes nada. Con la doble negación, absurda en los sentidos, plena agonía colmada de dolor. Porque no existen mil cielos que me lleven hacia tí, porque no existen mil infiernos que nos queden por vivir, porque no te doy mil besos si sé contar hasta cien mil, porque a veces tus deseos no se parecen a mi. Pero eso ya no importa. No hay estrella que brille sin luz. Me lo dijiste tú. No hay luz que no llegue a las estrellas. Me lo dijeran ellas. Y no hay amor sin comprensión. Me lo dijo el corazón, ese que hoy mismo, se llena de desolación...

miércoles, 19 de octubre de 2011

MÁS

Más es menos. Más es la siempre presente desesperación, menos es la nunca desaparecida paciencia. Cada vez escucho menos música. Cada vez tengo menos tiempo libre. Cada vez, menos concentración. Cada vez hago más cosas que no me gustan. Se me exige más. Se me comprende menos. Me acuesto más tarde, y me levanto más temprano. Duermo menos, y estoy más cansado. Cada vez, veo menos a mis padres. Mis sueños se esfuman, y cualquier problema de niño, se convierte en una ansiedad. Que va a más. Y las ganas de estar, a menos. Pero no puedo tener sueño, ni estar desganado, ni estar cansado. No puedo decir que no a muchas cosas, y tengo que aceptar otras simplemente porque sí. Y para mi, menos no es más; menos es, ni más ni menos, nada. O quizá es que no pueda, sino que no quiera.

martes, 18 de octubre de 2011

A LA SOMBRA DEL GRANADO

Este libro es la crónica de un desgarramiento; el de los musulmanes, que permanecieron en sus tierras tras la culminación de la Reconquista, en el año 1942. Cuando el Reino de Granada capituló en este año ante los Reyes Católicos, se estableció que los ritos, la religión y las costumbres musulmanas serían respetadas, pero no fue así. Cuando el Cardenal Cisneros tomó posesión de la diócesis granadina siete años después, quiso cristanizar a todos los musulmanes, y en 1502 se publica el decreto de conversión.

El libro comienza con la orden del Cardenal Cisneros de quemar todos los libros y manuscritos que contenían las bibliotecas musulmanas, destruyendo con ellos siglos de sabiduría. A través de los ojos de una familia musulmana, nos vamos adentrando en su historia y costumbres. La familia de Umar y Zubayda, junto con sus cuatro hijos, dos varones dos hembras, nos van dando a conocer las costumbres de ellos, tanto culinarias como de higiene, junto al apego que existía en las familias y el respeto ante sus antepasados. Este libro pienso que es una ventana abierta para dar a conocer las barbaridades que se hicieron en esos años en nombre de Dios. Destruyeron y arrasaron pueblos enteros, por no querer convivir con personas que tuviesen ideas diferentes, y no fueron conscientes de todos los años que ellos llevaban aquí y de su cultura, lo cual hizo que el pueblo español retrocediera en el tiempo. El libro es un alegato a la tolerancia cultural y política. Con este propósito, el autor escoge un marco histórico vergonzoso para los vencedores.

La novela es muy buena y la recomiendo a todas las personas que le guste la historia, sobre todo la de Andalucía.

By María.

viernes, 14 de octubre de 2011

LA LLAVE DE SARAH

Excelente libro de la escritora Tatiana de Rosnay en el que se muestra, desde otro punto de vista, la barbarie que supuso el holocausto judío en la Francia de 1942. El libro narra la historia de una periodista americana afincada en París y casada con un francés que tiene que realizar un trabajo sobre la redada del Vel' d'Hiv', un velódromo parisino que ya no existe y en el cual la policía francesa encerró a miles de judíos en julio del año 1942. Algo que, según la autora relata en el libro, enorgullece poco a los franceses, por muy obligados que se sintieran a hacer aquella matanza. Paralelamente, el libro va describiendo cómo Sarah, una niña de 10 años, escapa del velódromo y consigue salvar la vida gracias a una familia de granjeros que vive cerca de París. Esta familia la acoge y la cría, pero Sarah, antes de ser apresada por los gendarmes, esconde a su hermano Michel en un armario secreto de su casa y se guarda la llave para volver más tarde a rescatarlo, pensando que aquella redada no era más que una simple rutina o simulacro, como en otras ocasiones.

La casualidad hace que Julia, la periodista protagonista del libro, tenga que escribir un artículo sobre los acontecimientos del año 42 al cumplirse el sexagésimo aniversario al tiempo que planea una mudanza al barrio donde apresaron a aquellos miles de judíos, justamente a la casa donde vivía Sarah. A partir de ese momento, la obsesión de Julia es encontrar el paradero de Sarah y averiguar todo sobre ella desde el año 1942 a la actualidad. El libro engancha y la historia mantiene cierta tensión en todo momento, con capítulos no muy extensos y concisos, sin adornar demasiado cada una de las escenas. Y ahora, según he estado viendo por la red, parece que ya existe la película... estaremos alerta. Por supuesto, recomiendo el libro.

jueves, 13 de octubre de 2011

INCOMPRENSIÓN

No comprendo a los que se sienten incomprendidos por no ser comprendidos. No entiendo el luto sin apenas color, el grito de tus noches en flor, el lazo de la vida, pavor, silencio de rotundo amor, rotundo silencio de dolor. No es más falso el que más miente, sino el que mejor lo disimula. No comprendo la insensatez de taparse los ojos con una venda transparente. Incomprensión. Vidas sin pasión, ignorancia, desazón, olores sin fragancia, fragancias de verde melón, sabor a menta falsa, caramelo sin corazón. ¿Qué es la vida sin incomprensión? Juro que no lo entiendo, que no puedo entrar en razón, personas ingratas de mente, exentas en preocupación, llenas de eternas proezas disfrazadas de besos... color marrón. Incomprensión. Falta de compasión. Egoísmo de blando cariño, espesura de... incomprensión. Que no. Que no lo comprendo. Que hay quien tiene hijos y no les presta atención, y hay quien tiene cruces clavadas en el corazón.

miércoles, 12 de octubre de 2011

I FEEL LIKE GOING HOME

No hace falta traducción para el tema de hoy. Sólo hay que sabe escuchar, nada más. Y es que pasa el tiempo, y eso se nota, duele y hace que las lágrimas se conviertan en segundos.

martes, 11 de octubre de 2011

LAS TEORÍAS DE UN JEFE

Tengo que reconocer que mi jefe es un tanto excéntrico y maniático, de costumbres fijas y algo chapado a la antigua. Ayer, tras cogerse un rebote de aúpa (y con razón), entró en nuestra sala de trabajo (plagada de ordenadores siempre vigilantes) y nos comentó que nos fuéramos buscando otro trabajillo, porque la situación estaba... bastante jodida. Pero no nos lo dijo por ser yo y mi compañero, que nos pilló en turno de tarde... lo dijo en general, como si hubiera entrado a las 1 de la tarde o a las 3 de la mañana, y hubiera soltado sus pensamientos a los que allí estuvieran en sus respectivos turnos. Explicó la situación como de total desorden. El dinero no vale nada, ni siquiera el valor de oro del país que sustenta dicho dinero, o, en este caso, de los países que usamos la moneda única. El dinero se va a devaluar tanto que llegará un momento, según mi jefe, en que la gente va a apreciar más los objetos que el dinero. Es indiferente que lo tengamos en el banco o debajo de una baldosa, nadie va a querer dinero. Este desorden, nos explicó, sólo se arreglará cuando llegue el caos. Nos hizo un símil muy representativo; imaginemos una habitación con un número indeterminado de estanterías, las cuales tienen cosas y objetos que no corresponden, que deberían estar en otras estanterías. Para ordenar las estanterías y limpiarlas, primero habría que desalojarlas, dejar los objetos en el suelo (el caos) y luego intercambiar dichos objetos colocándolos en las estanterías que deben estar. El problema es que nadie se va a bajar de su "estantería", nadie quiere dejar su puesto, nadie quiere dejar de chupar... y mientras no llegue ese caos, las cosas estarán siempre igual. Sé que mi jefe busca lo mejor para él y para su empresa, para sus empleados, sé que no tiene mal corazón. Y sé que luchará hasta el final mientras pueda, aunque ayer nos confesó que va en picado desde hace unos meses, y que está intentando remontar el vuelo. Y lo que nos dijo, no fue en plan amenaza, sino como consuelo, como una parte más de su vida, como una forma de desahogarse y sincerarse... no sabemos lo que pasará, pero igual hay que hacerle caso en sus consejos, y tendremos que comprar, como él dice, unas macetas para plantar patatas y un saco de velas para que, al menos, podamos comer y tener luz en casa...

lunes, 10 de octubre de 2011

SIN INTERÉS

Y no me refiero a sin ganas, con desmotivación o cierta desidia. Me refiero a hacer las cosas sin segunda intención, sin el interés de conseguir algo a cambio, de mejorar en nuestra forma de ser, de cambiar nuestras perspectivas. Hacer las cosas de verdad, de corazón, con ganas, con empeño de ilusionar a quienes uno quiere en realidad ilusionar. Algo muy difícil de encontrar hoy en día, donde todos pensamos que si alguien hace algo, algo estará buscando. Y tenemos que incluirnos todos. Sin embargo, es peor aquel quien lo hace sin pensarlo a quien realmente lo piensa sin hacerlo. Dejemos que el viento reparta justicia. Dejemos que sea el tiempo quien designe el interés de las personas. Pero siempre lo pensaré, igual que ahora lo muestro. Todos creerán que nos mueve el interés cuando hacemos algo que los demás ven de gran magnitud.

viernes, 7 de octubre de 2011

AL OLOR DE NUESTRO INCIENSO

Una canción... especial. Cuando la soledad aflora y el esfuerzo parece inútil, cuando el mundo parece acabarse y miras a tu alrededor, y te das cuenta de que no es cierto... el mundo empieza cada día que amanece. Aunque no podamos ver el sol. Aunque no sepa para qué luchar tanto... aunque no sepa nada... de nada... siempre existirá el olor del incienso. Yo, al menos, lo recuerdo.

jueves, 6 de octubre de 2011

EXIGENTE

Vivimos en un mundo exigente. Exigimos y se nos exige. Una forma mal disimilada de imponer, por no decir lo mismo. Y esta vida, cansa. Tanto si nos imponen como si nos exigen. La única diferencia es que al imponer, damos menos tiempo; pero el objetivo es el mismo. Estamos ante esas obligaciones que uno mismo termina por asumir como una simple exigencia del guión del día a día. Jamás seremos libres mientras esto exista, mientras no podamos hacer lo que queremos en la hora deseada del día, en un día cualquiera del mes, en un mes cualquiera de alguno de los años que hemos vivido o que nos quedan por vivir. Incluso la rutina es pura exigencia, el repetir a diario las mismas cosas, los mismos actos. Cada siete días vuelve a ser domingo. Y por tanto, por exigencias del guión, tenemos que volver a comportarnos como Dios manda. Otro que nos impone desde que nacemos, si no queremos ir al infierno, lo que tenemos que hacer... lo que pasa es que a mi no me han preguntado a dónde quiero ir. Y cuanto mas exigente es una persona, menos se da cuenta de que te está robando la única libertad que buscamos. Porque existen otras libertades, sí, pero no se suelen disfrutar tanto...

lunes, 3 de octubre de 2011

UN RAYO DE SOL

Esperanza de vida eterna, sonrisa de cruces rotas, labios de tristeza tierna; dulces sueños, mariposas, escondidas en las rosas de las entrañas de mis venas. Suave veneno de espuma, nubes de caramelo, caricias llenas de anhelo que recorren sonidos de cuna, luna de dientes negros, pomelos de ojos oscuros, engaños que son besos, disfraces carentes de orgullo; dolor frágil moribundo, pupilas de piel escarlata, placeres ajenos, inmundos, lenguas de miel y nata, con tu rayo de sol me diste, me mentiste, me delatas... y por eso grito profundo el odio con el que maltratas. Y sin embargo, te merezco, no te creas que no te quiero, te respeto, te entiendo y me estremezco, y sin cielo no tendría el amor de tu secreto. ¿De qué color son tus ojos? Que sin tí, no los puedo ver, envidia de tus sonrojos, caprichos de mi amanecer. El aire es mi vida entera, suspiros de flor hermosa, no te apartes de mi vera... dulce amada mariposa.

sábado, 1 de octubre de 2011

VIENDO LAS TARDES MORIR

Tan cerca, tan lejos de aquí. Tardes vacías que viví en Madrid. Tardes de sábado, lejanas en pasado, presentes en el olvido de la memoria, cercanas al invierno, con más tiempo de luna y menos vista al sol. Y eran los sábados como hoy, parecidos, de similar imaginación, los que me han venido a la memoria de la traición. Que por alguna razón, hoy me recordaron que tenía que dormir con cierta obligación si no quería caer en manos de los sueños de la noche, que no perdona y que sólo terminará con un nuevo amanecer. Tardes de sábado vacías, sin mucho que hacer, pasando el tiempo de la tardía juventud que me llevó a dejarme la sonrisa colgada en las paredes de cualquier habitación. Porque cuando la noche toca la mano del amanecer, todo parece más triste, y a poco que cierres los ojos más tiempo de lo normal, el día dirá adiós y la nostalgia comenzará a llamar a las puertas del corazón. Ya quedaron lejanas aquellas tardes de Madrid, pero no lo suficiente como para no poderlas sentir. Y es que siento que nada de lo que pasa en mi vida queda lo suficientemente lejos... y eso no sé si es bueno o es malo.

viernes, 30 de septiembre de 2011

SISTER GOLDEN HAIR



Me encanta el house y determinadas canciones de baile, pero como relax principalmente. Hacía tiempo que no ponía música en el blog, y esta canción creo que también marcó una etapa de mi vida, como muchas otras del estilo. Pero la sensualidad de la voz femenina en ciertos temas es, para mi, algo que me da fuerzas y esta canción, por eso y porque me recuerda tiempos mejores, es otra de esas canciones que formarán siempre parte de mi vida. Ahora, con las nuevas tecnologías, descubro que esta canción de Spanic no es la original, sino que es una versión del grupo América.

Lo podéis ver aquí: http://youtu.be/LzUQZw3wfro

Así mismo, he podido comprobar que existe una versión en castellano, cantada por Eduardo Martín, y el tema de la misma no podría ser otro que el desamor... El título en castellano viene a ser algo así como "Con tu pelo tan dorado", y sigue pareciéndome una canción bella, nostálgica, dulce, emotiva... La podéis escuchar aquí: http://youtu.be/FSLo8qocXSA

Aunque, sin duda, me quedo con la versión de Spanic, con ese ritmo "House" (que me perdonen los expertos) que me lleva a la relajación mezclada con la melancolía que el tema transmite. Me sigue gustando el House, que le vamos a hacer...

A quien le guste algo más duro, más actual, o más comercial, según se mire, puede ver el siguiente enlace... http://youtu.be/BqTCqjqjyJc

Menos mal que siempre nos quedará el pasado...

miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA CATEDRAL DEL MAR

Fantástico libro de Ildefonso Falcones. Sinceramente, creo que pocos libros que cuenten historias de la Edad Media me van a defraudar. Me ha recordado en ciertos momentos a "Los Pilares de la Tierra" y a su sucesor, "Un Mundo sin fin", aunque este es algo más corto, y digo algo, porque también tiene bastantes páginas. El libro se hace ameno y engancha de principio a fin desde los inicios. No dejan de sorprender las barbaridades, por decirlo de alguna manera, que se hacían por aquellas fechas, las leyes que existían y los "sinsentidos" que daban la razón a unos u otros según convenía. El interés de tener siempre más dinero, la venganza y, como no, la iglesia, que siempre está de por medio, y que casi nunca sale bien parada, son las principales tramas de la vida de Arnau Estanyol, el protagonista de la novela, con la construcción de la Iglesia de Santa María de la Mar de trasfondo durante todo el libro. Me he atrancado un poco a mitad del libro, donde la historia se hace algo pesada cuando Arnau se hace cambista, pero es justo después cuando la novela se vuelve mas interesante. No quiero hacer un análisis profundo del libro, prefiero que lo leáis y saquéis vuestras propias conclusiones. Me ha gustado mucho, he aprendido muchas de las costumbres medievales catalanas y, por supuesto, mucho y variado vocabulario que me ayuda a seguir en este pequeño aprendizaje que intento llevar con la lectura. Este es uno de esos libros que el autor no hubiera podido escribir sin estar perfectamente documentado y desde luego es un libro que recomiento a todos.

martes, 27 de septiembre de 2011

UN EJEMPLO A SEGUIR

Genio y figura. O la lucha por la constancia. A pesar del mal humor que a veces hemos tenido que aguantar. Sólo había que saber llevarlo. Licenciado a los 22 años, doctor a los 26. Y con apenas 30, profesor titular, cerca de la cátedra e investigador. Con más de 25 publicaciones en prestigiosas revistas extranjeras. ¿Qué queréis que os diga? Para mi, todo un orgullo compartir padres con este "niño", el "pequeño" de la casa, que aunque tenga genio, tiene más figura que genio. Y eso se nota, sin dejar de que, por otro lado, sienta envidia sana, por no haberlo podido hacer igual, por no haber sabido, o quizá por no haber querido. En el fondo, muy en el fondo de mi ser, sé que puedo hacer cosas grandes. Como lo que está haciendo él, que es muy grande. Impresionante. Tenemos la misma sangre, y cada día que pasa, no puedo dejar de pensar en que es un día que no puedo recuperar, desperdiciado. Mis días comparten cansacio, desmotivación, apatía, tristeza, ilusión por un nuevo comenzar, por hacer algo grande... pero a estas alturas, o uso demasiado el pedal del freno, o la carga que llevo apenas me hace avanzar. Quisiera ser como él, tener su constancia, su perseverancia, y conseguir algo grande que mi Esperanza me dice que aún puede llegar. Un libro, un proyecto, una idea, una invención... unos sueños que seguirán siendo sueños mientras me falle el corazón, mientras mi alma siga con los ojos vendados y la desilusión siga siendo parte de mi frustración. No quiero cambiar mi pasado, sólo tener un camino al futuro algo mejor. Que aunque mi alma no muera de pena, morirá de algo mejor, pero morirá, quiera o no quiera, quimera de simple dolor...

domingo, 25 de septiembre de 2011

FE CIEGA

Fe ciega. De pasos rectilíneos y movimientos curvos. De tristes andares, caminos sucios, zapatos tristes y fervientes murmuros. Siempre me sentí acompañado en la tristeza, y nunca en la nobleza. Manos enzarzadas no significan amor, ni manos entrecruzadas la distancia del dolor. Todos los caminos tienen piedras de algodón; en todos los senderos regalas lágrimas de dulce temor. No mires con odio a quien te no te mira con rencor. No prometas con tus labios de farol. No entriztescas la alegría eterna del nuevo sol. No me pidas la mano si existe condición. No derrames tus palabras en las heridas de mi corazón. Fe ciega, sin razón, con oídos sordos vacíos de compasión. Rezar no otorga la fe, y no hacerlo no nos quita la razón, así que no me vendas tu fe... ¡que ya he comprado tu dolor!

viernes, 23 de septiembre de 2011

LA FUERZA DEL DESTINO

A la muerte de Franco, Gabriela regresa a España desde México, donde vivía exiliada. En Madrid, donde vive su hija ya con su vida hecha y muy vinculada a la política, Gabriela emprende una nueva etapa en soledad en una casa de las afueras. Entre el recuerdo del pasado y la observación lúcida y entristecida del presente, trancurren sus días, alegrados por las frecuentes visitas de su hija Juana y de su nieto Miguel. La fuerza del destino es un soliloquio constante que plantea preguntas como: ¿Acaso el destino, el azar, condicionan el rumbo de nuestras vidas? Gabriela no lo cree así. "El destino es el carácter", asegura, citando un clásico. Este libro es el tercero de una trilogía: Historia de una maestra, y Mujeres de negro, fueron los dos anteriores, en los cuales se cuenta la historia de España del principio de la guerra civil hasta la muerte de Franco, y la difícil votación de la Constitución Española, a través de la mirada de una maestra. Aunque cada uno de los libros se puede leer de forma independiente, este último recuerda muchos pasajes de los otros dos, ya que rememora todo lo acontecido en ellos.

La fuerza del destino no es solo la historia del fin de un régimen dictatorial, sino la de un regreso después de treinta años de exilio en México, y también es la historia de sus recuerdos, recuerdos del exilio, recuerdos de su vida y, sobre todo, de la vejez y de la decadencia al final de la vida. Un libro para no quedar insensible. Lo recomiendo...

By María.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

COLORES DE OTOÑO

Aunque a ciencia cierta no sé muy bien cuando llega esta estación (me parece que el día 23...), ya tenía ganas de que llegara. Se adecúa más a mi personalidad, a mi forma de ser. No me gustan los extremos, ni el verano en su máximo apogeo, ni el invierno con su profunda oscuridad. La noche y el día deberían ser siempre iguales, y la calma del mar siempre en serenidad. En otoño, las fotografías lucen más, y quizá sea simplemente por eso por lo que me gusta esta estación, pero es que es difícil encontrar otros colores como los del otoño. Reconozco que odio el cambio de hora, tanto en otoño como en primavera, me trastorna siempre y me tiene unos días a contrapie, y creo que apenas queda ya un mes... si no fuera por eso, ambas estaciones serían las estaciones perfectas. Con los ánimos mejor calmados, os deseo una feliz otoño, y que dure, que no tengo prisa para pasar frío, aunque sí me urge dejar atrás ya el calor... ya veréis que pronto es verano de nuevo.

lunes, 19 de septiembre de 2011

PAUSA COMPENSATORIA

Las extrasístoles son "contracciones anticipadas" del corazón o de una parte del mismo. La descargar que efectúa la excitación del músculo cardíaco propviene en estos casos de un punto cualquiera de las aurículas de los ventrículos, pero una fracción de tiempo muy pequeña antes de la llegada del impulso sinusal normal (originado en una parte especial del corazón llamada "nodo sinusal", lugar de inicio normal de los impulsos eléctricos que hacen que el corazón se contraiga e impulse la sangre). Tras la extrasístole, el ritmo fundamental se altera, porque la excitación extrasistólica llega hasta el "nodo sinusal", se produce la descarga del impulso que ya se estaba elaborando con anticipación y lo obliga a preparar uno nuevo que está retardado, y por tanto el ritmo sinusal fundamental (el normal y verdadero de cualquier persona) estará retardado por un intervalo, y a la pausa que sigue a la extrasístole se la denomina "desplazada".

Sin embargo, si el latido extra provoca una "fase refractaria" (especie de pausa), en ese caso el músculo cardíaco se ve "incapacitado" de responder al impulso sinusal, y esto es llamado "pausa compensatoria". Las pausas compensatorias siguen a la extrasístoles dentriculares, y las pausas desplazadas a las extrasístoles supra-ventriculares. Estas pausas las tienen todos los seres humanos, pero algunos parecen sentirlas muy especialmente.

Según los expertos, estos fenómenos son frecuentes en personas que gozan de buena salud, pueden ser producidos por el tabaco, el café, el calcio y ciertos medicamentos, pueden ser desencadenados también por esfuerzos físicos exagerados y por algunas situaciones de extrema agresión al sistema nervioso, por lo que normalmente te dicen que tenemos mucha ansiedad.

La próxima vez que vaya al médico le diré que se lea el blog. A ver si así ya me entienden todos los que me rodean. No se puede explicar mejor. Seguiremos teniendo pausas compensatorias durante toda la vida... o no.

viernes, 16 de septiembre de 2011

ARROLLADOR

"Marditoh roedoreh...", con acento andaluz, como diría aquél... Que parece que tenemos que arrollar para no ser arrollados, y es triste no encontrar un término medio. Tanto si eres ruin como si eres una bellísima persona. Ya nos avisaron en Matrix acerca de los hombres con poder... sólo buscan más poder. Y no deja de ser cierto, a pesar de ser peliculero y una máxima muy frecuente en esta vida. Hoy decía el ministro que muchos españoles quisieran pagar el nuevo impuesto ese que se han inventado, y no digo yo que no tenga razón, pero no podemos ser más papistas que el Papa. Así es la política de izquierdas, y la de derechas siempre estará en su contra. Pero a lo que voy; esto no es más que un ejemplo más de que el que más tiene, más quiere, menos valora y, por supuesto, más se ampara en el fruto de su trabajo, o de su forma de vivir. Algo inadmisible, pues ni siquiera sabemos a ciencia cierta cómo se gana la vida ni el vecino de arriba. A pesar de todo, Dios sigue dando de comer a quien no tiene hambre, o boca, o como sea el dicho popular... qué más da, si, al fin y al cabo, a veces somos arrollados y otras nos arrollan. El caso es seguir hacia adelante, así que puede que tampoco sea tan malo que nos empujen...

miércoles, 14 de septiembre de 2011

MANERAS

Yo sólo conozco una manera que sea al menos, decente, de hacer las cosas. Sin importar el estado de ánimo o de euforia, sin tener que lamentar las ocasiones perdidas, las pocas oportunidades presentadas. Las cosas hay que hacerlas como hay que hacerlas, sin tener presente otras posibilidades que terminen con arrepentimientos, con decepciones. Y en ello estamos. Después, vendrán los momentos en los que ya no importen la maneras, sino los hechos en sí. Pero creo que aún no estamos preparados para esto. Si existen mil maneras de hacer algo, y todas están bien, adelante. Pero por lo general, ni hay tantas ni están todas bien. Y quien sabe, quizá nunca tengamos la oportunidad de hacer algo de forma errónea sin tener que lamentarlo, sin tener que reflexionar, sentir, culpar. Todos nos equivocamos, y si algo está mal, está mal. La próxima vez, se intentará hacer mejor. Mientras tanto, un día más es un día menos, según queramos mirar hacia adelante o hacia atrás.

lunes, 12 de septiembre de 2011

IMAGINANDO LA VIDA

Imaginando la vida la imaginé por imaginar, la quise dar por perdida antes de terminar, la quise tener, malnacida, antes de comenzar, que la vida no es vida sin tu manera de amar. Tengo en mi la conquista de algo por determinar, conquistas que no tienen sueños, mis sueños por conquistar, caprichos de mermelada rellena de luz alminar. Pero no puedo negar que sigo pensando en cómo poder mi vida imaginar, sin tener que vivir de mis sueños, sin hacerse realidad, o quizá demorando la espera de quien no puede esperar. Es como tener algo en la punta de la lengua. Por mucho que te esfuerzas, no lo consigues recordar. Y así paso los días, pensando en miles de formas de avanzar, sin encontrar la que menos esfuerzo me debiera costar. Por mucho que nos empeñemos, la tristeza de la vida sigue siendo imaginarla como si estuviéramos en un sueño que no sé si ha terminado ya... o aún tiene que empezar. Misterios de la vida... o de la imaginación.

sábado, 10 de septiembre de 2011

PORTOBELLO BELLE

...o cómo transformar una canción de 4 minutos y medio en 15 minutos. Nos pasamos media vida buscando explicaciones a cosas sin sentido. Portobello Belle es una canción grabada en el año 1979 incluida en el disco Communique. Posteriormente, aparece una versión en directo, más o menos de la misma duración, en el recopilatorio que Dire Straits publica en el año 1988. Una versión mucho más bella, más típica del grupo, con una gran batería, su sólo knopfleriano de guitarra y un saxofón espectacular. Pero algo no encaja... ¿de dónde aparece esta versión, así, sin más, tan distinta a la original y tan fantástica, apareciendo como empezada, con una suave transicción, y desapareciendo de la misma manera?

Portobello Belle fue tocada en la gira de 1983, la misma de la cual el grupo decide sacar a la venta su disco doble en directo Alchemy. De hecho, fue tocada en ese concierto, pista que luego no incluyeron en el disco. Al igual ocurre con otras dos canciones más, Industrial Disease y Twisting by the Pool, quizá algún día hable de ellas. Portobello Belle también fue interpretada, aunque en muy pocos conciertos, en la macrogira de 1991-1992 (sobre todo, en los primeros conciertos, para ir desapareciendo en los conciertos finales de dicha gira); también, cuando Knopfler comienza su carrera en solitario, existen versiones, igualmente escasas, en las giras del 96 y, me suena, en la del... ¿2006? Bueno, aquí no estoy seguro. Con el paso de los años he ido perdiendo conocimientos acerca de mi grupo favorito, aunque entiendo que es normal.

Portobello Belle, en cualquiera de sus versiones, es una obra maestra, otra más de Knopfler, y por aquél año 1983, una delicia para todos aquellos que tuvieron la suerte de asistir a los conciertos y pudieron sorprenderse con la capacidad de Knopfler de convertir un tema de 4 minutos y medio en 15 minutos. Toda poesía. El sonido no es muy bueno, pero por aquella época, es lo que hay. Precisamente, esta es la que tocaron en aquel concierto que luego editaron como disco (Alchemy) y no incluyeron como pista. Pero existen más...

Tokyo 1983: http://youtu.be/VXjEMJzGelI
Los Ángeles, 1980: http://youtu.be/XLNTzgvUvbw
Dublin, 1991: http://youtu.be/qkrLG_Z2Y3w
Sheffield, 1982: http://youtu.be/U_Fv6hgUGzE
Rotterdam, 1983: http://youtu.be/VoqnowIIr0M
Aunque, sin duda, la de mejor sonido, es la de París, en 1983. Pero no la encuentro en Youtube.

Y la versión de estudio, por si queréis comparar: http://youtu.be/pOCikp4GG18

jueves, 8 de septiembre de 2011

EN EL PUNTO DE MIRA

Me hace gracia pensar en el mal de la codicia, en el miedo a la palabra. El mundo está lleno de guerras, pero no nos dicen cuántas veces hemos hecho las paces. Y todos los conflictos vienen por lo mismo: demasiada tozudez, demasiada poca tolerancia. La irreflexión de las personas dominantes llenan el cielo de inútiles embestidas por aquellas causas pendientes de una solución, por simple que sea. Después llega el arrepentimiento, el sentimiento de culpabilidad, el desplazamiento del orgullo hacia un lado inexistente. Existe demasiada gente que da por hecho demasiadas cosas, y esa es la punta de la lanza de la intolerancia. Sobre todo cuando, a esa misma gente, la provocas con su misma arma. Se creen lo más inocentes del mundo y, seguramente, lo más incomprendidos. Pero, irremediablemente, cuando quieres complacer a algunos que apenas hacen nada por ti, olvidas de regalar la fraternidad que el resto merece, y que se pierde por el camino. Es la tristeza de saber sólo mirarse el ombligo.

martes, 6 de septiembre de 2011

CUENTA ATRÁS...

Pañuelos de cristal, sonrisas de papel, dime, amada fiel, si no es por tí que mis ojos se vuelven perlas, con brillo de metal, que si no te ven ya no saben brillar, que el olvido es de mentira, y tus besos, de tierna verdad, con sabor a caramelo de envoltura hermosa, con olor a flor, dímelo, lágrimas de amor, que tienes alas, de mariposa, por supuesto, sin dudar, con tu llanto de agua limpia, que emerge sin que uno quiera llorar. Porque dos pueden ser una si una quiere la mitad. Porque dos pueden estar juntas si miran al mismo lugar. Porque dos pueden ser muchas si comparten aire al respirar. Porque un mismo corazón late por dos sin pensar. Sin pensar en la libertad, si estamos en mitad de la nada, o quizá estamos... en tu mitad. Unidas. Para siempre. Sin un Dios a quien preguntar. De todas formas... ¿Y si no nos quiere responder? Tenemos el destino grabado en la palma de nuestras manos, en la lejanía del firmamento, en la fé del cristiano, quizá en la sombra de mi lamento... Nos basta con no creer en él, basta con que creáis en vosotras mismas. Y así lo creo yo, que creéis. En vosotras. Y los demás... quizá no importe. Quizá únicamente lo estrictamente necesario. Pero mientras no duela y podáis compartir felicidad... Sólo sed vosotras mismas y no intentéis ser nadie más.

Enhorabuena.

lunes, 5 de septiembre de 2011

UN ALMA SENSIBLE

Sé que no soy perfecto, que mis defectos pueden llegar al infinito. Mi sensibilidad se envuelve por la fragilidad de la timidez, y eso hace que sea un punto débil más de este humilde corazón. Si mi alma tuviera un espejo, me gustaría que fuera tan grande como un lago, tan pura como un río, tan limpia como el aire de los bosques. Por eso, empiezo a buscar cualquier virtud que mi ser pueda esconder. Tan sólo me gusta creer, por mi forma de pensar, de sentir, de ver, y por las veces que lo han de repetir, que la nobleza es mi bandera, virtud de mi vida entera. Y con eso me conformo. Porque un corazón noble y un alma sensible es suficiente recompensa en este mundo que vivimos. Seguramente, detrás tengo mil cosas más, quizá malas, quizá malvadas en su totalidad. Sé que os ha sorprendido que elimine los comentarios, y no voy a enumerar quienes han comentado entradas antiguas con su apoyo, o quienes me han enviado correos (todos seréis contestados, es que he tenido un fin de semana atípico, y pude disfrutar por fin de la fotografía en el embalse de los Bermejales, entre otras cosas...). Sólo quisiera decir que es mejor así, para poder sentir mejor, para intentar seguir creyendo eso que me han dicho tantas veces, tantas personas, que mi alma es, al menos, noble y sensible. De todas formas, no me escondo, y el que de verdad tenga algo importante que decir, sabe como me puede escribir. Yo voy a seguir por aquí. Abrazos para todos.

¡Ah! Y espero que os gusten mis fotografías de estos días, que serán de dicho embalse. Yo he salido bastante satisfecho.

jueves, 1 de septiembre de 2011

A FLOR DE PIEL

Tengo que andarme con 4 ojos para intentar no herir sensibilidades. No me ha servido de nada madrugar, total, ha amanecido a la hora de siempre y tampoco tengo demasiados ánimos para partir. Comienzan mis vacaciones, y, sin muchas ganas, me iré a Linares cuando me dejen. Casi obligado por ser el último día de las fiestas de allí y tener la posibilidad de reencontrarme con algún amigo que hace tiempo que no veo. Con la ilusión cargada a la espalda en forma de cámara de fotos. Con los ojos llenos de lágrimas porque no me cabe más tristeza en el corazón. Con sentimiento de culpabilidad si me voy una hora antes simplemente para reposar allí, tener tiempo de llamar a alguien más o irme a pasear con mi soledad. Con miedo a volver tan sólo un minuto tarde. Tengo los nervios a flor de piel, revoloteando por el estómago como si me hubiera enamorado por primera vez, que no me dejan casi dormir, que no me dejan casi ser. He perdido 8 kilos y para nada he dejado de comer. Esta última semana ha sido para olvidar. Con apenas 5 horas de sueño al día, y las cosas sin cambiar. Hoy empiezo mis vacaciones... y ya casi tengo ganas de volver, porque al menos, en lo cotidiano, quizá me pudiera esconder.

Vacaciones en las que procuraré, al menos desconectar. Porque seguramente, no haré lo que quiero, y, con suerte, podré hacer lo que debo, aunque no tendré tiempo suficiente. Y me costará la vida. Pero, al menos, lo intentaremos. Pondremos al mal tiempo buena cara. De todas formas, ya me está costando la vida...

miércoles, 31 de agosto de 2011

UNA GUERRA DE PODER

En la cual no me quieren ver; siendo, seguramente, el mayor damnificado. Por eso quité la opción de permitir comentarios. Me quieren censurar y no lo lograrán, pero no puedo permitir que se comenten aspectos que, cada uno, sin ninguna mala intención, puede leer entre líneas y entender a su manera. La tristeza se mueve dentro de mi como pez en el agua. Me conoce sobradamente bien. Y eso que mañana empiezo 15 días de merecidas vacaciones, tras 6 meses seguidos en un trabajo nuevo pero bastante estresante... debería estar contento en esta, mi última tarde antes de las vacaciones, pero no es así. Y ya voy a empezar a soltar tacos para después terminar llorando en la ducha, como me suele pasar. Mañana me voy un puto día a Linares, con lo cual madrugaré para llegar lo antes posible y aprovechar el día al máximo. Me iré solo como las mierdas, no veré a mi hermano más que un rato por la tarde, porque tiene que trabajar, y con suerte podré ver a mis padres antes de la medianoche, si el autobús de sus vacaciones no se retrasa. Y podríamos decir que todo es por culpa de la perra. Pero el pobre animal no tiene culpa de que mis padres no quieran perros en su casa (totalmente respetable), ni mi mujer tiene culpa de ello, teniéndose que quedar cuidando de ella (totalmente comprensible). Y al día siguiente, antes del mediodía, otra vez para Granada... Estoy cansado y decepcionado de buscar culpables, y parece que nadie se da cuenta de que echándose la culpa mútuamente, el que sufre soy yo. No digo tampoco que los combatientes estén felices, pero el que está en medio sufre mucho más los daños colaterales, intentando llevar la carga de las dos partes. Así que si ninguna de las partes tiene la culpa, y el animal tampoco, el culpable soy yo. Y es verdad, porque el único gilipollas que regaló la perra fui yo, como acto de buena fe, como sueño de alguien a quien quiero, que anhelaba un perrito desde niña y quise dar el capricho. ¿Soluciones? Se me ocurren 4... la primera es matar a la maldita perra, y la segunda es matarme yo mismo. Las otras dos... no quiero ni pensarlas. Así que terminaré cogiendo un camino que no me va a ver ni Perry Mason.

Después viene la impotencia del tiempo perdido. Por supuesto, eso de irme unos 3 o 4 días a Linares entre semana... ya me puedo ir olvidando. Teniendo otro trabajo "extra" que intento compaginar con la puta vida, si en días como hoy que trabajo 8 horas por la tarde se me exige que haga cosas como si no trabajara, cuando tenga descanso no quiero ni pensarlo. Después, uno no entiende, no comprende, no hace nada y está con un humor extraño... en fin, ese ya es otro tema.

Esto es mío y sólo mío. Lo escribo aquí como si lo escribo en los aseos públicos de cualquier edificio o en las hojas de la desilusión. Así que, si no gusta lo que escribo, basta con no buscar la estantería gris en internet. Buscadla con otros colores más agradables. Y pido perdón a quien se sienta ofendido. Pero ya no sé si me están quitando la vida... o la estoy perdiendo yo.

PD: Hoy publico algo sobradamente ya discutido y sin andarme por las ramas. Por una vez, no hay que leerme entre lineas ni descubro ningún secreto. Espero que así sirva de algo.