domingo, 12 de diciembre de 2010

BUSCANDO EN NUESTRO INTERIOR

La mayor parte del tiempo nos estamos buscando a nosotros mismos. Examinamos nuestro interior. Nuestra paz. Nuestro espíritu. Emitimos juicios de valor acerca de lo que está bien o de lo que está mal. De lo que hacemos bien o de lo que no hacemos tan bien. Quizá es que no queramos hacerlo. Y ni siquiera recibimos las gracias. Con lo cual, llegados a este punto, me entiendo y me comprendo. Algunas cosas hasta me salen demasiado bien. Sorprendente. Otras no me salen. Yo no lo comprendo, aunque todo depende del punto de vista, de la perspectiva. Otros no lo comprenden, da igual la perspectiva. Obstinados hasta la médula. Aún así, es normal sentir lo que siento. Si alguien espera que un árbol de frutos sin cuidarlo y sin regarlo, es que vive en la ignorancia. Cuando menos, no puedo dejar de pensar que es un iluso. Por eso, me miro, me examino, y procuro dar lo mejor de mi. Y cuando algo no me sale, será por algo. Mi conciencia está sana, por lo que dejaré de preocuparme por ella; aunque mi estado de ánimo está sumamente afectado. Es inevitable. Hoy tuve un sueño: soñé que era amado por encima de todas las cosas; éramos iguales, y mutuamente nos entregábamos el uno al otro. Y al despetar, descubrí la verdad verdadera. Que por mucho que me amen, ellos se aman aún más. Así es imposible tener un amor sincero. Ya me lo dijo alguien alguna vez... qué corazón se está perdiendo el mundo.

7 comentarios:

  1. Manolo, estoy notando por tus ultimas entradas, que estás bastante decaído, y eso es sinónimo de que en tú vida personal, hay algo que no funciona demasiado bien.

    Si me permites un consejo, te diría que escuches más a tu corazón, ése tan grande que tienes, y pienses más en tu felicidad, creo que te lo mereces.

    Piensa un poco en ti, que la vida es corta.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  2. Creo que algunas personas estamos destinadas a tener ese mismo sueño que has tenido tu. Besos

    ResponderEliminar
  3. Arriba ese ánimo, Manolo, sobre todo si está bajo por culpa de quien no te presta la atención y cuidados que mereces. No te conformes con sueños que no se hacen realidad, déjalos a un lado y sigue adelante, que ya llegarán los que sí lo hagan, trayéndote la felicidad que quieres. Ojalá sea pronto, y esta estantería gris pueda llenarse de color.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Uy Manolo, vislumbro en tus letras un desánimo creciente y un decaimiento que no mereces, amigo.

    Siempre he percibido desde que te leo la nobleza de tu espíritu y tu evidente curiosidad por la vida y por comprender y salvaguardar ese mundo interior que todos tenemos, por eso me aflige ver que llevas una temporada con el ánimo un tanto derrotado.

    Ánimo querido, de veras, y recuerda algo: "Nunca pierdas el tiempo con quien no esté dispuesto a perderlo contigo." Quizás es que te refugias en el corazón menos apropiado y afín a ti...

    Besos y arriba, arriba querido amigo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por los ánimos recibidos. Llevo unos días bastante ocupado pero no me olvido de visitaros; por si fuera poco, ahora se resiente la salud... fijaros la hora que es, que acabo de llegar de urgencias...

    En fin, voy a ver si puedo leer o escribir algo.

    Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Leo tu primera frase y me digo: totalmente cierto. Continuo y sigo estando de acuerdo contigo.
    Perspectiva: esa es la clave.
    Pero a veces no es que no nos salgan las cosas, simplemente es que esperamos demasiado, tal vez deberíamos ser un poquito menos exigentes con nosotros mismos. Yo sé que soy mi mayor crítica.
    En cuanto a esperar algo de otra persona, eso es más complicado.
    Te noto triste y ahora leo que también andas mal de salud, espero estés ya mejor.
    Sigo por aquí aunque no ponga siempre comentarios, lo sabes, ¿verdad?
    Sólo te diré que al igual que para exigirte a ti mismo seguramente eres el más persistente, también para estar más animado debes serlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Anne. Estoy mejor de salud, gracias. De momento, ninguna novedad. Sigo bebiendo mucha agua.

    Sé quienes me leéis, a mi me pasa igual, a veces puedo escribir, a veces no, a veces escribo tarde, a veces me quedo con las ganas...

    En este post simplemente reflejé otro de mis pensamientos, simplemente es un punto de vista, aunque parece que concuerda con el de bastante gente. No todos somos iguales, y eso lo entiendo, por tanto, comprendo que haya gente que no comparta mis puntos de vista. Tú misma lo has dicho, la clave es la perspectiva, y el objetivo es el respeto.

    Besos.

    ResponderEliminar