jueves, 18 de noviembre de 2010

UN RENCOR A CORTO PLAZO

Hace unos días me tacharon de rencoroso. Sin maldad. Pero cuando considero que algo no es verdad, me duele. Después reflexioné, y me quedé con esa sensación extraña de que posiblemente tuvieran algo de razón. Una especie de "rencor a corto plazo". Nadie está libre de defectos, y yo el primero. Nunca he guardado rencor por nada y a nadie. La gente que me conoce lo puede decir; digamos que tengo otras cosas más importantes que memorizar que aquellas que, por algún motivo, me han hecho daño y las recuerdo durante años hasta que me tomo mi venganza. No sirve de nada ser rencoroso, y mi memoria la utilizo para otras cosas. Pero a corto plazo, posiblemente, sea algo rencoroso, quizá como mecanismo de autodefensa. Me molesta enormemente ser condencesdiente, poner la otra mejilla, pecar de bondad... o como lo queráis llamar, y que cuando un día no hagas lo que se espera, lo habitual, lo que siempre has hecho, te tachen de alguna cualidad que para nada va contigo. No soy rencoroso; a corto plazo, es posible. Pero por pura cabezonería. Encima de que haces algo que no debes, si lo haces mal, o no lo haces, o lo haces a regañadientes, te llamarán rencoroso. Menos mal que no me creo todo lo que me dicen. Si en verdad fuera rencoroso, mi vida sería totalmente distinta a como es. Las personas que me conocen creo que podrían dar fe... Os recomiendo que visitéis el Paseo de los Tristes, en Granada. Un lugar donde los rencores no existen.

9 comentarios:

  1. Hola manolo,
    Bueno, si es a corto plazo..pero no lo alargues mucho más, el rencor consume demasiada energía y hace más daño al que lo padece.
    Si te gustan una faena te cabreas, es normal, pero no qe hay que dejarlo enquistar que no es sano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Wendy. Bueno, a corto plazo, es una forma de definirlo, pero ya te digo que no soy rencoroso. Como bien dices, más que nada es una faena que no me gusta y que mucho menos ni entiendo, y te cabreas y actúas de forma que parece que te estás vengando... por llamarlo de alguna manera, ¿no? Pero ya te digo, a los diez minutos ni me acuerdo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Uy sí que es bonito ese paseo Manolo... ¡la de sitios que estoy visitando gracias a ti, querido amigo, que con la crisis ya no se puede viajar como antes....!

    Pues yo sí soy rencorosa, no sé si a corto o largo plazo, el caso es que me acuerdo perfectamente de quien me la ha jugado o no y luego me cuesta retomar la relación como si nada. Digamos que soy muy transparene y nada hipócrita (siempre digo todo a la cara, por eso los batacazos que me llevo) y si algo me ha lastimado queda ahí, ya por siempre, como grabado a fuego. Supongo que eso no puede ser bueno...

    Como por lo general soy muuuuuy tranquila (Tauro con todas las de la ley) con el paso del tiempo quizás acabo restándole importancia al asunto y "pasando" de todo, pero eso sí, quien me hirió queda estigmatizado de por vida jejejjejje

    Besos y buen día Muaccckkkksssssssss

    ResponderEliminar
  4. Es inevitable sentir ese “rencor” cuando alguien te toca las narices. Yo más bien creo que no se trata de rencor, simplemente de cabreo y a veces impotencia.
    También tengo ese "rencor a corto plazo". Cuando me hacen algo pienso: “ya me las pagarás, que la venganza se sirve en bandeja de plata”. Pero luego se me olvida.
    Creo que sólo hay dos personas en esta vida a las que sí que les guardo un rencor profundo y está tan pegado a mí que es imposible quitármelo. Curiosamente se llaman igual. Pero sé que no es bueno, el rencor y el odio corroen las entrañas.
    Por cierto Akasha, yo también soy tauro… igual por eso nos parecemos en eso de la transparencia y la no hipocresía.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias Wendy :)

    Akasha, ¿sabes lo que hay encima de ese monte situado a la izquierda con tanta vegetación, en la fotografía? La Alhambra...

    Creo que no tiene nada que ver la hipocresía con el rencor, se puede ser hipócrita sin ser rencoroso, o viceversa. Tampoco mezclemos conceptos, que no sea rencoroso no significa que me olvide de las cosas. Pero como digo siempre, el tiempo pone las cosas en su sitio.

    Tampoco soy muy de horóscopos... pero dicen que los Aries somos muy especiales, ¿no?

    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  6. Anne, puede que incluso el rencor, según comentas y yo ahora me lo planteo, no sea algo demasiado malo... depende de con quien ;-) Bueno, en realidad pienso que el mundo sería un poquito mejor si no hubiera tantos rencores, pero eso es algo tan difícil... tampoco es plan de que unos estén siempre poniendo la otra mejilla mientras sean otros los que siempre están pegando "guantazos"...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. El rencor causa odio, el oido distancia, y la distancia el frío que arropa desatendida, todos los males de la persona...

    Yo a veces, quizá demasiadas, he guardado rencor a aquellas personas que me hicieron daño, fingiendo ser quien no era, solo consiguiendo arremeter contra mis propios pensamientos, y carcomiendome desde dentro, dejando un pesado sentimiento que sólo yo he tenido que cargar.
    Hay personas que no merecen que perdamos el tiempo odiandolas o sintiendo rencor hacia ellas, no se lo merecen...

    Un abrazo, sin rencor, pero si, con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu abrazo, Mayte. Como bien dices, a veces el rencor no lo podemos evitar, por eso dije eso de "A corto plazo"... porque en el fondo, todos tenemos algo de rencor. Lo que tenemos que intentar es que nos dure lo menos posible.

    Besos.

    ResponderEliminar