lunes, 22 de noviembre de 2010

POR LOS CUERNOS

Ese es el problema. Que muchas veces, no sabemos coger al toro por los cuernos. Por mucho que nos empeñemos. Pero es que tampoco se molestan en enseñarnos a cómo realizar esta complicada misión, y al final, pasa lo que pasa. La pelota rebota de tejado en tejado, y se queda en el balcón del más débil. Hay quien no se rinde nunca, por mucho que se le digan las cosas por activa o por pasiva... en este caso, siempre por pasiva. Pero aún así, debería de mostrar la más mínima inteligencia como para entender que ya no es necesaria, ni su persona, ni su actitud, ni su manera de actuar. Que no. Que no se trata de heredar, de preocuparse por lo que has dejado atrás, de hacerte notar, de querer ser poco menos que imprescindible. Cuando a uno le llega la hora, debe de saber reconocerlo. Eso es algo que valoro mucho en la gente. Pasó tu momento. Sea bueno, regular o malo. Simplemente, pasó. Acéptalo y vive el resto del tiempo sin mirar atrás. De lo contrario, serás siempre como una babosa... dejando rastro por donde pasas. Y a mi, la verdad, me da un poco de repelús...

10 comentarios:

  1. Muy bien dicho, si señor, no hay que mirar atras hay que aprender de lo vivido y continuar con optimismo y confianza, lo demás no ayuda.
    Por cierto, tu telaraña sabe hablar, menuda me ha caido jajajjajajjaja.
    Muchos besos y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Manolo:
    Últimamente estás de un imparable, que casi resulta imposible pillarte, en el buen sentido eh jejeje

    Los toros a mí es que no me gustan demasiado, me imponen, respeto, cosa que no me imponen los que tú bien nombras, los erre que erre...
    Los que no asumen su derrota, y se afianzan y emigran al pasado una y otra vez, tal vez recordando su momento de "gloria" y se empezinan en vivir siempre en el mismo momento caduco.
    A veces asumir derrotas cuesta, pero como bien dice hoy tu post, hay que coger el toro por los cuernos y batallar siempre, sea cual fuere el destino que nos depara.

    Un abrazo amigo, cada vez te admiro más, solo quiero que lo sepas, pero que no haya gracias de vuelta por favor, abstengámonos de la cortesía por una vez ;)

    Dulces sueños.

    ResponderEliminar
  3. A veces no es que no sepamos coger al toro por los cuernos, es simplemente que da miedo. Nadie nacemos con ese libro de instrucciones bajo el brazo, sólo que algunos tienen más capacidad para aprender que otros. Hay gente que se adapta y sigue hacia delante y hay gente que como tú dices…se queda ahí.
    Yo la verdad es que soy muy testaruda y sólo cuando ya veo que algo es imposible, que molesto o que puede traer graves consecuencias, sólo en ese momento ceso en mi intento.
    Soy de las que piensan que hay que intentar las cosas, pero como tú dices, avanzando y no dando el coñazo. Difícil, a mí también me da miedo ser como esos músicos que sólo tocan una nota, debido a mi obstinación.
    Por cierto, muy mono en la anterior foto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Muy bien dicho. Nadie nos explica cómo se hace eso de "pillar el toro por los cuernos" para intentar salir airoso de cualquier situación complicada. Sin embargo creo que cada uno lleva dentro de sí las respuestas , aunque en muchas ocasiones sean estas erróneas. Lo mejor es obrar siempre siguiendo tu propio instinto, aceptando los mandatos de la cabeza o el corazón (yo es que soy mucho de corazón jejejee)y aceptando que uno se equivoca llegado el caso, que nadie ha nacido aprendido tampoco.

    En cuanto a esos que se niegan a aceptar que su tiempo pasó... ¿qué decirte? Se aferran a ese pasado glorioso como el niño que está en el columpio y no lo quiere compartir con los demás que lo miran anhelantes.¡Y venga arriba y venga abajo y el tío que no se suelta jajajajjajja!

    Me gusta la foto del toro, aunque desde esa perspectiva me has despistado un poco jijijiji

    Besos Manolo

    ResponderEliminar
  5. Hola Wendy, ahora me paso a ver qué dice la araña... será jodida, jajaja...

    En cuanto al texto, como ya dije, el problema es que nadie nos enseña a mirar atrás...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Mayte... pues nada, sin gracias de vuelta :)

    A mi tampoco me gustan los toros, la verdad, lo encuentro un espectáculo un poco lamentable... pero en fin, hay tantos sin sentido en esta vida... Menos mal que el de la foto no se mueve :)

    No me refiero únicamente a los que salen derrotados, también me refiero a los que se creen que salen ganando, pero aún así, se resisten a abandonar un pasado que ya no les pertenece, porque ellos mismos han decidido seguir ese otro camino, quizá por perdedores, quizá por ser vencedores de algo que ni ellos mismos saben.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Anne, gracias por lo de la foto... la verdad que mono sí que parezco.

    Tampoco van por ahí los tiros, no es por cabezonería, digamos que es por orgullo, por prepotencia, los que dejan un pasado pero quieren seguir interferiendo en el mismo. Gente que necesita que se le reconozcan méritos que en verdad no tienen, pero que no se dan cuenta de ello. Creen que todo ha funcionado bien gracias a ellos y que, aunque ahora han subido a otro tren, no dejan de mirar al interior del tren que, voluntariamente, han dejado escapar. Para bien o para mal. Eso lo dirá el tiempo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Akasha, te has acercado bastante a lo que quería expresar. Aparte de que ese niño ya tiene un columpio nuevo, no deja que nadie ocupe el viejo, el que antes estaba usando. Por si fuera poco, los demás tratamos de arreglarlo para que vuelva a ser útil y esta gente se empeña en colaborar, ni cuenta se dan de que el columpio viejo, si está estropeado, quizá sea por su propia culpa, por no haberlo cuidado bien...

    Cuántas metáforas estoy empleando hoy... jajaja... en fin, como bien dices, demasiado tenemos los demás, que ya tenemos nuestro camino más o menos definido, como para tener que estar pendiente del que nos acompañaba pero que se marchó por propia voluntad...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. A ver cuántas babosas has visto tú en una plaza de toros. Esta entrada me ha hecho pensar, me gusta. Un placer haberte encontrado.

    ResponderEliminar
  10. Hola Jorge. Yo no he visto ninguna, pero seguramente que las hay. Y en sentido metafórico también.

    Un placer que hayas leído el blog. Entra siempre que quieras.

    Saludos.

    ResponderEliminar